Balearon la sede de la UOCRA en La Plata y dejaron pintadas a favor del Pata Medina

29/8/2019 | 14:15 |

En la zona ya se montó un operativo de seguridad y comenzaron las primeras diligencias policiales para tratar de recolectar pruebas de lo ocurrido.

Fotos: La Nación

   La sede de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) en La Plata amaneció hoy baleada y con pintadas a favor de Juan Pablo el "Pata" Medina, antiguo líder de este gremio, actualmente detenido por presuntas amenazas y extorsiones contra empresarios.

   De acuerdo con lo que precisaron los medios locales, el hecho ocurrió por la noche de este miércoles y las autoridades del sindicato estaban radicando la denuncia correspondiente.

   Según se detalló, los empleados del lugar descubrieron los agujeros de las balas en las persianas al llegar al edificio ubicado sobre la calle 50, entre 3 y 4, en la capital provincial.

   En la zona ya se montó un operativo de seguridad y comenzaron las primeras diligencias policiales para tratar de recolectar pruebas de lo ocurrido.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Efectivos de la comisaría primera de La Plata habían encontrado hasta el momento 4 casquillos de bala en las inmediaciones de la sede gremial, pero creen que se efectuaron al menos 15 disparos contra el frente del establecimiento.

   Este episodio ocurrió apenas unos días después de un fuerte enfrentamiento armado en una planta de YPF en Ensenada, que protagonizaron 2 facciones que se disputan el liderazgo de este sindicato.

   Según se puede ver en un video que circuló por los medios, además de los disparos, los agresores dejaron una pintada en una de las paredes del edificio con la frase "Pata/UOCRA", en alusión al detenido dirigente, exsecretario general del organismo.

   Medina está detenido desde el 26 de septiembre pasado en la cárcel de Ezeiza, acusado de "asociación ilícita, lavado de dinero y extorsión".

   Una vecina de la zona le contó al diario El Día que "desde que llegó la UOCRA (al barrio) hay 3 filas de autos, las veredas llenas de gente y para entrar a tu casa tenés que pedir permiso".

   "No es por discriminar, sino por la inseguridad. Llamás a la policía y no viene, llamás porque estacionan autos en la puerta de tu casa y tampoco vienen. Es un caos. Espero volver a la normalidad. Hablamos con el dueño de la casa, pero veremos qué es lo que pasa", comentó. (NA)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias