Incertidumbre y pesimismo en torno a la realización de grandes proyectos en Bahía

17/8/2019 | 06:30 |

La inestabilidad política y económica hace que crezcan las dudas sobre el futuro de varias iniciativas energéticas de peso.

Adrián Luciani / aluciani@lanueva.com

   De tal magnitud fue y sigue siendo el impacto de las elecciones del pasado domingo que todos los grandes proyectos energéticos tienen pronóstico reservado, al menos a corto plazo.

   Mientras el gobierno nacional intenta que el tsunami económico detenga su marcha, varias iniciativas energéticas con impacto directo en Bahía se encuentran detenidas o a punto de naufragar.

   Resulta extremadamente difícil, y si se quiere, hasta ilógico, continuar adelante con varias decisiones estratégicas en un escenario de recambio político, alta inestabilidad cambiaria y aumento del riesgo país.

   Las próximas semanas serán clave para ver qué decisión toma la secretaría de Energía en torno los siguientes proyectos que tienen que ver con Bahía Blanca y la región.
Gasoducto central desde los pozos de Vaca Muerta

   Si bien la licitación ya fue lanzada y la apertura de sobres está prevista para el viernes 20 de septiembre, la construcción del gasoducto troncal entre Vaca Muerta y Salliqueló se encuentra en un cono de sombras, sobre todo porque la mitad de la inversión, es decir, unos 400 millones de dólares, deberán ser aportados por el Fondo de Garantías de Sustentabilidad (Anses).

   Se trata de una primera etapa ya que la segunda deberá abarcar el tramo Salliqueló-San Nicolás, en el norte de la provincia.

   El proyecto, que contempla la conexión los gasoductos que desde Bahía llegan al norte provincial, permitirá disponer de mayor volumen de gas para la exportación o para el crecimiento petroquímico en Bahía Blanca.

Ramal ferroviario Bahía Blanca - Vaca Muerta

   Esta obra se encuentra en vía muerta y no precisamente por los resultados de las PASO del domingo pasado, sino que venía muy golpeada desde antes de los comicios.

   Si bien el gobierno había sufrido un duro revés al no obtener el acompañamiento de las petroleras en la licitación de los cupos de carga efectuada meses atrás, el ministro de Transporte Guillermo Dietrich señaló días atrás en nuestra ciudad que iban a continuar intentando su ejecución.

   De hecho a fines de julio el Consorcio del Puerto recibió de la Nación casi 9 hectáreas para construir una playa ferroviaria destinada al ramal Norpatagónico.

   Obviamente los actuales sacudones económicos hacen que esta obra este mucho más lejos, sobre todo porque el aporte de capital privado resulta imprescindible.

Playa de producción de gas natural licuado 

   Otro de los proyectos duramente golpeados por la inestabilidad política y cambiaria es la construcción de una playa de licuefacción que convierta en GNL el gas proveniente de Vaca Muerta.

   Se trata de una obra monstruosa (requiere como mínimo 4 mil millones de dólares), que es impulsada por YPF.

   Si bien su localización aún no fue definida, desde la petrolera estatal apuntan principalmente a su construcción en Bahía Blanca y ya se iniciaron estudios en tal sentido.

   Ahora, debido a las dificultades de financiamiento e interés en el exterior, comenzó a cobrar más fuerza la posibilidad de ejecutarla en módulos, es decir, llevar adelante un proyecto más pequeño con posibilidades de sucesivas ampliaciones.

   YPF, pensaba abrir el juego a otras empresas interesadas en diciembre próximo, aunque obviamente, ante un probable cambio de gobierno, la firma estatal esperará que se produzca el recambio de autoridades.

   En la misma situación se encuentra la casi segura ampliación de Profertil en la zona de Cangrejales.

   Desde la empresa iniciaron los estudios destinados a elegir la mejor tecnología y abrieron el juego a importantes firmas extranjeras.

   En este caso la empresa integrada por YPF y la canadiense Nutien siempre señaló que toda decisión sobre una inversión de 1.500 millones de dólares será anunciada a comienzos del año próximo. 

Presente y futuro de la energía renovable

   Con varios parques eólicos en marcha en la región, el futuro en este rubro también aparece incierto, incluso no se sabe aún si antes de fin de año tendrá lugar el lanzamiento de la Ronda 4 del Programa Renovar.

   Esta iniciativa ya generaba dudas antes de los comicios del domingo pasado por las condiciones económicas del país.

   En este plano conviene recordar que luego de la suba del dólar la subsecretaría de Energía Renovable acaba de prorrogar por un mes la firma de 12 contratos del la Ronda 3.

   Son dos proyectos de energía eólica en la Provincia de Buenos Aires, cuatro de energía solar en Mendoza, San Luis y Buenos Aires y seis de biogás en Buenos Aires y Córdoba

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias