Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

En Bahía todavía no se detectaron casos con las nuevas cepas de COVID-19

El secretario de Salud Pablo Acrogliano contó que se analiza diariamente el resultado de los hisopados para conocer si las nuevas variantes circulan por la ciudad..

   La llegada de la segunda ola de coronavirus y la aparición de varias cepas de mayor contagiosidad genera preocupación y miedo en todo el país. Y  Bahía no es la excepción.

   El secretario de Salud del Municipio, Pablo Acrogliano, le confirmó a La Nueva que por el momento en nuestra ciudad no detectó la existencia de alguna de las nuevas variantes del COVID-19.

   "Tenemos en marcha un circuito permanente por el cual se envían los PCR de casos positivos del Penna y IACA a los hospitales Gutiérrez o Malbrán  donde se hace la secuenciación para poder determinar la existencia de estas nuevas cepas. Si se hhubiesen detectado ya lo sabríamos", explicó el funcionario.

   Según investigadores entrevistados por BBC News Brasil, hay cuatro señales de advertencia particularmente importantes para monitorear nuevas variantes: aumento de hospitalizaciones, evidencia de reinfección, cambios en los síntomas y la gravedad de la enfermedad, y cambios en los grupos de edad más infectados.

  Horas atrás el gobierno nacional confirmó que en el país hay circulación comunitaria de las variantes de Manaos, California, Río de Janeiro y Reino Unido sin nexo epidemiológico ni contacto estrecho con viajeros.


Pablo Acrogliano

   Esa información surgió del último reporte que presentó el Consorcio Proyecto PAIS -creado desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación- sobre 297 muestras de personas infectadas por SARS-CoV-2 residentes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires, sin antecedentes de viaje al exterior, y de 16 muestras de residentes en Córdoba, relacionados con reingreso de turistas argentinos, contactos estrechos o casos adquiridos en la comunidad.

   Según expertos, la variante de Manaos representa mayor gravedad para la población en general debido a su mayor tasa de contagiosidad, de mortalidad y de reinfección.

   Tanto las variantes de Manaos como la de Río de Janeiro generaron un aumento exponencial de casos en Brasil durante el 2021, alcanzando picos de más de 3600 muertos diarios y 100 mil contagios. Además, uno de los puntos críticos de la primera tiene que ver con una afectación mayor a la población menor de 60 años: según cifras oficiales, en los últimos meses creció del 20% al 27% el número de fallecidos entre las personas que se ubican en el rango etario que va desde los 30 a los 59 años.