General del imperio de las tinieblas

5/8/2017 | 20:58 |

Por
Maximiliano Allica

“La disyuntiva principal de las sociedades no es entre izquierda y derecha, sino entre cultura autoritaria y cultura liberal. Aquí el término cultura refiere a las actitudes y percepciones respecto del poder. La cultura autoritaria prioriza el poder del gobernante por sobre el de las instituciones, por ende tolera la acumulación de poder en las manos de una persona y hasta admira el personalismo y el verticalismo. Prefiere al déspota y desprecia tanto al pusilánime como al demócrata-liberal. Porque considera débil y despreciable al poder controlado y limitado por las instituciones.

"Su contracara, la cultura liberal, prioriza el poder de las instituciones y el pluralismo por sobre el poder del gobernante. Ergo, desprecia todo lo que impone uniformidad y veneración al líder. Siente a los liderazgos personalistas, verticalistas y omnipresentes como humillantes para la sociedad y para la dignidad del ciudadano. Por tanto, solo respira libertad y dignidad cuando el poder es limitado y controlado por la ley y la institucionalidad.

"Se trata de la principal dicotomía porque cada una de esas culturas políticas abarca izquierdas y derechas. Y si hay izquierdas culturalmente autoritarias e izquierdas culturalmente liberales, del mismo modo que hay derechas de una y otra vertiente, la disyuntiva mayor está en las dos grandes culturas políticas contrapuestas y no entre las tendencias específicas que ambas contienen en su interior.

"En América Latina, como en muchos otros rincones del planeta, siempre predominó la cultura autoritaria. No fue así en la Europa que emergió entre las ruinas de la II Guerra Mundial. Tampoco en Estados Unidos, donde las instituciones estuvieron siempre por sobre el poder del gobernante.

"Mientras a la presidencia de EE.UU. llega en 2017 un hombre que glorifica liderazgos en los que el poder del líder está por encima de las instituciones, los vientos políticos que recorren Europa recuerdan el huracán de cultura autoritaria que derribó a la República de Weimar y sembró de totalitarismos el viejo continente".

Se trata de la introducción del libro "Abadón", del periodista especializado en política internacional Claudio Fantini. El nombre de la obra alude a un monstruo del apocalipsis, general del imperio de las tinieblas. La obra permite entender en lenguaje bastante llano al mundo de hoy. Recomendado.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias