Condenan a los exfuncionarios Caramelli y Pombo a 7 años de prisión

17/9/2019 | 14:20 |

Los jueces los declararon coautores de extorsión reiterada en 6 hechos.

Foto: Archivo-La Nueva.

   El Tribunal en lo Criminal Nº 3 condenó hoy a Marcelo Caramelli y Leonardo Pombo a 7 años de prisión por extorsionar y cobrar dinero a albañiles que ejecutaban obras en el cementerio municipal.

   Los jueces determinaron que resultaron coautores del delito de extorsión reiterada (6 hechos) y tentativa de extorsión.

   También les impusieron la inhabilitación por 10 años para ejercer cargos públicos y una multa de 50 mil pesos.

   Al momento de los alegatos el fiscal Gustavo Zorzano había pedido penas de 12 años de cárcel para los exfuncionarios.

   Ambos cumplieron funciones en la municipalidad bahiense durante la gestión de los intendentes del Frente para la Victoria (FPV) Cristian Breitenstein y Gustavo Bevilacqua, y en 2017 habían sido condenados por cohecho y extorsión en perjuicio de un comerciante al que también le habían pedido coimas.

   Caramelli, quien por cuestiones de salud se encuentra beneficiado con arresto domiciliario, también fue condenado en el mes de marzo a 5 años de cárcel por la muerte de Daiana Herlein.

Los hechos

   Para los jueces, según el fallo al que tuvo acceso La Nueva., quedó acreditado que desde el día 12 de febrero de 2007 y hasta el día 1 de marzo de 2010, los acusados, quienes se desempeñaban como director del Cementerio (Caramelli) y personal temporario del Municipio con funciones en el ámbito de la necrópolis (Pombo), exigieron a los albañiles autorizados por la comuna para realizar tareas de construcción dentro del lugar, el pago de dinero como condición para que pudieran concretar dentro del referido predio las obras de albañilería que les contrataban particulares.

   Describieron que para ello reunieron a los trabajadores y les exigieron la suma de cincuenta pesos por cada trabajo que realizaran.

   "Para lograr la espuria disposición, los imputados amenazaron a las víctimas con impedirles el ingreso al predio municipal a realizar las tareas propias de su oficio, lo cual les generó temor ante la posibilidad de perder su fuente de trabajo. Para asegurarse el pago de las sumas de dinero arbitrariamente exigidas, Caramelli y Pombo llevaban un registro informal de todos los trabajos de albañilería que realizaban las víctimas y, aproximadamente una vez a la semana, les reclamaban el pago de las sumas de dinero correspondientes a los trabajos concretados durante ese lapso", indica la resolución.

   Señala el fallo que uno de los albañiles se negó a entregar las sumas de dinero exigidas y que por ello "le fue impedido el ingreso a dicha dependencia municipal, imposibilitando que pudiera ejercer su oficio dentro de la necrópolis, para el cual contaba con permiso municipal habilitante".

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias