Bahía Blanca | Jueves, 08 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 08 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 08 de diciembre

Los imperdibles para aprovechar Buenos Aires como turista

Propuestas culturales, circuitos para recorrer los barrios, espacios verdes y mucha gastronomía de calidad, son algunas de las excusas para pasar unos días en la interminable capital.

Vista aérea de Plaza de Mayo. Fotos: gentileza Ente de Turismo de Buenos Aires.

   Los viajes a Buenos Aires desde el interior suelen ser por necesidad: visitar a amigos, familia, hacer trámites o asistir a algún evento, pero ¿consideramos a la capital como un destino para ir de vacaciones?

   El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires está apostando por revitalizar una de las áreas más golpeadas por la pandemia con una oferta renovada, que tiene en la mira la circulación de turistas nacionales. En octubre, Bahía conoció parte de esta propuesta con la llegada del camión “BA más cerca”, un proyecto del Ente de Turismo que busca incentivar la promoción cruzada de la actividad en destinos del interior.

   Según datos de ese organismo, en 2019 CABA logró un récord histórico de visitantes: llegaron 2,9 millones de turistas internacionales y 6,9 millones de turistas nacionales, con casi un 30 % proveniente de la provincia de Buenos Aires. De los turistas nacionales, más de la mitad (52 %) viajó para visitar a familiares o amigos, el 24 % lo hizo por vacaciones, el 7 % por negocios, y un 17 % por trámites personales, estudios u otros motivos.

   Lo cierto es que Buenos Aires no es el típico destino para unas vacaciones relajadas, sino todo lo contrario: el turismo urbano invita a enchufarse, a hacer una escapada para recorrer una ciudad que tiene actividades a toda hora y para todos los gustos.

Centro de testeo y vacunación en La Rural.

   Buenos Aires cuenta con un programa turístico llamado "Súper Viaje", que ofrece promociones en alojamiento y transporte, con descuentos que van del 10 % al 50 %. Se puede acceder a ellas en turismo.buenosaires.gob.ar/es/SuperViaje.

   Además, la Ciudad se preparó para recibir turistas en el marco de la pandemia y ofrece testeos de COVID-19 gratuitos, tanto al llegar como al finalizar la estadía. 

   Museos

   El tradicional museo de la Cuidad de Buenos Aires, ubicado en San Telmo, recibió durante la pandemia una lavada de cara y este 30 de octubre reabrió sus puestas como Buenos Aires Museo: una experiencia participativa que muestra, además de la historia de la Ciudad, lo que es Buenos Aires hoy.

Buenos Aires Museo.

   Con mucha tecnología, este museo ofrece un entretenido recorrido a lo largo de dos ejes: el sociocultural, por un lado, y el arquitectónico, por otro. Está pensado para mostrar la diversidad de la Ciudad y darle la bienvenida al turista, por lo que se recomienda como el punto de partida en la visita.

El rock nacional es una parte importante del BAM.

   A unas cuadras del lugar se encuentra el Zanjón de Granados: una enorme propiedad construida hacia 1830 por una familia aristocrática, que luego de la epidemia de fiebre amarilla se convirtió en conventillo y supo albergar a más de 20 familias -que compartían dos baños y una cocina- y que, a partir de 1985, fue revalorizada con arduos trabajos arqueológicos tras el intrigante descubrimiento de lo que yacía debajo.

El Zanjón de Granados.

   Es que la casona está construida sobre unos enormes túneles que se conectan con las propiedades aledañas y habían funcionado como entubado de dos arroyos que desembocaban en el Río de La Plata, que por entonces se encontraba a 200 metros del lugar, pero hoy está a más de dos kilómetros por el terreno que le fue ganando la ciudad.

   Los turistas pueden recorrer la laberíntica propiedad con visitas guiadas que detallan las curiosidades de la misma.

   Por otra parte, una propuesta innovadora es la muestra Colón Fábrica, ubicada en el distrito de las artes del barrio La Boca. Allí se exponen las escenografías que fueron fabricadas especialmente para las producciones del teatro Colón. El recorrido, inaugurado el 30 de octubre, permite conocer de cerca los imponentes trabajos que se ven de lejos en las obras. 

La muestra de Colón Fábrica.

   Circuitos caminables: turismo en barrios

   Una invitación que surgió durante la pandemia dirigida a los habitantes porteños, ahora se convirtió en una alternativa para los turistas de todas partes. A través de guías online o descargables, la propuesta de Turismo en Barrios posibilita conocer de cerca la cultura porteña transitando espacios verdes, arquitectura, murales, rincones especiales, clubes o propuestas gastronómicas emblemáticas, junto con su historia y curiosidades.

El Paseo de la Historieta se puede visitar en uno de los circuitos del Casco Histórico. A metros de la estatua de Mafalda, está la casa donde vivía Quino.

   Desde el Ente de Turismo detallan que esta iniciativa busca promover “el aprovechamiento del espacio público, garantizando la movilidad y el transporte seguro, en pos de recuperar la actividad económica de cercanía” de la Ciudad.

   Actualmente la propuesta cuenta con 16 circuitos, que están disponibles online: Belgrano (con 2 opciones), Colegiales, Chacarita, Villa Crespo, Barracas, Puerto Madero (que incluye el barrio Rodrigo Bueno y Recoleta), Circuito Verde (que incluye Palermo y Recoleta), Casco Histórico, con 3 opciones de recorrido y, por último, 4 opciones para recorrer la Ciudad en bici.

La Casa Mínima, ubicada en uno de los circuitos del Casco Histórico.

   Espacios verdes: el Jardín Botánico

   Un oasis en el medio de la ciudad: al cruzar la entrada, la temperatura desciende considerablemente bajo la sombra de las imponentes tipas. Ubicado en Palermo, el predio de casi ocho hectáreas del Jardín Botánico cuenta con plantas exóticas y autóctonas, dividido en sectores por continentes.

   El lugar da la opción de tener visitas guiadas, que aportan una mirada histórica del lugar, junto con curiosidades e información de las distintas especies exóticas, y el paseo invita a perderse por sus senderos para refugiarse del calor del verano.

La casona del Jardín Botánico pertenecía a Carlos Thays. 

   Gastronomía

   Si hay algo que hoy está en auge en la Ciudad, es la cocina. Buenos Aires proyecta ser el polo gastronómico más importante de la región a nivel internacional, ya que conviven en ella personas que traen preparaciones de distintos países, además de ser la "vidriera" de los sabores de las provincias argentinas hacia el mundo.

   Hoy emergen los mercados gastronómicos, que se reinventan y promueven una cocina de alta calidad a precios accesibles. Tienen su propia personalidad, como ocurre en los senderos del Mercado de San Telmo, donde se yuxtaponen las clásicas tiendas de compra-venta con comercios de frescos y e innovadores locales de comida que apuestan a una vuelta de tuerca gourmet en sus platos.

El Mercado de San Telmo.

   El Mercado, que está surgiendo con ganas tras los meses más duros de la pandemia, es una de las propuestas que buscan revitalizar el microcentro porteño: esa zona perdió mucho movimiento durante el aislamiento, ya que sus oficinas habían sido reemplazadas por el home office, pero lentamente se va recuperando.

Pizzería "Guerrín", un clásico de Av. Corrientes.

   Como contracara, esa situación dio el puntapié a que la oferta gastronómica se diversificara: se afianzaron con fuerza zonas como Chacarita y Villa Crespo, con amplia oferta de vermuterías, o Villa Devoto, que se está instalando como distrito de vinos.

Restaurant "El Preferido", ubicado en Palermo.

   Lo cierto es que en Buenos Aires hay para todos los gustos: quienes prefieren una experiencia clásica, una pizza con fainá a la salida al teatro en Corrientes no falla; pero aquellos que buscan innovación, basta con dar una vuelta por Palermo y encontrarse con lugares extravagantes que fusionan las comidas de distintas culturas con personalidad propia.

"El Niño Gordo", en Palermo, combina cocina asiática con parrilla criolla.