Centenario de la AMBB

Los primeros 100 años de la AMBB

28/3/2021 | 06:30 |

"Nuestros fundadores no pudieron entrever el futuro de nuestro ejercicio profesional, pero a ellos debemos agradecerles el habernos dejado una organización en donde, a pesar de un mundo transformado y de una medicina siempre nueva en su contenido, el médico ha sido siempre esencialmente el mismo en su misión de preservar y restaurar la salud". (Dr. Horacio Maturi, 17 de marzo de 1981, en el marco del 60º aniversario de la AMBB).

   El 17 de marzo de 1921, a las 21.30, en la Sociedad Rural de Bahía Blanca, los colegas Isaac J. Anaya, Esteban E. Achinelly, Ramón Ayala Torales, Angel Brian, Aristóbulo Barrionuevo, Osvaldo E. Casanova, Amado P. Cattáneo, Vicente Cenoz, Adolfo D. Cisterna, Eduardo del Pino, Carlos M. Estevanel, Vicente Estévez, Juan E. Fernández, Arcadio Forero, Enrique González, Alfonso Grianta, Juan P. Hemmingsen, Juan M. Hitce, Godofredo Jonás, Alberto J. Medús, Nicolás P. Muzio, Manuel R. Molina, Aureliano C. Molina, Arturo Molina Cubas, Angel M. Marzetti, Francisco M. Perlender, Isauro Robles Gorriti, Carlos M. Robles Gorriti, Juan Rudolf, Pedro A. Saffores, Adrián Morado Veres y Jesús Zárraga fundaban la Asociación Médica de Bahía Blanca (AMBB).

   Su primer presidente fue el doctor Francisco Perlender. Esos 32 visionarios se constituyeron en la piedra fundamental que creó una de las instituciones más antiguas en su tipo de la provincia de Buenos Aires.

   En sus estatutos fundacionales quedaba reflejado lo que hasta hoy, 90 años después, la institución mantiene entre sus más preciados fines:

   1) Cultivar el espíritu científico.

   2) Velar por la ética profesional.

   3) Fomentar la unión y solidaridad de sus miembros.

   4) Defender sus intereses profesionales.

   En 1925 la AMBB ubicó su sede en Belgrano 536, después pasó a O'Higgins 42 (2º piso) y en 1958 arrendó un inmueble en la calle Villarino 177, adquiriendo posteriormente su sede de Gorriti 770 en 1962.

   En 1925 también se creó la Biblioteca de la entidad, publicándose además el primer número de la "Revista Científica de la Asociación Médica". Hubieron de pasar ocho años para que se editara el primer Boletín de la entidad (1933).

   Los cambios acaecidos en el sistema de salud de los argentinos a partir de la década de 1940, promovieron movimientos acordes de las instituciones médicas que acompañaron la profunda mudanza de usos y costumbres en tal sentido.

   Antes de esa década, existía una medicina compuesta por el sector estatal (hospitales públicos) y el sector privado (pacientes particulares). Los unos eran para los indigentes, "pobres de solemnidad" solía decirse entonces, y los otros para los enfermos que podían pagar su tratamiento. La medicina preventiva se resumía a procedimientos de higiene y puericultura y se tendría que esperar más de 15 años para que se comenzara con las vacunas obligatorias.

   La AMBB acompañó estos cambios y en 1945 se afilió a su entidad madre, la Federación Médica de la Provincia de Buenos Aires (Fe.Me.B.A.), que había sido creada poco tiempo atrás. En 1958, ambas entidades apoyaron la creación de la institución que rige la matriculación de profesionales de la medicina en el primer estado argentino, el Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires.

   Si bien hay antecedentes previos, fue en la década de 1960 cuando comenzaron a funcionar las obras sociales tal como se las conoce ahora. La AMBB suscribió sus primeros acuerdos con lo que en el futuro sería el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) (a través de Fe.Me.B.A.) y con la Dirección de Bienestar de la Armada (DIBA) en 1962 y 1965 respectivamente.

   Posteriormente siguieron el Instituto Mercantil Argentino (en el futuro se convertiría en OSECAC) y otras prestatarias de origen sindical. En 1965, la AMBB, con la inolvidable acción del doctor Eduardo de Lasa (p), creó y fomentó el primer sistema de medicina prepaga gremial, el SAMI (Sistema de Atención Médica) que persiste hasta nuestros días.

   En enero y marzo de 1970, la AMBB adhirió a los dos primeros paros nacionales de médicos de los que se tenga conocimiento, convocados por Fe.Me.B.A. y la COMRA en repudio de medidas implementadas por el entonces Ministro de Salud de la Nación, Francisco Manrique.

   En 1975, la AMBB dio su primer presidente de los médicos de la República Argentina (COMRA), el doctor Horacio Maturi, quien junto con José Rucci, a la sazón Secretario General de la CGT, constituyeron la primer paritaria entre prestadores y obras sociales. Esta reunión, continuada después por otros sindicalistas a causa del asesinato de Rucci, fue calificada como "insólita" por los diarios de la época. 

   Ese mismo año la entidad suscribió el primer contrato con el INSSJyP (PAMI), que continuara ininterrumpidamente, con distintas intermediaciones, hasta nuestros días. En este modelo de gestión de sistemas capitados se la reconoce como pionera y es un caso excepcional en el país.

   La eliminación de las garantías constitucionales signada por el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional, afectó también a la AMBB: la entidad fue intervenida por el Ejército Argentino el 25 de junio de 1976.

   Bajo la acusación de apoyar el gobierno democrático de Chile (en 1973 la AMBB había co-firmado una solicitada de la COMRA en la cual se deploraba por el asesinato de Salvador Allende y la caída del gobierno democrático de la vecina república), de subvencionar la agrupación terrorista de Montoneros (hecho que después se demostrara como inexistente) y de administración fraudulenta (la historia se repite hoy), el Tte. Cnel. Oscar R. Chini y el por entonces Capitán Médico Humberto L. F. Adalberti ingresaron a la institución, disolvieron la Comisión Directiva y se erigieron en interventores de facto.

   La Comisión Directiva estaba integrada legítimamente por los doctores Horacio Maturi (p), Jorge Ochoa, Felipe Glasman, Hugo Mendiburu, Francisco Goin, Hugo Príncipe, Armando Arroyo, Saúl Bronfen, Bernabé García del Río, Rubén Matoso, Héctor Urquiola, Ramón Pérez Fontán, Guido Robiolio y Néstor Galassi.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   La intrusión resultó un fracaso absoluto en lo económico, en lo administrativo y en lo prestacional, tal como podía preverse y, demostrada la falacia de todos los cargos (a excepción de la solicitada por los sucesos de Chile), la AMBB fue restituida a sus legítimos dueños, los médicos y, con las proscripciones de los antecitados miembros de Comisión, se convocó a elecciones el 28 de diciembre de ese mismo año --día de los Santos Inocentes--, presentándose dos listas, la Azul y Blanco encabezada por el doctor José Mandolesi y la Unidad que proponía como presidente al doctor Regino Alvarez, la cual se impuso por una diferencia de 43 votos.

   En el año siguiente, una Asamblea convocada al efecto aprobaría la primer compra de acciones del Sanatorio y Maternidad del Sur S.A.; luego habría una segunda adquisición en abril de 1981 hasta que el nosocomio fuera definitivamente comprado por los médicos de la ciudad (agosto de 1987), quienes pusieron en cabeza de la Fundación Médica de Bahía Blanca (Fu.Me.Ba.) su control mediante la cesión de créditos que le hiciera la AMBB, su entidad creadora. Desde esa época pasó a denominarse "Hospital Privado del Sur" (HPS).

   En 1984, la Comisión Directiva presidida por Maturi, previa autorización de Asamblea, adquirió el inmueble de Castelli 213, trasladando la actividad administrativa a ese sitio, preservando el de Gorriti 770 para la actividad científica, recreativa y asociacional.

   En ese mismo año, Felipe Glasman fue elegido presidente de la entidad, siendo acompañado por los doctores Jorge Ochoa y José Mandolesi. Emotivamente, en ese acto se despidió el doctor Horacio Maturi, siendo elogiado por las autoridades entrantes y los asistentes a la Asamblea por su amplísima y exitosa trayectoria.

   Con Glasman se inició una nueva etapa de crecimiento institucional, reestructurando administrativamente a toda la entidad, relanzando sistemas de medicina prepaga, reformulando, modernizando y ampliando la Biblioteca, renovando convenios con la mayoría de las obras sociales, creando el Arancel Diferenciado con Fe.Me.B.A. y actualizando los estatutos asociacionales, adecuándolos a los cambios suscitados en los sistemas de salud de la ciudad y el país.

   También merced a estas reformas, como hecho saliente, se creó el voto de autoridades en los lugares de trabajo y durante toda una jornada y la representación de minorías en la Comisión Directiva.

   En la segunda mitad de los '80, la AMBB comenzó a promover las Asociaciones de Profesionales en los hospitales estatales y privados, creando la Comisión Interhospitalaria local que integró la provincial con sede en la Fe.Me.B.A.

   En 1989 creó el Programa de Ciencias para la Salud (Pro.Ci.Sa.), convenio entre la Fu.Me.Ba. y las Universidades Nacionales del Sur, de La Plata y de Buenos Aires, verdadero germen de lo que años después sería la rotunda realidad de la Carrera de Medicina que disfrutamos ahora.

  En ese mismo año, luego de siete años de ejercer la vicepresidencia de Fe.Me.B.A., el doctor Jorge Ochoa fue elegido presidente de la entidad madre, cargo para el cual fue electo ininterrumpidamente hasta su fallecimiento en un lamentable accidente el 24 de julio de 2011. Además fue presidente de la COMRA y de la Confederación Médica Latinoamericana y delegado a la Asociación Médica Mundial (WMA). Fue reemplazado en FEMEBA por otro dirigente proveniente de Bahía Blanca, el Dr. Guillermo Cobian, quien ha ocupado el cargo hasta la fecha

   En 1993 la AMBB acordó con el Instituto Ferroviario un convenio de asistencia médica para sus beneficiarios, generándose una deuda que, con pagos adicionales, motivara en 1996 la adquisición del hoy Hospital de la Asociación Médica "Dr. Felipe Glasman" (HAM), nombre impuesto luego del asesinato del ex Secretario General de la institución.

   En ese mismo año, la lista Unidad presidida por Glasman gana una nueva elección, por un ajustado margen de 15 votos sobre la titularizada por el doctor José Iturrioz.

   En 1996 la AMBB co-fundó, conjuntamente con la Federación Médica del Conurbano (Fe.Me.Con.), su similar de Bioquímicos (F.A.B.A.), la Federación de Clínicas de la pcia. de Bs.As. (Fe.Cli.B.A.) y otras entidades, la Aseguradora de Riesgos de Trabajo (ART) "Responsabilidad Patronal".

   Luego, la Asociación vendió la mayor parte de sus acciones al Círculo Médico de La Matanza y por los cambios suscitados en la ley que diera origen a las ARTs, la empresa fue liquidada, quedando a la fecha pendiente la restitución del capital remanente por parte de la Superintendencia de Seguros de la Nación.

   En el año 2000 se registró uno de los conflictos más significativos dentro de la historia política institucional. Precedidas de una inusualmente agresiva campaña, confrontaron dos listas para las elecciones de ese año, Alternativa Gremial y Unidad. La primera de ellas, con el ahora ya incuestionable apoyo de las autoridades municipales y provinciales de la época, resultó perdidosa por 37 votos (479 a 442), siendo Felipe Glasman reelecto por otro período cuatrienal.

   Desgraciadamente, no podría finalizar su mandato, el 28 de agosto de 2002 caería bajo los balazos de un asesino por encargo, pagado por autor/es intelectual/es que aún hoy permanece/n impune/s.

   A partir de allí, contrariamente a lo buscado, esta incalificable situación fortaleció a la entidad en sus principios institucionales y unificó a sus dirigentes, ya que, además de la habitual y profusa actividad que siguió sin hesitaciones, la AMBB se dedicó a reclamar incansable y tesoneramente por el esclarecimiento del crimen, sin que se lograra una justicia plena hasta la fecha.

  En 2002, Glasman fue sucedido por el Fernando Carignano, quien fue electo en dos oportunidades acompañado por el Dr. Vecchi en la primera y por el Dr. Deguer en la segunda oportunidad.

   Esta dirigencia tuvo que enfrentar el embate de la justicia y pasó de ser víctima a victimaria y fue acusada no solo de ser autores intelectuales del asesinato de Felipe sino de cometer defraudaciones varias.

   El punto de inflexión fue el circo montado para el allanamiento de la entidad en 2007, donde se trajeron efectivos de la ciudad de La Plata y se cerró la calle con un colectivo de transporte de pasajeros.

   Los años subsiguientes, la institución alternó las actividades gremiales con la defensa legal, recién en 2016 luego de dos fallos uno del juez Mércuri y un subsiguiente de la Cámara de Apelaciones se determinó luego de muchos años de acoso y falsas acusaciones se llegó al final de la batalla sostenida contra la fiscalía y algunos medios periodísticos, durante 15 años sostuvimos con orgullo las mismas banderas y principios.

   La Cámara rechazó la presentación de la Fiscalía por inexistencia de delito, fundada en la “atipia de los cargos” (esto significa no ajustados al derecho penal) y por la “orfandad probatoria” (esto es ausencia de pruebas), sobreseyendo a todos los imputados.

   En el 2012 es sucedido el Dr. Carignano por el Dr. Deguer  quien fue reelegido por un segundo período junto al Dr. Oscar Arias, hasta la fecha.

   Los objetivos han sido el cierre de las heridas de muchos conflictos mantenidos por la institución en varios frentes, el fortalecimiento de los Hospitales gremiales, el transformar la gestión y encaminarnos hacia el papel cero a través de herramientas como el Metavalidador, y el sistema informático para Hospitales como el HELIOS fomentar la atención primaria a través de sistemas de atención ambulatoria médicas integrales (SAAMI). Llegamos al año 2020 donde la pandemia encuentra a la institución articulando con los medios públicos y brindando una lucha sin descanso contra el COVID-19, estamos orgullosos del trabajo de nuestros médicos, del sacrificio de los hospitales, y de la articulación publico privada con el manejo del 147 junto al Hospital Municipal y la coadministración de una Unidad de cuidados mínimos ambulatorios (UCMA) junto a la Municipalidad.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias