Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Hallazgo excepcional: estudiantes de Geología participan en la excavación de un perezoso gigante

El esqueleto, que se encuentra casi completo y tiene entre 8 y 24 mil años, fue encontrado en un camino rural cerca de Coronel Pringles.

Fotos: Centro de Estudiantes de Geología y Medio Ambiente - UNS.

   Un grupo de estudiantes de la licenciatura en Ciencias Geológicas de la UNS participa de excavaciones para extraer el esqueleto de un perezoso gigante que data del pleistoceno tardío, entre 8 mil y 24 mil años atrás, y yace en un camino rural cerca de Coronel Pringles.

   Se trata de un hallazgo excepcional, ya que el esqueleto está casi completo y en la provincia de Buenos Aires “es más común encontrar esqueletos aislados o rotos”, contó un integrante del equipo de excavación, Valentín Alfaro, en diálogo con CNN Bahía.

   Por eso, los trabajos se realizan cuidadosamente y con mucha paciencia: utilizan cinceles, punzones, cepillos de dientes y hasta herramientas odontológicas, “que no dañen lo que estamos tratando de rescatar”, agregó el estudiante.

   Según detallaron desde la institución, el ejemplar encontrado es un robusto perezoso terrestre que habría alcanzado los 3 a 4 metros de largo y hasta 1,5 metros de alto, con un peso aproximado de 1 tonelada. Se lo ha clasificado dentro de la subfamilia Scelidotheriinae, dentro de la extinta familia de perezosos Mylodontidae, en base a la anatomía general de su cráneo que fue extraído junto con el brazo derecho en 2020.

   Esto es así porque el hallazgo tuvo lugar en febrero del año pasado y las excavaciones, que habían comenzado en marzo, fueron suspendidas por la pandemia y volvieron a su curso el 2 de noviembre de este año.

   El descubrimiento se acredita a un pariente de los dueños del paraje La Paloma, a 9km de Coronel Pringles, que estaba paseando cerca del lugar y “encontró un fragmento en el suelo que le pareció raro”, de acuerdo con otro de los estudiantes que dialogaron con el programa De Palabra, Guido Pastega.

   En el paraje, a cargo de Cristian Kurtz y Carina Lagleyze, se ubica un Museo Histórico Cultural. Tras notar que la pieza podría tratarse de restos óseos, “llamaron al museólogo local, Lucas Tobio. Él fue, excavó un poquito y se dio cuenta que era realmente hueso y terminaba siendo la parte superior del cráneo” contó el estudiante.  

   Entonces comenzó la excavación liderada por el paleontólogo Cristian Oliva, del Centro de Registro del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico (CRePAP), acompañado por el museólogo mencionado -responsable local de Museos y Patrimonio- y por Emiliano Strissolo. Además, nueve estudiantes de la licenciatura en Ciencias Geológicas participan del proyecto en dos turnos: Eliana García, Franco Pastega, Franco Vallejos, Guido Pastega, Kevin Kuhnle, Martina Valdovino, Nahir Lafferrayrie, Valentín Alfano y Valentina Griffiths.

   El grupo debe extremar los cuidados para hacer una correcta excavación: “los restos están en unas condiciones de preservación bastante delicadas” porque “están en una calle y los cubría literalmente una película de tierra”, añadió Pastega.

   “Si sos curioso y te interesa buscar, no vas a terminar nunca de aprender cosas sobre geología”, destacó. “Muchas veces, el acercamiento a la geología o paleontología, pasa mucho por el imaginario: te imaginás Jurassic Park, obvia referencia”. Sin embargo, “después te das cuenta, acercándote a la carrera, del abanico inmenso de áreas donde puede trabajar un geólogo y de lo interesante que es”.

Acerca del perezoso gigante

   El animal encontrado es un milodóntido, mamífero extinto hace aproximadamente diez mil años, de grandes proporciones y emparentado con los armadillos, los osos hormigueros y los perezosos actuales. Habitó en las praderas del sur de Argentina y de Chile, coexistió con el ser humano y posiblemente el hombre haya sido su mayor depredador.

   El paleolítico superior –entre 40 y 10 mil años atrás- está asociado a la aparición del homo sapiens, que vivía en pequeños grupos de cazadores y recolectores, con sencillas herramientas de piedra, madera y hueso, y vestimenta de pieles y cueros.

   El ejemplar hallado en la zona podría aportar datos de gran interés, ya que todavía se discuten las causas de la extinción de numerosas especies de mamíferos. La última glaciación terminó hace unos 11 000 años, período en que las faunas de mamíferos sufrieron cambios importantes. Solamente en En Sudamérica se extinguieron 46 géneros, incluidos los roedores, carnívoros, pecaríes, camellos, ciervos, desdentados, litopterno, notoungulados, caballos y mastodontes.