Bahía Blanca | Lunes, 15 de abril

Bahía Blanca | Lunes, 15 de abril

Bahía Blanca | Lunes, 15 de abril

Coronavirus: aumentan los pedidos de arresto domiciliario en la cárcel local

Ya son más de 20 y crecen. La Defensoría Oficial presentó un habeas corpus para que se determine quiénes están dentro del grupo de riesgo y luego reciban la morigeración.

   Distintos juzgados y tribunales de Bahía Blanca evalúan más de 20 pedidos de arresto domiciliario de internos de la cárcel local, y también de Saavedra, en el marco de las medidas preventivas por el avance del coronavirus y teniendo en cuenta la preocupante superpoblación que afecta al Servicio Penitenciario Bonaerense desde hace muchos años.

   Los planteos tienen que ser resueltos por el juez de Ejecución Penal, doctor Claudio Brun (tiene a su cargo a los condenados de este departamento judicial) y autoridades de los diferentes tribunales en lo Criminal.

   De hecho hoy, el procurador general de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, dijo que frente a la pandemia "hay que evaluar las prisiones domiciliarias para presos en grupos de riesgo", sin dejar de remarcar que no se justifica adoptar una morigeración en caso de delitos graves.

   El juez Brun informó que en su caso (tiene el Juzgado de Ejecución Penal N° 1 y subroga en el N° 2, por la suspensión de su titular Onildo Stemphelet) hasta esta tarde y desde el pasado martes suma 26 pedidos de domiciliaria.

   "Mandamos a pedir informes criminológicos, socioambientales (para saber a qué domicilio eventualmente iría el reo) y médicos (que confirmen si está en riesgo). Una vez que esté la documentación, se le dará vista al fiscal y al defensor y luego se sabrá el dictamen", sostuvo.

   Todo el trámite puede demorar una o dos semanas y hasta un mes.

   "Cada caso se atiende en particular, hay que tener en cuenta que, por ejemplo, si un interno propone arresto domiciliario en una vivienda de La Pampa, va a demorar más el trámite", explicó el juez.

   De darse algunos de los beneficios, se cree que en principio serían sin pulsera electrónica, porque hasta el momento no fueron proveídas por el Estado.

   Otro reo que pidió el arresto domiciliario, aunque no pertenece al Departamento Judicial Bahía Blanca,es el femicida Fernando Farré, condenado a prisión perpetua en 2017 por matar a su esposa Claudia Schaefer, en un country de Pilar.

   Farré, cuyo caso tuvo notable repercusión nacional, está detenido desde hace un año en la cárcel de Bahía Blanca.

Habeas corpus

   Casi paralelamente a los distintos pedidos formulados, el defensor general interino de Bahía Blanca, Pablo Radivoy, presentó un habeas corpus para que se determine concretamente cuántos y quiénes son los reclusos que se encuentran en situación de riesgo ante el virus.

   Esa medida recayó en el Juzgado en lo Correccional N° 3, a cargo de la doctora Susana González La Riva, quien lo respondería en las próximas horas.

   "Sabemos quienes reciben medicación y están en situación de riesgo, muchos con HIV, diabetes y otras patologías, pero también existen internos que, por ejemplo, tienen hipertensión y no están medicados. Esos no figuran en ninguna lista", explicó Radivoy.

   La Defensoría procura que, una vez sabida la situación de cada uno, "se separe a los que conforman el grupo de riesgo".  La alternativa más viable, a su criterio, es la prisión domiciliaria.

   "Esto lo venimos reclamando de hace mucho tiempo, no de ahora, que se haga un chequeo general del interno cuando ingresa en la cárcel y otro cuando se va", amplió Radivoy.

   Entre las cárceles de Bahía y Saavedra existen casi 2.000 reclusos y ambas unidades cuentan con un excedente de capacidad del orden del 40%.

   Como medida preventiva, los casi 900 detenidos de la unidad de Villa Floresta habían decidido a principio de semana suspender las visitas de familiares.