"Tentativa de femicidio"

Fue denunciado 12 veces por intentar matar a su expareja y lo liberaron

17/10/2019 | 11:09 |

Lucas Grippo esperará el juicio con tobillera electrónica y no podrá acercarse a la denunciante por un radio de 700 metros.

   La Sala III de la Cámara de Apelaciones de La Plata decidió en las últimas horas que un hombre espere el inicio de un juicio con tobillera electrónica tras ser denunciado 12 veces por su expareja de intentar matarla. 

   Melina Cruz denunció a Lucas Grippo por las agresiones y amenazas que le realizó durante más de 8 años.

   El acusado fue detenido pero la justicia lo liberó ante un recurso presentado por la defensa.

   La última vez que la joven de 29 años denunció a Grippo, empleado administrativo y licenciado en Comunicación Social con quien tiene una hija de 7 años, fue en junio pasado, cuando la atacó en la calle y a la vista de todos con una trincheta.

   A pesar de haberlo denunciado, él le siguió enviando mensajes en los que la amenazaba de muerte no solo a ella sino también a su hija.

   "Ayer un fallo bastante amplio de la Sala III de la Cámara de Apelaciones dictó la falta de mérito para Grippo en la última causa por la que fue detenido hace 60 días y permanecía en la Alcaidía de Melchor Romero, ubicada la calle 520 y 185", explicó Juan Benítez, abogado de Cruz.

   Y agregó: "A entender de la Sala III no estarían dadas las condiciones para mantener la medida de coerción (detención) hacia Grippo. Eso no implica que fue sobreseído, sigue procesado pero deberá esperar el juicio oral en la casa", apuntó.

   El acusado deberá usar una pulsera electrónica monitoreada por el Servicio Penitenciario Bonaerense, algo que había pedido la jueza Graciela Barcos, del Juzgado de Familia Nº 3, al momento de su detención, considerando el supuesto caso de que el hombre sea beneficiado con un recurso como el dictado ayer por la Cámara Penal de Apelaciones.

   Pese a la decisión de esta sala, la fiscal Cecilia Corfield, quien lleva la causa por "tentativa de femicidio", no cambiará la carátula y según el abogado, cuando llegue el momento, pedirá la elevación a juicio por esa acusación.

   La Sala III en su escrito afirmó que "no hay elementos probatorios" suficientes como para que Grippo espere el juicio dentro de un penal, con lo cual decidió la libertad hasta ese proceso judicial, con la restricción de la tobillera y de no acercarse a la denunciante por un radio de 700 metros.

   En paralelo a esta causa, el 31 de octubre se iniciará el juicio oral contra Grippo por denuncias anteriores presentadas también por Cruz, en las que lo acusa por "lesiones y amenazas". (Minuto Uno y La Nueva.)

Si sufrís violencia de género o conocés a alguna víctima, llamá al 144: es gratis y atiende las 24 horas

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias