Coronavirus

“Parecía que el corazón se salía de mi pecho y me ahogaba”

31/7/2020 | 16:07 |

El exfutbolista Juan Carlos Nani, de 69 años, recibirá el alta mañana al mediodía luego de estar diez días internado por el Covid-19. “Pasé por el mismo infierno”, relató.

Juan Carlos Nani. Foto: Archivo La Nueva.

Por Javier Oscar Schwab / jschwab@lanueva.com

    La odiesa de Juan Carlos Nani durará hasta mañana al mediodía, cuando reciba el alta. Así se lo anticiparon los médicos del Hospital Español, donde ya cumplió 10 días de internación desde que le diagnosticaron Covid-19.

   El "Gringo" atendió su celular desde una sala privada del hospital, donde se encuentra acompañado de su esposa Sonia (Demattía) y aislado de todo.

   “Pasé por el infierno, sentía que me moría. Parecía que el corazón se salía de mi pecho y me ahogaba. Los primeros días fueron terribles”, relató, aún con signos visibles de tener que esforzarse para poder respirar, el exfutbolista de Puerto Comercial, Tiro Federal y Huracán, en la Liga del Sur; Boca Juniors, Argentinos Juniors, Lanús, Celta de Vigo, Gimnasia, Chacarita, Banfield y Defensores Unidos de Zárate.

   La vida del “Gringo” siempre estuvo pegada al fútbol, pero también vivida intensamente con otros placeres que se permitió disfrutar, como ser fumador durante 35 años, algo que agravó su cuadro notoriamente.

   “Me hizo de goma. No sé explicar cómo me lo pesqué, porque yo andaba por todos lados: el mercado de frutas y verduras, los almacenes, los clubes, el barrio... Venía complicado con los pulmones antes de la pandemia y también soy diabético, pero como tanta gente no creía mucho en que me podía tocar”, contó.

   Siempre dispuesto a festejar cada frase con una carcajada, algo que esta vez quedará para futuras reuniones entre amigos, Nani describió al coronavirus como algo terrible.

   “El año pasado tuve que afrontar una neumonía. No tenía síntomas de fiebre y dolor de garganta, pero hacía como 20 días que me dolían muchísimo las piernas y me agarré una tos terrible”, reveló

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Cuando ya no pude más le dije a mi señora que me llevara al hospital. Llegué a duras penas y ahí sí que quedé a la buena de Dios”, afirmó Nani, quien agradeció la colaboración de los enfermeros y de los médicos Daniel Barca y Ficcadenti.

   “Nací de nuevo. Fue el partido más difícil de mi vida, no se lo deseo ni a mi peor enemigo”, remarcó.

 
En su etapa como DT en su querido Huracán de Ingeniero White.

   Sus hijos Carina Fabiana, Marcelo Césary Bárbara Lorena también están cumpliendo con la etapa de aislamiento.

   “Por suerte no se contagiaron”, contó, señalando que los próximos pasos serán de cuidados intensivos por su condición de "alto riesgo".

   “Ahora estoy inmunizado, pero no me puedo descuidar. Tengo los pulmones destruidos, será todo un logro volver a caminar en el corto plazo”, remarcó.

   “Quiero agradecer el apoyo de Luis (Vidili), quien me alegró el día hoy al decirme que podré volver a mi casa mañana”, puntualizó.

   -¿Qué mensaje tenés para quienes pensaban como vos?

   -Que se cuiden porque no es una joda. Uno se cuida y se descuida, pero este bicho no te perdona. El poder contarla me va a ayudar a convencer a mucha gente que le resta importancia a esta enfermedad.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias