Alma Verde: la guardiana de Monte Hermoso que no baja los brazos

17/10/2020 | 07:00 |

La organización socio ambiental que llevó a cabo el proyecto Orillas sin colillas y propuestas educativas como Ronda al Sol hoy impulsa la creación de invernaderos locales y otras iniciativas agroecológicas.

   Anahí González
   agonzalez@lanueva.com


  La organización socio ambiental Alma Verde no se quedó de brazos cruzados pese al contexto adverso de la Pandemia. No solo presentó ante el Municipio los protocolos de actuación de sus proyectos educativos Ronda al Sol y Escuela del Mar para darles continuidad, sino que sus integrantes están abocados a llevar adelante más iniciativas agroecológicas.

   Estas iniciativas están vinculadas a la creación de invernaderos tanto en las afueras de la ciudad –en El Campito- como en Sauce Grande y también a crear un espacio para plantas nativas. Por ello, se presentó en la convocatoria del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación en los proyectos de Casa Común.

 

   La agrupación, que nació en 2010, comenzó a cobrar mayor visibilidad a partir de la campaña Orillas sin Colillas, a través de la cual se impulsó la colocación de ceniceros hechos con latas recicladas en los paradores de playa en toda la línea de la costa.  Estos ceniceros fueron realizados por niños y niñas en las escuelas locales.

   Allí era posible depositar las colillas que tanto dañan al ambiente en vez de arrojarlas al mar o enterrarlas en la arena como hacen algunas personas, ya sea por falta de información o por desidia. Esta actitud, considerando la cantidad de turistas que recibe el balneario, principalmente en época estival, se convierte en una fuente de contaminación de alto impacto.

   

   La experiencia fue tan significativa que el Municipio tomó esta acción como modelo y la replicó e institucionalizó.

   Esta acción fue, sin embargo, solo una de las impulsadas por la organización presidida desde 2019 por Idina Coria Steel, en defensa de la conservación del medio ambiente.

   “Desde Alma Verde buscamos desarrollar el sentido de pertenencia para generar más conciencia ambiental en todos los habitantes del municipio”, indicó Idina.

    Por ello, la Educación Ambiental es uno de los motores de la organización, principalmente los proyectos educativos de carácter no formal como “Ronda al Sol”.

   “Esta propuesta se basa en brindar experiencias educativas en la naturaleza a niñas y niños a partir del juego libre no directivo y del aprendizaje autodirigido”, comentó.

   Es el entusiasmo y las inquietudes que surgen en niños y niñas las que guían y marcan cada encuentro en los que el adulto acompañante asume un rol de observador y solo interviene o interrumpe la experiencia si surge algún conflicto a resolver o si puede realizar algún aporte concientizador.


Ronda al Sol está inspirada en las escuelas bosque y playa de otras partes del mundo.

     “La propuesta es multiedad, ya que es así como vivimos en la sociedad, las generaciones están mezcladas y tanto los niños pequeños aprenden de los más grandes como los más grandes de los pequeños”, contó.

   En cuanto a la defensa ambiental, Alma Verde acciona en el aguardianaje de toda la zona en colaboración con la Asamblea Regional en Defensa del Ambiente Costero.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Hemos llevado a cabo diversas campañas fomentando la separación y tratamiento de los residuos y también colaboramos en el rescate de fauna marina junto al Museo de Ciencias Naturales de la Municipalidad de Monte Hermoso”, expresó.

   En 2019 crearon el Centro Permacultural Alma Verde, en el que 18 talleristas locales, de Punta Alta y Dorrego brindaron y compartieron sus saberes desde un enfoque que integraba la Educación popular, la Educación por el arte y la Permacultura.

 

   “Actualmente estamos desarrollando proyectos de servicio a la comunidad que consisten en brindar diversas capacitaciones como la de Guía Ambiental y para la práctica de la Agroecología, la construcción de Invernaderos y la autogestión de Energías renovables con la intención de crear un circuito integrado de Economía Circular como lo propone la Permacultura”, señaló quien preside Alma Verde.

   “Creamos experiencias culturales que integran los lenguajes artísticos, la soberanía alimentaria y la conciencia ambiental y promuevan el respeto a la diversidad y a la bio-diversidad”, dijo.

   Su rol en la creación de ordenanzas vitales pare el ambiente

   A partir de las diversas tareas impulsadas por Alma Verde, en conjunto, tanto con el Estado Municipal como con varias de las organizaciones e instituciones de la ciudad y del país se materializaron normativas locales en beneficio de un mayor cuidado del entorno natural.  

   Fue Alma Verde la que presentó el proyecto de la Ordenanza 2194 de Prohibición de bolsas de polietileno que se aprobó en 2013.

   Surgió como futo del trabajo llevado a cabo en escuelas e instituciones locales en relación al impacto de los residuos, más específicamente sobre el plástico y cómo reducir su utilización. Se dieron charlas, se proyectaron videos y, finalmente, se presentó el proyecto.

   Lo mismo ocurrió con el trabajo de concientización, durante años, sobre la necesidad de la separación de residuos sólidos en origen, lo que derivó en 2014 en la aprobación de la Ordenanza de Regulación de la separación de residuos sólidos y la posterior creación de la Planta de Residuos Sólidos Urbanos de la ciudad.

   En el año 2018 se logró la aprobación de la Ordenanza de Prohibición de la utilización de sorbetes plásticos. Esto se dio a raíz del trabajo mancomunado y principalmente de los datos relevados a partir del Censo de Basura Costera de la Provincia de Buenos Aires del año 2017, en el cual Alma Verde participó como organización colaboradora.

   En el año 2019 Alma Verde volvió a participar en este Censo aunque ya como organizadora, en conjunto con el Museo de Ciencias local “Vicente Di Martino”.

   El censo permitió relevar algo que ya se venía visibilizando desde la organización: el uso de telgopor para las edificaciones frente al mar y su dispersión sobre la orilla estaba generando un gran impacto en el bioma costero y en la vida marina.

   Motivo por el cual el municipio toma la determinación de imponer sanciones a los responsables de las obras en construcción que realizaban estas acciones.

   Economía. La organización se sostiene con una red de membresías y con la realización de un productivo gastronómico que apuesta a una gastronomía consciente y soberana. Busca permanentemente buscando formas de autofinanciamiento a través de donaciones, subsidios y emprendimientos.

  Redes. Instagram y Facebook. @almaverdemh @rondaalsol @salvamentojuniormh



   Reflexión. “Consideramos a la educación ambiental como una herramienta indispensable y urgente en el proceso de concienciación de ser parte de un ecosistema del que también dependemos y al que debemos respetar y cuidar”, expresó Idina, desde Alma Verde.

   Armonía. Desde la organización señalaron que es posible y necesario habitar responsablemente y en armonía vital con el medio ambiente, como propone la Permacultura, cuyo principal objetivo es lograr el desarrollo sostenible.


   Educación. La propuesta "Escuela de Mar- Salvamento Junior",  se lleva a cabo en verano con Guardavidas y profesionales con experiencia en el mar y en deportes acuáticos: allí niñas y niños aprenden sobre el mar, el salvamento acuático, el deporte náutico, los primeros auxilios y RCP. Esta propuesta es arancelada, lo que permite su continuidad y la Alma Verde.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias