Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

Agustina Roth, el sueño olímpico y la frase que le regaló la mejor del mundo

La bahiense, oro en Buenos Aires 2018 y bronce en Lima 2019, se encontraba bien posicionada para ir a Tokio 2020. "Siempre que ande en bici me van a ver con una sonrisa", dijo. El encuentro con Mariana Pajón que la marcó.

Fotos: Archivo La Nueva y gentileza Agustina Roth

Por Mikel Iñurrategui / minurrategui@lanueva.com

   Los Juegos Olímpicos marcan la agenda mundial del deporte y son el objetivo máximo para todos los atletas que tienen chances de vivir esa sensación única de ser parte.

   Y entre los competidores que buscaban un lugar en Tokio 2020 (postergados por el coronavirus para 2021), se encontraba la rider local Agustina Roth (18 años), quien copó la escena nacional el día que brilló con su bicicleta en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 y, posteriormente, en los Panamaricanos Lima 2019 en ciclismo BMX Freestyle.

   "El 2019 fue muy positivo, teníamos muchas expectativas de ir a Tokio. Me quedé con muchísimas ganas de que se hagan los Juegos Olímpicos. Lo veía recontra posible y no pudo ser, habrá que ver que pasa cuando se reprogramen", le contó a La Nueva. Agustina, quien estaba entrenando en Mar del Plata antes del comienzo de la cuarentena.

   La medallista de oro en Buenos Aires 2018 y bronce en Perú 2019, se encontraba en la 11° posición, siendo 8 los boletos disponibles para los Juegos. El sueño no estaba nada lejos...

   "Había algunos torneos en Europa, la primera competencia en 2020 era en Hiroshima y después había otra en Francia. La idea era ir a Japón y después ya quedarme en Europa para poder entrenar y asistir a unas competencias chicas que me daban buenos puntos. Teníamos todo planificado como para sumar los puntos necesarios para clasificar a los Juegos, la idea era entrar a todos los podios", reconoció.

   "Obviamente que el sueño sigue siendo el mismo: ir a los Juegos, dar lo mejor de mí —agregó—. El sueño es llegar a una medalla. Es bastante complicado porque hay competidoras que no se pueden alcanzar ni aunque haga magia, pero estaría bueno poder compartir eso y llevarme esa experiencia, que es lo primordial", se ilusionó Agus.

El día que Agustina e Iñaky se bañaron de oro.

   El año pasado, Roth fue novena en el Campeonato Mundial de BMX Freestyle, disputado en Chengdú (China), siendo la mejor representante nacional, otra cosa que la había dejado bien posicionada para la competencia máxima.

   No obstante, este parate le puso algo de incertidumbre en el futuro.

   "Pienso en los Juegos todos los días, abro Instagram y veo que la mayoría ya puede entrenar y están progresando, haciendo trucos nuevos. A mí me vuelve loca estar encerrada sin poder tocar la bicicleta, es algo que lo pienso mucho. Yo veo a las chicas que estaban adelante mío, que tenía que pasar (en el ránking) para ir a los Juegos y las veo entrenando y progresando. Después de esto va a ser más difícil alcanzarlas, lo veo mucho más complicado", contó.

Tres experiencias únicas

   Con su alegría y espontaneidad, Agustin Roth deslumbró a todos el día que, junto con Iñaky Iriartes, ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, en el Parque Urbano de Puerto Madero.

   Eso y los Panamericanos en Perú (bronce) fueron las experiencias deportivas más significativas para la bahiense, aunque en Lima le sumó otro gran momento a su corta e intensa carrera.

   "Conocí a uno de mis ídolos, que es Mariana Pajón. Y pude hablar con ella, me llenó de orgullo porque me sentí muy identificada; fue algo hermoso", admitió Roth.

   La colombiana es una leyenda dentro en el mundo rider y es conocida como "La reina del BMX", fue doble medallista de oro olímpica (Londres 2012 y Río 2016), siendo la primera mujer latinoamericana en lograrlo en un deporte individual. 

    Además, cuenta con más de una docena de campeonatos mundiales y también se llevó el oro en Perú (el segundo a nivel panamericano), donde Agustina se dio el enorme placer de cruzar unas palabras.

Agustina luce orgullosa su bronce panamericano.

     "Me dijo que soy muy chica y estoy haciendo cosas muy grandes. Que no pare, que siga haciendo lo que me a mí me gusta y que lo siga disfrutando. Que estoy bien, por el camino correcto. Tengo que seguir en busca de mis sueños. Me dijo 'nos vemos en los próximos Juegos Olímpicos', me metió un poco de presión pero fue hermoso", dijo Agus.

    "Fue la competencia más importante en la que competí —agregó— y había muy pocos de mi edad, después eran todas mayores. Eso me llenó de orgullo, fue una locura... hermoso. Eso me incentivó más para seguir andando en bici y volver a querer a estar ahí", se ilusionó.


Mariana Pajón, la "Reina del BMX".

   El otro momento inolvidable Agustina lo vivió en mucho más cerca de casa.

   -Así como tenés presente Tokio en el día a día, imagino que también se te vienen recuerdos a diario de lo que viviste en los Juegos Olímpicos de la Juventud...

    -¡Sííí! A veces veo que hay gente que repostea o algo y me quedo mucho tiempo mirando las notas, las fotos, las pasadas. Me acuerdo de mis amigas, porque además de compañeras, son todas mis amigas. Los recuerdos que nos llevamos, las experiencias, se extraña bastante todo eso.

   -Además haber sido tan local, le da un toque especial también, ¿no?

   -Sí, encima a mi encanta todo eso. Que griten me ayuda un montón, estaban todos muy copados en esa movida. Había mucha gente viéndonos y eso me ponía supercómoda y orgullosa de que haya mucho público argentino acompañando. Los competidores se quedaban impactados con toda la gente que había; con todo el quilombo argentino ja, ja. Fue todo muy loco. Después afuera del parque había nenes que me pedían fotos y había muchos que venían de escuelas, todo el curso y me abrazaban. Fue algo muy lindo.

   -¿Esas vivencias te hicieron confirmar que realmente es lo que querías para tu futuro?

   -Sí, yo siempre quise vivir del BMX y aunque sé que es algo muy complicado, lo veo posible. Estoy haciendo lo mejor para poder cumplir ese sueño de vivir de lo que me gusta.

Su alegría y el futuro

   Si algo caracteriza a Agustina Roth cuando se la ve competir es la alegría que transmite arriba de su bici. Se la ve, definitivamente, estar disfrutando a pleno de lo que hace.

   Y esa felicidad con la practica su deporte, es una de las cosas que trató de transmitir al formar parte del campus destinado a los atletas que forman parte de la preparación para los Juegos Olímpicos de la Juventud Dakar 2022.

   "Hablé con muchos deportistas y todavía sigo en contacto con algunos. Siempre me preguntan y hablamos, hay chicos de otros deportes que me han dicho que soy su ídolo. Es muy loco, eso me sorprende, porque te das cuenta de lo mucho que se puede hacer con lo poco que se tiene, porque en el país no está tan instalado el BMX Freestyle, no tenemos tantos parques", reconoció.

   "También trate de remarcarle a los chicos, que justamente son chicos y que disfruten. Y lo que a mí me enseñaron, que es que lo que hago lo tengo que hacer con felicidad, con una sonrisa en la cara. Y lo único que me genera eso es andar en bici, me da mucha felicidad. Siempre que ande en bici me van a ver con una sonrisa", cerró Agustina quien espera volver a subirse a su bici para seguir trepando rampas y alcanzando sus sueños.

   Cuando se levante la cuarentena, Roth volverá a planificar su futuro —posiblemente en Europa—, siempre con los Juegos Olímpicos en el horizonte.