Mundo Gremial

Los docentes exigen que se regule el Home Office

25/5/2020 | 07:05 |

Los sindicatos le solicitaron al ministro Nicolás Trotta que se determinen horarios, turnos y herramientas de trabajo.

Por Pablo Andrés Álvarez / palvarez@lanueva.com

   "Prácticamente estoy conectada a toda hora del día, porque es difícil que los chicos mantengan una rutina para la entrega de materiales. Y en ese sentido, hay que entender que en muchos hogares los padres o los hermanos también necesitan la computadora”.

   De esa manera, la docente bahiense Gisella Iaquinta puso en el tapete un tema que empieza a preocupar al sistema educativo entero: el home office que llegó, por lo que se especula, por mucho tiempo.

   Por eso mismo, los gremios docentes pidieron regular el trabajo desde las casas de maestros y profesores y resaltaron la tarea docente para sostener el sistema educativo nacional.

   El reclamo de los sindicatos fue presentado pocos días atrás en la reunión del Consejo Federal de Educación (CFE) que encabezó el ministro Nicolás Trotta.

   El encuentro, realizado de manera virtual, sirvió para evaluar cómo y cuándo será el regreso de los docentes y alumnos a las escuelas y analizar las estrategias para darle continuidad al vínculo pedagógico entre los estudiantes y personal docente mientras el aislamiento social y preventivo se mantenga.

   Cabe recordar que el presidente Alberto Fernández señaló en varias ocasiones que el retorno a las aulas no es una prioridad mientras la lucha contra el Covid 19 se mantenga.

   Para hallarle una solución al problema de Gisella y miles de docentes más, la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), que conducen Sonia Alesso y Roberto Baradel, solicitaron se regule el trabajo en las casas, estableciendo horarios específicos para ordenar la carga laboral de los maestros.

   En una batería de pedidos, los gremios también requirieron una disminución en el pedido de estadísticas de parte de los gobiernos, la conformación de Comités Mixtos de Higiene y Seguridad y la implementación nuevamente del programa Conectar Igualdad.

   Sobre el teletrabajo, los docentes buscan que se establezcan turnos y días para estar en contacto con el alumnado, la tarea y los contenidos pedagógicos y otros días para tener reuniones con los equipos directivos y autoridades educativas.

   Otro punto sostiene la necesidad de establecer pautas claras sobre evaluación y que sean consensuadas entre el Ministerio y los sindicatos para que se aplique en todas las jurisdicciones.

   En tanto, desde la Unión de Docentes Argentinos (UDA) que lidera Sergio Romero resaltaron “la tarea docente desarrollada a lo largo y ancho del país sosteniendo el sistema educativo argentino” y también pidieron “atender” las condiciones laborales.

   La entidad sindical elevó peticiones sobre lo que entiende como “más urgente para afrontar la coyuntura”, además de “atender las condiciones laborales”, planteando la necesidad de “un plan nacional de conectividad gratuito; fortalecer los equipamientos, la infraestructura e insumos en las escuelas para el futuro trabajo presencial”.

   En ambos casos, se manifestaron preocupados por la no continuidad de las negociaciones paritarias en distintas provincias del país.

 

Quejas del Sadop

   Mientras tanto, desde el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) denunciaron la especulación del sector patronal de la educación de gestión privada.

   “Ante el anuncio de ayuda por parte del Estado nacional, una vez más perjudicó a más de 10 mil docentes en la Provincia de Buenos Aires que todavía no terminaron de percibir el salario correspondiente al mes de abril, según el relevamiento que hicimos con delegadas y delegados gremiales y referentes gremiales de las Escuelas Privadas. Una vez más las y los trabajadores, el eslabón más débil, son las más afectadas y afectados”, señaló Rodrigo Miguel, secretario gremial.

   La fecha legal de vencimiento para el cobro del sueldo fue el pasado 7 de mayo.

   “Sostenemos la continuidad total de la normativa laboral, que pone en cabeza de los empleadores toda la responsabilidad de pagar los salarios en tiempo y forma, independientemente de la ayuda que puedan o no percibir por parte del Estado”, señaló.

   Y añadió: “Creemos que finalizada la pandemia mundial, será necesario revisar todo lo concerniente a la situación financiera de las empresas educativas, con mayor control por parte del Estado, pero con participación del sindicato que representa a las y los docentes. Estos empleadores son los mismos que discriminan a las y los docentes “extracurriculares”, pero cobran cuotas de extraprogramáticos como si fueran jerarquizados”.

   “Son los mismos que descuentan a las y los docentes en sus reclamos gremiales, y no acatan la devolución de esos mismos haberes que el Estado dispuso para nuestras y nuestros colegas estatales. Son los mismos que históricamente se han negado a presentar balances contables, pero hoy piden ayuda al Estado, los mismos que en tiempos de bonanza niegan una real participación de las y los trabajadores en las ganancias de las empresas educativas, pero que a la hora de las crisis los hacen socios y socias desde el primer día”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias