Muchos no podrán pagar los sueldos

Puestos de trabajo y cadena de pagos, las preocupaciones del sector comercial

28/3/2020 | 06:30 |

Desde las cámaras que los agrupan a nivel regional, sus principales referentes demandan la implementación de medidas en forma urgente. También solicitan que se haga un control de precios, ya que muchos aumentaron sin ninguna razón.

Fotos: Pablo Presti - La Nueva. y Archivo

 

Hernán Guercio / hguercio@lanueva.com

   Ya con la certidumbre de que, en nuestro país, la cuarentena no va a terminar la semana que viene y posiblemente se extienda por algunos meses más, el sector comercial de la región ve con mucha preocupación la continuidad de las fuentes de trabajo y vislumbran un casi seguro corte en la cadena de pagos, que terminará repercutiendo en la deteriorada economía diaria.

   Además, sus integrantes reclamaron al gobierno una serie de medidas para que el sector pueda atravesar lo mejor posible esta situación, como una compensación impositiva por el 50% de los haberes de los empleados por los próximos tres meses y el medio aguinaldo, y una reducción de las cargas sociales al 50% por 180 días, a partir de que se recupere la actividad.

   No hay problemas de abastecimiento, aseguran, aunque sí reconocen que en rubros como el alimenticio varios comerciantes aprovecharon para multiplicar los precios y mejorar ganancias. Al respecto, también piden mayores controles en el Mercado Central, asegurando que muchos valores se duplicaron en menos de una semana. En cuanto al alcohol en gel y otros productos de necesidad para esta época, también hay faltantes.

   “En los próximos meses va a ser difícil mantener los puestos de trabajo. Un negocio que hoy no genera dinero, ¿cómo va a hacer para mantener a sus trabajadores? Puede tener toda la mercadería en las estanterías, pero nadie ingresa a comprar”, sostuvo Omar D’Intino, titular de la Cámara de Comercio de Coronel Pringles.

   La reactivación, explicó, recién se va a dar dentro de varios meses.

   “La rueda va a tardar en volver a funcionar; pero el apoyo estatal tiene que llegar con dinero, o no servirá. Necesitaremos al menos 60 días”, dijo.

 

Aseguran que la reactivación comercial recién se va a dar en varios meses.

 

   Con él coincidió Mario Rodríguez, de la Cámara de Comercio e Industria de Tornquist, quien si bien reconoció que existe buena voluntad de parte del gobierno nacional, señaló que “existen muchos grises” en cuanto a las medidas que puedan beneficiar o (al menos) aliviar la carga del sector comercial.

   “En unos días se viene el pago de los sueldos y ¿qué vamos a hacer con los empleados? Los que tienen comercios grandes podrán hacerse cargo de este mes, pero para los más chicos esto es un golpe de knock-out, ya que no les está entrando dinero”, lamentó.

   A esto se suma la inversión realizada por los comerciantes para la compra de mercadería, que no podrán recuperar en el corto plazo. Algo similar, aclaró, ocurrió en los puntos turísticos de la zona, que se aprovisionaron para los fines de semana largo y vieron cómo se suspendía toda actividad.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Hacemos la plancha para no gastar. No entra dinero, y son muchos los que viven del día a día. Un mes vamos a poder pagar al empleado, pero después habrá que suspenderlo”, advirtió.

   Según Jorge Bernaule, de la cámara de Coronel Dorrego, es “muy complicado” el panorama que se avecina.

   “Los más afectados serán los comercios que están afectados por la imposibilidad de abrir. Veremos qué medidas toman la Nación y la Provincia, como el refinanciamento o las tomas de deuda, y después habrá que analizar si alcanzan. Es algo que se irá viendo en el día a día”, sostuvo.

 

“Va a ser un invierno duro”

 

   El vicepresidente de la Cámara de Comercio de Pigüé, Luis Meiller, dijo que la pandemia está agudizando el ingenio de muchos para que no les afecte el parate y no entorpecer la cadena de pagos.

   “Va a ser un invierno duro y la preocupación más grande es cuánto van a durar estas disposiciones. En nuestra ciudad, el comercio mueve el 70% de la economía, y todo esto seguramente va a ponerle un freno. No creo que se llegue a despedir gente, pero seguramente habrá que flexibilizar un arreglo que nos convenga a todos”, señaló.

   Bernaule, en tanto, explicó que el corte en la cadena de pagos recién se comenzará a notar en los próximos días.

   “Ahora la gente está tomando más en serio el problema, y se ve menos movimiento en la calle. Tenemos que estar atentos, porque esta situación no es ajena a nadie”, aclaró.

   Rodríguez también se mostró preocupado por el futuro.

   “La cadena de pagos está cortada. Uno trata de ponerle paños fríos a los comerciantes, pero no se puede dejar de pensar en los cheques que se dieron, y que hay que pagar los sueldos, el alquiler y los servicios. Va a ser un desastre”, concluyó.


Qué pide FEBA

 

Los comercios del Sudoeste Bonaerense pertenecientes a la Federación Económica de Buenos Aires, emitieron un comunicado en el que solicitan una serie de medidas para paliar la situación.

Entre ellas, piden la reprogramación de los vencimientos impositivos a partir de la recuperación de la actividad, por 180 días; la disponibilidad de líneas de crédito blandas en todos los bancos del país para evitar el corte de la cadena de pagos, y que los grandes comercios solo puedan vender artículos alimenticios durante la cuarentena, sin (por ejemplo) electrodomésticos o repuestos automotores.

También solicitan la promoción de la venta online para todos los productos que no están en la cadena de valor de la emergencia, y que los comercios mayoristas den prioridad de compra a los comercios de proximidad.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias