SENTENCIA TRAS UN JUICIO ABREVIADO

Entre “churrasquitos” y “flores”, lo condenaron por vender drogas

21/11/2020 | 06:30 |

Hugo Romero recibió 4 años de prisión como vendedor de estupefacientes en Carmen de Patagones. Lo incriminaron por el material secuestrado en su auto y en su casa y por los diálogos telefónicos.

   Hugo Armando Romero se confesó consumidor de drogas y aseguró que junto a 3 amigos compraba la "bolsa grande" de cocaína, por 10 mil pesos, para conseguir mejor precio y después dividirla en partes iguales.

   Negó ser vendedor, al ser indagado una vez que lo habían detenido la noche del 1 de marzo del año pasado, cuando intentó darse a la fuga al mando de un Chevrolet Corsa negro.

   Sin embargo, no le creyeron. Las pruebas lo sentenciaron. No solo la droga fraccionada que le encontraron en el auto y en su casa, sino los mensajes y las llamadas a su celular.

   "El cuadro cargoso resulta suficiente y de importancia a los fines de dar por acreditado el hecho", dijo el juez Hugo Adrián De Rosa, del Tribunal en lo Criminal Nº 1, en el fallo que lo condenó a 4 años de cárcel.

   A esa resolución se llegó después de un juicio abreviado en el que las partes (fiscal, defensor y hasta el imputado) aceptaron fijar esa sanción y la calificación legal.

   Romero, conocido como "Lalo" y de 23 años, fue capturado por la policía luego de una breve persecución por la zona céntrica de Patagones.

   Un patrullero, en una recorrida preventiva, observó movimientos extraños del Corsa y decidió vigilarlo.

   Tanto en Baraja e Irigoyen, como en Suipacha y luego en Juan de la Piedra, el vehículo se detuvo, se le aproximó otra persona y a los pocos segundos se retiró.

   Ante la sospecha concreta de que se estuvieran haciendo "transas" tipo "pasamanos", por el tipo de movimientos, los uniformados intentaron detenerlo, pero al observar la presencia policial Romero trató de escapar y finalmente fue interceptado en Rivadavia y Sarmiento.

   Visiblemente nervioso, según el testimonio de los policías, buscó la documentación que le pidieron y en esas circunstancias pudieron observar que en el interior de la puerta del conductor había dos bolsitas con bochas blancas.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Revisaron el coche y encontraron otra mayor, al lado de la palanca de cambios. En total había 58,1 gramos. Y también tenía 5.030 pesos en efectivo en sus bolsillos.

   Anoticiada la fiscalía de la novedad, se autorizó un allanamiento en la vivienda de Romero, ubicada en Churlaquin 310 de Patagones.

   En la habitación, dentro de sendas zapatillas, se encontraron dos balanzas de precisión y en un sector del patio, en el interior de una mesa de luz, había un frasco con envoltorios que contenían marihuana. Y también encontraron otros 56,7 gramos de cocaína.

Mensajes sugestivos

   La prueba obtenida de los celulares también fue importante para ratificar que "Lalo" no solo consumía sino que también vendía, según los investigadores.

   En varias de las transcripciones se observan los mensajes de distintas personas que lo saludan y le preguntan "¿tenés algo...?"

   -"No porque me tiene que pagar una plata men y yo no voy andar sacando de mi bolsillo pa pagar la lo de los demás boludo déjate de joder ni en pedo", es uno de los mensajes enviados por Romero.

   Otro tiene una mención directa: -"Si querés droga la vas a tener que buscar cabeza yo no puedo salir de aca de mi casa, así que venga que traiga la plata y fue".

   En algunos mensajes aluden al "churrasquito" y también a las "flores": -"Dale hermano, eee este teneme un churrasquito así cuando llege, algo pavo, vamo a comer algo de ultima, sino enroscate uno".

   -"Posta amigo, ustedes tienen la onda de flores alla, ahora yo creo que voy mañana creo, osea creo que voy mañana o sino el viernes seguro, porque tengo que ir a buscar plata pero si hay una ondita hacemos".

Corroboran la investigación

Averiguación. El grupo operativo de la policía de Patagones estableció que lo relevado en los celulares "son diálogos que corroboran la investigación".

Cúmulo. Destacaron, en ese sentido, que es importante "el cúmulo de audios existentes que hacen referencia al pedido o comercialización de estupefacientes, donde en varios de los audios se pactaban encuentros en diferentes horarios y lugares".

"5 más". "Escucha yo ando medio ajustado, a vos ¿cuánto te queda? Por ahí si me pasas con 5, con 5 nomas que me pases, con 5 gramos más que me pases, voy andar al pelo para juntarte todo bien joya, si me podes hacer la guachada tráeme 5 más", es uno de los mensajes que recibió Romero.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias