El comercio no levanta: las ventas no aumentan desde la reapertura presencial

7/7/2020 | 06:30 |

Después de casi un mes de reapertura con protocolos los números siguen en picada. Estiman que se vende apenas un 40% de lo que se comercializaba antes de la pandemia.

Fotos: Rodrigo García y Emmanuel Briane- La Nueva.

Sergio Prieta/ sprieta@lanueva.com

   Pese a que pudieron abrir sus puertas con un estricto protocolo aprobado por el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, los comercios bahienses siguen inmersos en la crisis generada por la pandemia de coronavirus.

   Varios propietarios de locales coincidieron en asegurar que venden apenas entre un 30 o 40% de lo que se vendía antes del 20 de marzo y que lo recaudado no alcanza para cubrir los costos.

   Algunos, a pesar de estar habilitados para trabajar de 9 a 17, deciden cerrar antes de las 15 teniendo en cuenta que el centro queda vacío después de ese horario.

   El 8 de junio el secretario de Gobierno, Adrián Jouglard, confirmó que los locales de indumentaria y calzado quedaban habilitados para volver a funcionar tras mes y medio de estar cerrados o de poder vender solo mediante las redes sociales.

   En aquel entonces los comerciantes aseguraban que apenas se vendía en promedio un 10% si se comparaba con las semanas previas al inicio de la cuarentena estricta. Ante este panorama muchos quedaban al borde de la quiebra.

   “En líneas generales hay una caída del 60% tranquilamente con respecto al año pasado. La situación es muy crítica porque la venta online siguen siendo igual o poco menos que días atrás”, contó Luis Amore, dueño de una tienda de calzados e integrante de la Corporación del Comercio la Industria y Servicios.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “La gente quizás tiene miedo de salir al centro pero fundamentalmente el problema es que no hay dinero”, agregó.

   Incluso contó que pese a que se logró el permiso para trabajar también los sábados de 9 a 17 muchos comercios cierran después de las 13 porque no vale la pena pagar extras y otros gastos ya que “en el centro no queda nadie”,

   “En años me pasó que mi negocio quedara vacío durante varias horas. Muchos locales van a cerrar porque esto se precipita y no le encuentran salida”, afirmó.

   “Con suerte estamos vendiendo un 20 o 30% de lo que se vendía antes de la pandemia”, dijo Paula San Román, propietaria de tres locales céntricos: dos de ropa para chicos y otro para mujeres.

   “Anda muy poca gente por el centro y con los ingresos alcanza para pagar algún sueldo y parte de los impuestos y nada más. Mantener el alquiler al día es imposible”, dijo.

   Contó que el nivel de ventas que mantiene está ligado a su clientela más exclusiva y otro problema tiene que ver con que muchos dueños pretenden cobrar el 100% del alquiler ante la reapertura.

   “Los primeros meses se bonificaron porque estábamos cerrados e incluso hubo algunos colegas que no pagaron, otros que abonaron la mitad y otro porcentaje logró algún acuerdo, pero ahora muchos pretenden cobrar la totalidad y eso nos puede llevar a la quiebra definitiva”, aseguró.

   “La ropa masculina no se vende mucho. Estoy abriendo de 9 a 13 porque no tiene sentido quedarme hasta las 17, ya que no queda gente en la calle”, comentó Fabián Gómez, dueño de un local en una de las galerías bahienses.

   "Es realmente muy preocupante todo esto porque no parece haber salida y uno entra en estado de desesperación. Las ventas cayeron más del 60% comparadas con fines del año pasado”, se lamentó.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias