Abuso sexual: cada año hay 200 denuncias más que el anterior

15/2/2020 | 07:55 |

El aumento, en promedio, se registra desde 2017. El número de presentaciones ante el Ministerio Público Fiscal determinó la formación de un bloque de tres fiscalías que intervendrán en estos casos.

Fotomontaje: Guillermo Kluin y Archivo La Nueva.

   Prevención, compromiso, difusión de la problemática y mayor contención de las víctimas resultan, según los especialistas, algunas de las causas por las cuales la tasa de denuncias de delitos sexuales aumentó de manera importante en los últimos años.

   Esta situación tiene correlato en el departamento judicial bahiense y obligó a que en los últimos días la Fiscalía General tomara decisiones para alivianar el cúmulo de causas que tramitaba hasta el momento la única unidad especializada en la temática.

   Según estadísticas oficiales, a lo largo de 2017 se pusieron en marcha 578 investigaciones por abusos, mientras que durante el año siguiente se registraron 729 presentaciones.

   Esa escalada no se detuvo y fue aún más importante en 2019, cuando se iniciaron 974 Investigaciones Penales Preparatorias.

   Esto significa que la cifra constituye más de doble del registro que tuvo la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 14 de delitos sexuales en 2014.

   Estas circunstancias motivaron que el fiscal general Juan Pablo Fernández resolviera que las fiscalías Nº 3 y 4, que hasta el momento se especializaban en delitos de violencia de género, pasaran también a intervenir en los hechos contra la integridad sexual.

   “Vamos a comenzar con un nuevo equipo de trabajo en una serie de delitos que comprende no solo los sexuales, que en los últimos años han venido con un incremento en las estadísticas, sino los de violencia de género, que en un porcentaje importante forman parte de los primeros, porque mayormente lo sufren las mujeres”, describió.

   La necesidad de reestructuración llevó a conformar un bloque de tres unidades a cargo de la misma temática: delitos sexuales y género.

   Fernández describió las ventajas que otorgará el nuevo ordenamiento.

   “Esto va a permitir una distribución más equitativa del trabajo sobre toda esa problemática. Al estar de turno cada una de ellas un mes va a permitir los descansos necesarios y la tranquilidad para trabajar en esas causas que ingresaron durante ese período. Esto seguramente va a redundar en una mayor eficiencia en la respuesta que se da al no estar todo el tiempo de turno”.

   “Creemos que esta nueva organización, a través de un equipo más grande, permitirá dar una mejor respuesta y trabajar de mejor modo con el personal que tenemos”, continuó.

   También se refirió al aumento que se registra en el número de denuncias.

   “Estamos superando las 700 causas anuales. Hemos notado un incremento significativo año tras año. No podría asegurar que sea necesariamente un incremento de delitos, pero sí de presentaciones”.

   Sostuvo que esto se produce “dado la mayor difusión y concientización que ha habido en la población en general y en las víctimas en particular, con organismos que trabajan para contener, asesorar y ayudar”.

Análisis de situación 

   La elevada tasa de delitos sexuales en Bahía motivó, incluso, que desde el Concejo Deliberante se proponga a fin del año pasado la creación de un programa de atención a niños y adolescentes víctimas.

   En esta región se denuncian aproximadamente 84 hechos cada 100 mil habitantes, solo superado por La Plata, con casi 89.

   Lejos están ciudades más populares y complejas, como Mar del Plata (69,1 hechos por abusos, violaciones y otros delitos sexuales, cada 100 mil habitantes) y La Matanza, Morón y Quilmes, por citar algunos partidos con conflictividad delictiva, que no superan la tasa de 70 delitos sexuales cada 100 mil habitantes.

¿Por qué pasa lo que pasa?

   El sociólogo Bruno Pazzi, en algún momento, se preguntó si lo que aumenta es el índice de hechos o de denuncias porque, dentro de un marco problemático, "esto último es preferible".

   La zona portuaria, atractiva para el desarrollo de la trata, puede incidir, lo mismo que "la gran presencia de fuerzas de seguridad", según dijo.

   "Son crecientes las denuncias por violencia de género contra los uniformados, fenómenos que podemos explicar por un componente de machismo que subsiste en parte de las fuerzas", observó.

   Por otro lado, estimó que si hay más denuncias tiene que ver con "la acción positiva" de las fiscalías especializadas y la Red Local de Violencia de Género, a través de distintas ONG's.

   La perito Paula Kraser, por su lado, aseguró que se trata de "fenómenos sociales multicausales", con lo cual el análisis debe ser desde una perspectiva interdisciplinaria.

   "Bahía contiene aproximadamente una población de 300 mil habitantes, sobre una superficie de 2.250 kilómetros cuadrados, que anida potencial denunciante población local y de alrededores.

   Es el decimoséptimo conglomerado urbano del país y cuarto en la provincia. Posee prestigiosas universidades y el número más alto de recibidos por año del país en Psicología y Abogacía.

   "¿Hacia dónde van mis conclusiones?: es probable que, debido a que se trata de una ciudad instruida y movilizada culturalmente, que además no es un pueblo -donde denunciar un abuso sexual puede ser un tabú por la cercanía de los habitantes, o un “estigma social” con la culpa propia que conlleva hasta para la víctima- y tampoco se la considera una gran urbe (donde por lo general los recursos de salud, educación y justicia son extensamente explotados, mal distribuidos y mal controlados), consideraría pensar que hay menos chances de que un abuso sexual sea desestimado o naturalizado, porque se conoce sobre la temática, y se reconocen los recursos para abordarlos", sostuvo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias