Bahía Blanca | Jueves, 22 de febrero

Bahía Blanca | Jueves, 22 de febrero

Bahía Blanca | Jueves, 22 de febrero

Se cumplen hoy 90 años del primer Estudiantes-Olimpo, todo un clásico bahiense

Ganó el aurinegro 15 a 11. Una rivalidad que marcó a fuego una época.

Fotos: archivo-La Nueva.

Por Fernando Rodríguez / ferodriguez@lanueva.com

   La fuerte historia basquetbolística bahiense tiene un estrecho vínculo con el clásico Olimpo-Estudiantes y todo lo que despertaba.

   La denominación nació en la década del 60; creció y se fortaleció, al punto que llegó a tratarse de uno de los espectáculos más atractivos y convocantes de Bahía Blanca, marcando una época, en el plano deportivo y, también, a nivel social.

   Generaba debate, opinión, expectativa, felicidad y tristeza para los propios hinchas y atención en el resto.

   Era ese partido que fortalecía corazones frente a la victoria y provocaba heridas ante la derrota.

   Marcaba agenda. Se esperaba con ansiedad. Empezaba a jugarse mucho antes del salto inicial y terminaba días después del silbato final.

   Olimpo y Estudiantes fueron pioneros en el básquetbol local.

   Estuvieron desde el mismo año de la fundación de la Asociación Bahiense y se enfrentaron, por primera vez, un día como hoy, 7 de julio de 1929: hace exactamente 90 años.

   Ese partido se disputó en la cancha que tenía Estudiantes en el Parque de Mayo.

   “El encuentro ha despertado en todos los círculos afectos, un interés singular, pues se espera con fundados motivos que dé lugar a alternativas ampliamente animadas. Es la primera vez que se enfrentarán esos conjuntos, por lo que es difícil hacer un pronóstico más o menos fundado con respecto a las probabilidades que lleva a la lucha cada uno de los rivales. Solo existe una circunstancia para poder establecer un parangón de poderío y ella es la actuación de cada conjunto contra Pacífico”, publicaba en la previa “La Nueva Provincia”.

   El partido quedó para el aurinegro: 15 a 11.

   Estudiantes (11): José María Torrea, Arturo Bertoni, Julio Olivares (4), Juan A. Pesoa (4), Martín Neiiendam (2), Carlos Cornídez (1) y Victorino Berrade.

   Olimpo (15): Bruno Biondini (6), Guillermo Wallace (1), Nicanor García Castelo, Prudencio Alvarez (6), Arturo Salanueva (2) y Juan Pedro Muñiz.

   El árbitro fue Jorge Enrique Marks, uno de los mejores jueces locales y que, a la vez, era el presidente de la ABB.

Desafiliación

   Ese primer año Pacífico se consagró campeón y Olimpo fue el subcampeón.

   No obstante, Estudiantes enlazó los títulos de 1930, 1931, 1932, 1933 y 1934.

Parte del equipo de Estudiantes que ganó 5 títulos. Desde la izquierda, Juan A. Pesoa, Juan Medina, Julio Olivares, Romeo Palma y Arturo Bertoni.

   ¿Qué pasó con Olimpo? “Desapareció”.

   Es que, a raíz de un incidente en un partido de Cadetes contra Pacífico, en 1932, recibió un año de suspensión a su cancha y entre cuatro partidos y un año a varios jugadores.

   El club, en desacuerdo con la decisión del consejo directivo, optó por desafiliarse, pasando la mayoría de sus jugadores a Juventud Unida.

El regreso

   El 10 de octubre de 1953 solicitó la reafiliación, en 1954 se la aceptaron y fue concedida en 1955.

   Mientras tanto, Estudiantes fue uno de los cinco equipos que inscribió su nombre en lo más alto.

   Poco después comenzó la historia del clásico. Más precisamente en 1960.

   Hasta entonces, los 31 torneos se los habían repartido entre Estudiantes (9), Altense (7), Pacífico (5), Sportivo Bahiense (5), Bahiense Juniors (3) Barracas (1) e Independiente (1).

El salto

   En 1960 el aurinegro ganó cómodamente el torneo de Segunda, coincidiendo con la llegada de Atilio Fruet, quien había ganado los campeonatos de Tercera (1957), Segunda (1958) y Primera (1959) con Independiente.

   Y el éxito aurinegro se prolongó, logrando los títulos de Primera en 1961 y 1962, en el escenario de Colón y Brunel, por entonces, a cielo abierto.

Dominó 23 años

   Desde 1960 y 1983, Olimpo cosechó 15 títulos y Estudiantes 7, mientras que los dos restantes se los repartieron Barracas (1963) y Leandro N. Alem (1980).

Olimpo dominó en '62, '64, '66, '67, '68 y '69. Plantel del '64: parados, desde la izquierda, Cerdeyra, Fruet, De Lizaso, Lliteras y Carlos Tomás. Abajo: Rufrancos, Poloni, Fasano, Martínez Bayle y Norberto Tomás.

   Los duelos Olimpo-Estudiantes bien podrían sintetizarse en las figuras de Lito Fruet y Beto Cabrera, dos que marcaron una época siendo acérrimos rivales, rodeados, claro, por camadas que acompañaron a los líderes de esta revolución del básquetbol bahiense.

   El honor, traducido a números fríos, ya sin el calor que supo tener este clásico, posiciona a Olimpo en lo más alto en el historial de campeonatos oficiales de Primera, con 19 conquistas y a Estudiantes, segundo, con 16.

   Los tiempos cambiaron, las pasiones también. Ya nada será como lo que fue.

   Y menos aún, como hace 90 años...