Bahía sigue al margen de las grandes obras ferroviarias

3/8/2019 | 06:30 |

En el mejor de los casos la salida del macrocentro de las largas formaciones de vagones de carga demorará cinco años más.

Adrián Luciani / aluciani@lanueva.com

   A diferencia de lo que sucedió con las grandes obras viales, donde se concretó una autovía y avanzan dos autopistas, los últimos años no han sido buenos para el sistema ferroviario local.

   En el mejor de los casos la salida de los trenes cargueros del macrocentro deberá esperar, con mucha suerte, hasta 2024.

   La falta de inversión local se agiganta si se tiene en cuenta la renovación de vías y ejecución de obras dispuesta por el gobierno nacional en el ramal Belgrano Cargas, todas ellas con directa incidencia sobre los puertos santafesinos.

   Hoy por hoy la renovación ferroviaria en materia de cargas sigue muy lejos de Bahía Blanca y en lo atinente al servicio se pasajeros, este medio de transporte sufrió un severo recorte ya que a mediados de 2016 se suprimieron los trenes vía Pringles, dejando sin cobertura a las estaciones Cabildo, Saldungaray, Sierra de la Ventana, Coronel Pringles y Laprida, entre otras.

   Inicialmente, con la desaparición de Ferrobaires sólo corrió un tren semanal entre Bahía Blanca y Plaza Constitución, pero en enero de 2017 se sumaron otros dos para completar la frecuencia actual de tres servicios semanales.

   En contrapartida, por sus menores costos, comodidad y limpieza, los trenes a Constitución constituyen una alternativa válida frente a otros medios de transporte.

   Sin embargo, el estado de los rieles en varios tramos no permite que las formaciones alcancen una velocidad comercial aceptable y están obligadas a cubrir el trayecto en casi 13 horas.

   También el sistema ferroviario local sufrió una pérdida importante que no pudo ser subsanada: el cierre en marzo de 2018 de los talleres Coronel Maldonado.

   Escaso o nulo interés tuvo la licitación lanzada por el gobierno nacional, en noviembre del año pasado, para su recuperación.

   Y para colmo de males ahora sólo un milagro podrá resucitar al ramal Bahía Blanca - Vaca Muerta, la única gran obra ferroviaria a la que apostaba la Casa Rosada para nuestra región.

   Tras el fracaso en la licitación de los cupos de carga del futuro tren, ahora el gobierno intenta por todos los medios recuperar el proyecto, sobre todo en un año electoral.

   De todas formas si esto avanza no tendrá incidencia alguna en la trama ferroviaria bahiense ya que no requerirá la reubicación de las vías existentes.

   El llamado tren Norpatagónico correrá pegado a la costa, sin impacto en las zonas pobladas.

Obras en otras ciudades

    Los males bahienses en materia ferroviaria crecen si se los compara con el muy buen presente de Santa Fe.

   Allí se están invirtiendo cifras multimillonarias en la circunvalación a dicha ciudad, y un nuevo acceso al puerto de Timbúes.

   Debe tenerse en cuenta que el plan de reactivación de los trenes de carga en el norte del país contempla la recuperación de 10.000 kilómetros de vías con una inversión de US$9.000 millones.

   En Bahía Blanca el plan consiste en desviar el tráfico de cargas desde las vías que corren paralelas al eje Chile-Sixto Laspiur a las más alejadas del centro: vía a Neuquén, junto con otras propuestas que  evitarían el paso de largas formaciones por zonas densamente urbanizadas.

   Incluso hasta se analizó la desafectación del ramal que ingresa a la ciudad por la Estación Sud.

   En tal sentido cabe recordar un informe realizado en 2016 por Jorge de Mendonça, analista  de temas de territorio, transporte y telecomunicaciones, donde señaló que Bahía Blanca se veía  claramente perjudicada frente a Rosario.

   Allí sostuvo que una renovación de vías hacia Bahía Blanca serviría para ganar más mercados por mayor eficiencia.

   En cambio, en Rosario solo son para sumar eficiencia.

   "Un repunte del 35% en la captación de granos por parte de las terminales y el puerto bahienses, alcanzaría para recuperar el valor neto de la inversión en reconstrucción de 1.000 km de vías en tan solo 17 años", señaló.

Una red que hace 40 años no se mejora

   Según un trabajo conjunto encarado por equipos técnicos del Consorcio de Gestión del Puerto, la Unión Industrial y la Bolsa de Cereales “la convergencia de rutas y ferrocarriles a Bahía desde un radio de 500 km es óptima en cuanto a distribución, pero no crece en capacidad y calidad desde hace 40 años. 

   "Peor aún, la cantidad de vías y estaciones habilitadas es menor que la de aquellos años”.

   Mientras tanto varios proyectos vitales siguen esperando, por caso la vinculación interoceánica entre Argentina y Chile y el desvío de los trenes cargueros con destino o procedencia Neuquén o Darregueira a la denominada vía Patagones, que corre paralela al eje de la ruta nacional 3, descomprimiendo el tráfico por la actual vía Noroeste.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias