Áñez cambió la cúpula militar y tomó juramento a los nuevos jefes con crucifijo y cirios

13/11/2019 | 18:34 |

La presidenta de Bolivia designó comandante en jefe de las Fuerzas Armadas al general del Ejército Carlos Orellana, quien sucedió a su polémico camarada de armas Williams Kaliman, quien el domingo pasado sugirió públicamente a Evo Morales que renunciara a la Presidencia de la República.

Foto: El Deber

   La presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, removió hoy a la cúpula de las Fuerzas Armadas y tomó juramento a los nuevos jefes militares, en un acto que incluyó un crucifijo y dos cirios junto a la Constitución.

   Áñez designó comandante en jefe de las Fuerzas Armadas al general del Ejército Carlos Orellana, quien sucedió a su polémico camarada de armas Williams Kaliman, quien el domingo pasado sugirió públicamente a Evo Morales que renunciara a la Presidencia de la República.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Kaliman había asumido ese puesto en diciembre de 2018, momento en el que se declaró “soldado del proceso de cambio”, tal como llamaba Morales a su gestión, y se refirió al entonces mandatario como “hermano presidente”.

   En el mismo acto, Áñez tomó juramento a los generales Ciro Álvarez Armada e Iván Rioja como comandantes del Ejército y la Fuerza Aérea, respectivamente, y al contralmirante Moisés Mejía como jefe de la Armada.

   Los nuevos jefes castrenses juraron en una ceremonia en la que se incluyeron un crucifijo y dos cirios junto a la Constitución, pese a que esta declara a Bolivia como Estado laico. (Télam)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias