Cuando educar es parte de la ignorancia

22/11/2020 | 11:27 |

   En más de ocho meses las escuelas no se ocuparon de prepararse para las clases presenciales.

   Hubo que esperar ocho meses, casi todo un año lectivo, para que la provincia de Buenos Aires dispusiese de un protocolo que permita “pensar” en un posible regreso a clases disminuyendo los riesgos del coronavirus.

   Todo un año escolar a la deriva, con chicos sin clases, sin contactos, sin evaluaciones, sin un aprendizaje adecuado, sin un esfuerzo por ver como esa parte de la vida se podía sostener a pesar de la pandemia.

   La realidad indica que luego de las primeras semanas de una cuarentena que en el país se pensaba de un par de semanas de duración, comenzó una extensión que en algunos momentos tomó carriles casi insólitos.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   En ese contexto de encierro y aislamiento, cientos de actividades comenzaron a pensar en cómo sobrevivir a una crisis que era mucho más que sanitaria, ya que las cuestiones de salud mental, económicas, sociales y laborables generaron cuadros acaso más dañinos que el propio coronavirus.

   Los negocios se volvieron a poner en marcha con protocolos que seguían líneas específicas: tapabocas, distanciamiento, limitada cantidad de personas, normas de limpieza, sentidos de circulación, aireación.

   Desde abril en adelante las escuelas, los responsables de la educación, debieron haberse puesto a trabajar en un mismo camino, planteando una manera de comenzar a funcionar. Como actividad esencial, como lo hicieron los supermercados, las ferreterías, las panaderías y hoy todo lo que funciona y opera.

   Sin embargo nada se ha hecho. Como si se pudiera estar sin educar, sin enseñar. Por eso las escuelas no han reordenado sus aulas, ni organizado turnos de recreos, ni horarios alternativos de entrada y salida. No han hecho nada. Como si educar fuera prescindible. Como si la pandemia fuera una oportunidad gremial de obtener ventajas, como si las ideas que a todos resultan estuviesen destinadas a fracasar en un edificio educativo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias