Crecen las posibilidades de sumar otro buque rompehielos a la Armada

22/8/2020 | 10:38 |

Se trata del "Aurora Boreal" una unidad usada que sería cedida a un costo simbólico. Mientras tanto avanzan las tareas de mantenimiento del "ARA Canal de Beagle".

Adrián Luciani
aluciani@lanueva.com

  
   Aunque aún nada está definido, crecen las chances de sumar otro buque rompehielos a la Armada Argentina.

   Según pudo saber La Nueva uno de los mayores obstáculos para la llegada del “Aurora Australis”, quedó superado días atrás al fracasar la campaña iniciada en Australia para que sea destinado a museo, tras haberse desempeñado durante más de 30 años en las misiones antárticas de ese país.

   El buque sería cedido a la Armada Argentina a un precio simbólico, unos dos millones de dólares, según trascendió y la empresa propietaria del barco P&O Maritime, tiene despejado el camino para encarar la operación. Meses atrás la empresa dio a conocer sus intenciones de vender el buque, que se encuentra en condiciones operativas, en más de 10 millones de dólares.

   De acuerdo con medios australianos, Paul Fletcher, el ministro federal de Comunicaciones y Seguridad Cibernética de ese país firmó el permiso de exportación del barco construido en 1989.

   De esta manera se elimina la calificación que se le había otorgado como un objeto protegido, según la ley del patrimonio de la Commonwealth .

    “Sin el apoyo del gobierno o fondos privados sustanciales, ninguno de los cuales llegará, a pesar de meses de trabajo, no podemos hacer una oferta a P&O Maritime para comprar y preservar Aurora Australis nosotros mismos", dijo la directoria de la Fundación Aurora Australis (AAF), doctora Melanie Van Twest. 

   "La junta de AAF acepta con tristeza y pesar que no hay nada que podamos hacer para evitar que el “Aurora Australis” sea vendido a un propietario extranjero y / o se separe como chatarra".

   Ahora, ya destrabado el proceso de donación, la Armada está esperando los pasos a seguir para recibir al buque.

   Las versiones en cuanto a una segura incorporación se robustecen si se tiene en cuenta que este mes, al informar al Congreso cuáles serán los programas de reequipamiento para la Armada, el ministerio de Defensa, encabezado por Agustín Rossi, dijo que hay un ofrecimiento de un buque rompehielos, en carácter de donación, el cual podría estar disponible en forma inmediata.

    Si bien no se dio a conocer el nombre del buque, todo hace presumir que se trataría del “Aurora Australis”.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   La noticia, como era de esperar, generó cierta polémica en las redes sociales sobre la conveniencia  o no de sumar unidades que en otros países son reemplazadas por otras más modernas.

   De todas formas, como vino informando este diario, la necesidad de contar a corto plazo con un buque polar que acompañe al rompehielos "Almirante Irízar" en las campañas antárticas terminó decidiendo al gobierno a intentar la compra de un rompehielos de segunda mano en el extranjero y no optar por la construcción nacional de una unidad de apoyo.

   Como se vino informando, se trata de un rompehielos de 30 años de antigüedad que hasta hace poco se encontraba al servicio del Programa Antártico Australiano y ahora será reemplazado por el “Nuyina”.

   Posee una eslora de 94,91m, y una manga de 20,3m, desplazando 8.158 toneladas.

   Es propulsado por dos motores diesel marca Wärtsilä, pudiendo lograr una velocidad máxima de 16,8 nudos y romper hielo hasta un grosor de  1,23 metros  a 2,5 nudos.

   También tiene capacidad para 29 contenedores, laboratorios para investigación biológica, meteorológica, y oceonográfica, y fue diseñado con un plataforma de arrastre para el desarrollo y la recuperación de instrumentos de investigación mientras navega.

   La posibilidad de contar rápidamente con un buque en buenas condiciones operativas, y a un costo irrisorio,para apuntalar las expediciones antárticas e ir formando personal, fueron las razones que impulsaron a la Armada a decidir su incorporación.

   Para más adelante  quedará la posibilidad de construir un buque polar en nuestro país. 

   El último fue el "Bahía Paraíso", botado en 1980 en Dock Sud y hundido en la Antártida, en 1989.

   También se encuentra en su etapa final la puesta a punto del transporte "ARA Canal de Beagle" para tareas logísticas entre Buenos Aires y el puerto de Ushuaia.

   Esta nave, tras el incendio del Irizar, efectuó durante varios años el abastecimiento antártico.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias