Un pequeño paso para el ferrocarril, pero un gran salto para la Argentina

9/8/2019 | 06:30 |

Implicancias y significado de la llegada del Tren Patagónico a la estación de Carmen de Patagones.

Por AIMAS (*) / Especial para "La Nueva."

   La empresa ferroviaria de Río Negro, Tren Patagónico, inaugurará hoy la conexión Viedma con Carmen de Patagones, incorporando ésta ciudad al servicio semanal a Bariloche. Con esta acción se comienza a saldar una deuda de más de veinticinco años con la metrópoli maragata.

   El compromiso y la fundamental inversión de la provincia de Río Negro de dar continuidad al único servicio prestado por una provincia, y sin subvenciones de Nación, demuestra la fuerte convicción en sostener y revalorizar la conectividad de la Línea Sur con sus cabeceras y la Capital provincial. 

   El empeño de la Provincia, hoy materializado en la extensión del Tren Patagónico hasta Carmen de Patagones, viene desde 2016 cuando el gobernador, Alberto Weretilneck atendió la propuesta de los iniciadores de la Asociación Intermodal de América del Sur (AIMAS), para potenciar el ferrocarril patagónico. 

   En ese momento, se proyectó la meta de conectar Río Negro y el Norte del país sin la necesidad de pasar por la ciudad de Buenos Aires. El corredor se denominó Central Norte y Patagonia (CN&P), que comprende 2800 kilómetros de vías que pasan por esa provincia, el Sudoeste bonaerense, La Pampa, Córdoba, San Luis, Santiago del Estero hasta Tucumán, siendo este un dorsal ferroviario que cruza 160 rutas y 25 ramales ferroviarios que circulan de Este a Oeste. 

De cruzar el río, a unir el país.

   Lo que parece una tarea imponente comienza a resultar plausible sólo si se da el primer paso. Recuperar y revalorizar ésta ruta es conectar la producción del Sur Patagónico y del área del Corredor Bioceánico Norpatagónico con el Norte del País, sin descartar el atractivo turístico nacional e internacional de los más de 2800 kilómetros de vías.

   A partir del pago de las vías por parte del tráfico de cargas (granos, minerales, manufacturas,etc) ésta tarea podría materializarse y, también, generar grandes ingresos en divisas.

   El nacimiento del Comité Ejecutivo Interportuario Norpatagónico (CEIN), es uno de los eventos claves en el inicio de este proyecto. Con la premisa de conectar de Norte a Sur y como expresión de un acuerdo de entendimiento y trabajo colaborativo entre Aimas, el Corredor Bioceánico Norpatagónico, los seis municipios desde San Antonio Oeste a Coronel Rosales, sus tres autoridades portuarias, las zonas francas y los actores privados de las dirigencias industriales, comerciales y agropecuarias, se firmó la Declaración de Ferrowhite 2017, en la localidad de Ingeniero White. Allí nació el CEIN y el compromiso de los sectores para conectar la Patagonia con el Noroeste argentino.

   Lo remarcable no es solo la realización de sendos actores de que existe una vía hermana a la Ruta Nacional número 23 que desemboca en Tucumán directamente, sino también que los actores relacionados a este territorio están tratando que el país comprenda que existen alternativas descentralizadoras -que no hace falta pasar por la Ciudad de Buenos Aires-  para conectar los nodos productivos y turísticos de todas las regiones.

   A través del modelo de transporte y logística intermodal que propone AIMAS y que se basa en la cooperación y el trabajo en conjunto entre el camión, el tren y el barco, se garantizará el desarrollo y ejecución de éste corredor y de todos los del resto del país. 

   En representación del CEIN, estos actores han trabajado en la presentación durante 2017 y 2018 de estos proyectos de reconexión ferroviaria para el transporte de carga, y a futuro de pasajeros. 

   En ninguna ocasión se recibieron respuestas desde los entes Nacionales. ¿Será el ramal Patagónico menos importante que el de transporte de granos a Rosario, pese que el primer tramo Patagones - Bahía Blanca servirá para llevar más de medio millón de toneladas de arena hacia Vaca Muerta? 

   Desde 1914 cuando se detuvo el desarrollo de los ferrocarriles patagónicos, a excepción del de Bariloche, hasta el abandono del ramal por parte de Ferrobaires, éste nuevo esfuerzo del Gobierno rionegrino significa la inversión de esa diáspora iniciada hace más de un siglo, que permitirá comprender que la columna vertebral ferroviaria central contribuirá a la baja de costos logísticos, la reducción de la huella de carbono y a la recuperación de la población provocada por la falta de conexión logística.

   Ese esquema ampliará las oportunidades de comunicación y transporte, lo que facilitará el aumento de la producción y el consumo de millones de argentinos. 

(*)  Asociación Intermodal de América del Sur www.intermodal.org.ar

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias