Cuarentena: con el aumento de la circulación crecen las denuncias

30/5/2020 | 07:30 |

La estadística refleja que la flexibilización del aislamiento decretado por el gobierno determinó un incremento en la cantidad de causas respecto de la primera parte de la restricción impuesta para frenar el brote de la enfermedad.

Fotos: Emmanuel Briane y Archivo LN.

   Desde fines de marzo nuestro país transita el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el gobierno nacional, como una forma de intentar frenar el avance del COVID-19.

   La restricción de circulación se hizo notar en todos los ámbitos, incluso en el que tiene que ver con la inseguridad.

   Esta circunstancia, sumada a una mayor presencia policial en las calles y controles estrictos, influyeron para que la cantidad de hechos cayera de manera importante respecto a períodos similares de años anteriores.

   Sin embargo, el análisis del comportamiento delictivo de los más de 60 días de cuarentena que transitamos evidencia un incremento en la cantidad de causas iniciadas por la fiscalía a partir de mayo, coincidente con la flexibilización del aislamiento y la apertura de algunas actividades.

   De acuerdo a información proporcionada por el Ministerio Público Fiscal, entre el 20 de marzo (inicio del aislamiento) y el pasado 30 de abril se pusieron en marcha 1.726 investigaciones preliminares (1.611 hechos consumados y 115 tentativas) por delitos registrados en nuestra ciudad y la zona.

   En tanto, durante los primeros 20 días de este mes -la mitad del período anterior- se iniciaron 1.143 causas (1.040 delitos perpetrados y 103 que no se consumaron).

   Estas cifras determinan un promedio de 42 investigaciones diarias que los distintos fiscales iniciaron durante la primera etapa de la cuarentena, mientras que los números del mes en curso arrojan una media de 57 delitos por jornada.

Robos y hurtos

   Uno de los aspectos sobre los que se posa especialmente la lupa cuando se analiza este tipo de estadísticas son los delitos contra la propiedad.

   El relevamiento indica que durante la primera parte del período de aislamiento comenzaron a investigarse 188 casos de hurto y 140 robos en sus distintas modalidades.

   En ese lapso se denunciaron 22 asaltos con armas, 19 de los cuales llegaron a consumarse.

   Los números parciales de mayo señalan la puesta en marcha de 145 causas por hurtos y 105 por robos, 8 de los cuales fueron llevados adelante con armas, aunque 3 de ellos no se concretaron.

   La proyección de este último segmento indica un aumento de sustracciones en general, pero un descenso en los atracos a mano armada.

   Este panorama, sin embargo, resulta muy diferente al que ocurría en 2019.

   En ese momento, sin la presencia del coronavirus en el mundo, la fiscalía había comenzado en esos 61 días 860 investigaciones por hurto y 550 por robos (1.410 sustracciones) contra 578 que se denunciaron en 2020.

   Estas cifras revelan un descenso de más del 50% de delitos contra la propiedad durante los actuales tiempos de pandemia.

Situación preocupante

   Más allá del aislamiento y las restricciones de circulación, los delitos de violencia de género y contra la integridad sexual mantienen cifras que exponen claramente la gravedad de esta problemática.

   Esta situación fue advertida hace tiempo por el fiscal general Juan Pablo Fernández, quien dispuso que 3 unidades funcionales trabajen de manera exclusiva en este tipo de situaciones.

   “Hemos notado un leve incremento en la cantidad de causas en lo que ha transcurrido del mes de mayo, fundamentalmente en lo que respecta a delitos sexuales. Inclusive, advertimos que se han ido superando cifras de meses anteriores a este período de cuarentena, como por ejemplo de febrero”, confirmó la fiscal Agustina Olguín, a cargo de la UFIJ N° 3.

   Las estadísticas avalan las consideraciones de Olguín, ya que en los primeros 20 días de mayo se pusieron en marcha 40 causas por abuso sexual, mientras que desde el 20 de marzo y hasta fines de abril se habían iniciado 38.

   “La mayor parte de las denuncias que llegan a la fiscalía provienen de presentaciones realizadas en la Comisaría de la Mujer y la Familia, aunque también se recepcionan mediante las aplicaciones oficiales dispuestas para ese trámite”, agregó Olguín.

   La fiscal sostuvo también que “en el caso de los delitos sexuales no solo se denuncian episodios recientes, sino que también hechos ocurridos tiempo atrás y que, quizás, en este contexto de mayor convivencia familiar, han salido a la luz y se dio intervención a la justicia”.

   En el caso de las lesiones agravadas, las fiscalías comenzaron a investigar 110 episodios durante la primera parte de la cuarentena y 58 en la segunda.

   Cabe destacar que la intervención en este tipo de casos va más allá del trabajo de instrucción de la causa penal, sino que también involucra la asistencia a la víctima y el pedido de medidas para preservarla.

La droga y sus cambios

   Si bien el volumen de causas es menor al de tiempos “normales”, la fiscalía especializada en estupefacientes también tuvo un incesante trabajo en esta época de pandemia.

   Además de procedimientos previstos, una importante cantidad de expedientes comenzaron a partir de arrestos e interceptaciones realizadas por la policía en la calle, en el marco de los operativos para controlar el cumplimiento del aislamiento.

   En el período comprendido entre finales de marzo y el mes de abril, la UFIJ N° 19 inició 255 investigaciones y se produjeron 24 aprehensiones.

   En el primer tramo de mayo, en tanto, se pusieron en marcha 188 y 10 personas quedaron entre rejas.

   “En el primer período tuvimos unas 70 causas que se iniciaron a partir de denuncias anónimas que estaban colocadas en los buzones antinarco, situación que probablemente no se repita en esta segunda etapa a partir de la restricción de circulación de las personas, por lo que la proyección indica que se ha producido un incremento”, opinó el fiscal Mauricio Del Cero.

   El letrado también describió que entre ambos períodos se advirtió un cambio en el tipo de droga incautada en los operativos.

   “Ahora se están observando procedimientos con posesión de cocaína, a diferencia de lo que ocurría durante el primer tramo de la cuarentena, donde los secuestros eran casi exclusivamente de marihuana”.

   “Esta situación se daba porque era época de cosecha de esa sustancia y presumiblemente también con la imposibilidad casi absoluta de circulación por rutas”, agregó.

   De todas maneras, Del Cero sostuvo que el contexto actual determinó que la cantidad causas impulsadas en lo que va del año resulte menor a la de períodos anteriores.

   “Se experimenta un descenso respecto de un año 'normal', para esta época generalmente tenemos algo más de 900 y en la actualidad llevamos 662”.

Otros delitos

   Las estadísticas indican que solo en lo que va de mayo se iniciaron 13 investigaciones por hechos de abigeato en establecimientos rurales del partido de Bahía Blanca y la zona, mientras que en los 41 días anteriores la fiscalía que entiende en este tipo de delitos comenzó 21 causas.

   Finalmente, una tendencia similar se produce en cuanto a las denuncias por amenazas, donde en la primera parte de la cuarentena se recepcionaron 158 presentaciones y en los tramos iniciales de este mes ya se han registrado 142.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias