En la provincia, todos quieren marcar la cancha

7/4/2019 | 06:30 |

La columna semanal de Ricardo Salas, corresponsal de La Nueva.en La Plata

Archivo La Nueva.

Por
Ricardo Salas

   Sectores del radicalismo “rebelde” le advierten a Macri con un clásico de la política: "los peronistas te acompañan a la puerta del cementerio, te abrazan, te dan la última palmada en la espalda, pero no entran". Olfatean impopularidad y clima de derrota electoral dentro de Cambiemos. Nadie habla de “ideología”. Mucho menos, con un modelo económico del Gobierno nacional que va dejando una enorme crisis social.

   Uno de los más fervientes defensores del acuerdo con el Pro y los “lilitos” de la Coalición Cívica, es el vicegobernador radical Daniel Salvador. Por convicción y también tal vez, por supervivencia política. “Para el radicalismo, en todos los niveles, el camino es Cambiemos”, sostiene.

   Hoy por hoy el oficialismo “amarillo” del Pro se ve opacado ante la crítica situación económica por la que atraviesa el país a raíz de la política del Gobierno nacional. Sin dudas, los vaivenes económicos mandan y mueven el “medidor”del malhumor social.

   El rol que tiene el radicalismo dentro de Cambiemos sugiere otro tono de entonación. Es momento de “fortalecer” ese espacio político electoral. “Por supuesto, como en todo, habrá quienes están más convencidos. Otros que no tanto", se admite entre correligionarios sobre el futuro de la alianza gobernante.

   Es que tan repentina ha sido la irrupción del "factor Roberto Lavagna" que sigue provocando reacciones airadas de muchos de los principales actores, deslizamientos subterráneos de dirigentes, inquietud en los principales espacios políticos, entusiasmo en parte del empresariado y perplejidad en analistas y consultores, con especial énfasis aquellos vinculados con los “boina blanca” de la UCR.

   Frente a la crisis económica que atraviesa el país y mientras Mauricio Macri busca “el camino para derrotar la inflación”, la gobernadora María Eugenia Vidal salió a afirmar que "cuando no se roba y se hace, podemos devolverle la confianza a la gente", casi trazando una comparación con la gestión kirchnerista, tras inaugurar junto al Presidente un nuevo sistema de transporte público de colectivos de la ciudad de Junín.

   Para el arco legislativo de Cambiemos esto no es un juego y admiten: quizás ponderamos demasiado el gradualismo. “Vinimos a la política a hacer cambios estructurales, de una vez y para siempre. Porque no somos lo mismo y la gente lo sabe. Esta vez, las promesas se cumplen contra viento y marea”.

   “Este gobierno va a quedar en la historia por sus mentiras, su insensibilidad y por la destrucción económica a la que llevó al país”, refutan desde el peronismo legislativo opositor.

   En la Provincia, un sector del sindicalismo docente (quizá más politizado) trabajadores de la salud pública y estatales enrolados en el combatio gremio de ATE (enfermeros, auxiliares de la salud y educación, trabajadores de niñez, entre otros) siguen en estado de ebullición y mantienen un escenario de conflicto salarial y laboral. Para Cambiemos la propuesta salarial a los docentes es un gran esfuerzo que hizo la administración Vidal, "que les permitirá recuperar el nivel de compra, otorgándoles el 15, 6 por ciento que se perdió el año pasado y con la incorporación de la denominada cláusula gatillo".

   La “selfie” que se sacó Macri con Vidal y ministros en Chapadmalal durante un “retiro espiritual” bajo la modalidad denominada "team building" (trabajo en equipo), donde se analizaron temas vinculados a la gestión bonaerense, tanto de lo realizado como de lo pendiente, no alcanza para despejar algunos frentes de tormenta.

   No resulta llamativo, pero sí un dato fuerte que adquiere preponderancia política. No pocas organizaciones sindicales, cercanas al kirchnerismo duro, salieron a transmitir el rechazo a la gestión de la mandamás bonaerense de Cambiemos. Revela la decisión de emparentar a Vidal, una de las dirigentes nacionales que mejor imagen tiene, con el presidente Macri. “Se puede gobernar sin relato y diciendo la verdad, incluso cuando hay dificultades”, admiten.

   Obviamente, casi todas las miradas dentro de la Gobernación en calle 6 pasan por la evolución de la economía. Casi sin pestañear, Vidal deberá lidiar con el enorme desafío de empujar la alicaída imagen que registra Macri en ámbito bonaerense.

   Una primer estrategia pasa por “militar” la obra pública, ya sea desde las centrales de infraestructura, como las hidráulicas y las rutas, como aquellas de agua, cloacas y asfalto. El encargado de esa bajada de línea política es Federico Salvai, el jefe de Gabinete de ministros de MEV. “Rehabilitamos más kilómetros de rutas que en ocho años de la gestión anterior”, mensajean. Tiro por elevación a la administración peronista de Daniel Scioli.

   La dirigencia peronista se frota las manos. Muchos convencidos de que la figura de Cristina Fernández de Kirchner en una eventual candidatura presidencial puede arrastrarlos a una victoria electoral en provincia de Buenos Aires, ya parecen animarse a subirse al ring para competir en una pulseada con la gobernadora Vidal. “Somos los intendentes peronistas los que pensamos en un futuro mejor para la Provincia”, dice el alcalde “dialoguista” lomense Martín Insaurralde, procurando ganar volumen como candidato a gobernador.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias