Informe especial

Abril negro en Bahía y la zona: se estabilizó la curva de contagios, pero sigue en alza la de muertes

2/5/2021 | 06:30 |

En los últimos días de abril la curva de contagios dejó de crecer, pero aún se encuentra muy alta. Por ello no baja el uso de camas de terapia intensiva. Esta semana, en promedio, fallecieron 10 personas por día, cinco de ellas en Bahía. Hubo más de 11 mil casos en el mes.

Fotos: Archivo La Nueva.

Juan Ignacio Schwerdt / jschwerdt@lanueva.com

   Bahía Blanca y los otros 14 distritos que conforman la Región Sanitaria I cerraron un abril negro en cuanto a contagios y fallecimientos por Covid-19. Tras dos meses de relativa calma no sólo se dispararon todos los indicadores, sino que varios de ellos batieron récords, y los fallecimientos se triplicaron de una quincena para la otra.

   El dato del que hay que partir para analizar lo que está sucediendo es el del número total de contagios: 11.687 en el mes. Son casi 5 mil más que los 6.631 de enero, el que hasta ahora había sido el peor mes desde el inicio de la pandemia. 

   El promedio diario de casos fue de 390, mientras que en enero había sido de 214 y, en octubre de 2020 -otro de los momentos críticos de la pandemia en la zona-, de 211.

En la segunda quincena de abril se triplicó el número de fallecimientos por coronavirus respecto de los 14 días previos.

   De los 15 distritos que conforman Región Sanitaria I (RSI), 8 batieron en abril su récord de contagios mensuales desde marzo de 2020.

   Los ejemplos más sorprendentes fueron los de Bahía Blanca y Coronel Rosales. El primero registró 6.468 casos, con lo que duplicó a los 3.089 que había tenido en octubre del año pasado, su peor mes hasta ahora. Rosales, en tanto, tuvo 1.216 contagios, con lo cual batió el récord de octubre pasado, que había sido de 680.

   Otro de los récords batidos este mes fue el de casos activos. Ocurrió el 23, con 5.246 en la región, el registro más alto desde que comenzó la pandemia. Lo curioso es que el mes se había iniciado con apenas 1.168, cifra que fue escalando hasta casi quintuplicarse en algo más de tres semanas.

Muertes en aumento

   El resultado de esta tremenda escalada de casos fue el que se temía: un elevado nivel de ocupación de camas de terapia intensiva y de la cantidad de personas fallecidas.

   El nivel general de ocupación de camas llegó al 76,6% en Bahía y la región el miércoles de esta semana, con picos del 100% en varios hospitales. 
El aumento del número de fallecimientos, en tanto, fue alarmante: pasó de un total de 39, entre el 1 y el 14 de abril, a nada menos que 123 entre el 15 y el 28. El aumento fue del 215% en apenas dos semanas.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Ahora bien, si se analizan los registros de Región Sanitaria I semana a semana, se puede observar que la curva de víctimas fatales sigue en franco ascenso. En la primera semana del mes los fallecimientos fueron 23; en la segunda, 16; en la tercera, 52; y, en la cuarta, 71. 

   Dicho de otra forma: abril cerró con un promedio de 10 muertes por día a causa del Covid-19 en la región, cinco de las cuales ocurrieron en Bahía Blanca.

   ¿Qué puede suceder de aquí en más en este aspecto?

   Para determinar eso se debe considerar el índice de letalidad del coronavirus en la región, que tras 14 meses de pandemia es del 2,17%; es decir, por cada 1.000 personas que se contagien, aproximadamente unas 22 fallecerán. 

   Partiendo de esa base, si se mantiene el número de contagios de las últimas dos semanas de abril -que fluctuó entre 3.000 y 3.300 casos-, las víctimas fatales serán de 66 a 73 por semana, al menos en la primera quincena de mayo.

   Por ello desde autoridades hasta especialistas en epidemiología insisten: no basta con aplanar la curva de contagios, sino que hay que trabajar activamente para reducirla.

   “Que se haya estabilizado el número de casos diarios es importante, pero no soluciona el problema porque actualmente es muy alto. Hay que reducirlo ya, o la saturación de las terapias intensivas va a continuar”, dijo esta semana por LU2 la doctora Lucía Cavallaro, integrante de la Sociedad Argentina de Virología.

Mirá también: Las terapias intensivas siguen a pleno y cada vez hay más temor al “doble colapso”

   En el ámbito de Región Sanitaria I se puede observar con claridad lo descrito por la profesional. 

   En la última semana de abril los casos totales fueron 2.970, cuando en la semana previa habían sido 3.327 y, en la anterior, 2.810. 

   Los casos activos, en tanto, llegaron a su pico de 5.246 el viernes 23, pero de allí en más fueron decayendo hasta ubicarse en torno a los 5.000 sobre finales de esta semana.

   Estos números sugieren que efectivamente la curva de contagios se estabilizó, o al menos no siguió creciendo. Sin embargo, la cifra de muertos no desciende, como tampoco la de ocupación de camas en terapia intensiva. La única solución es que, como ocurrió en febrero y marzo, los casos diarios vuelvan a bajar. 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias