La palabra lo dice

3/6/2017 | 20:33 |

Por
Maximiliano Allica

“La culpa es de los medios” es uno de los argumentos más utilizados por aquellos que consideran que desde un canal masivo de comunicación se puede modificar el destino de tantísimas cosas. En parte es cierto. Pero solo en parte.

“En las elecciones de 2015 perdió el kirchnerismo por culpa del aparato mediático”, se escucha, por ejemplo. El mismo aparato que Cristina Fernández ya tenía en contra durante 2011, cuando arrasó en las urnas. El planteo no resiste un round.

“Los medios reproducen mil veces la misma noticia sobre un delito y aumentan la sensación de inseguridad". ¿Qué deberían hacer los medios? ¿Ocultar, minimizar? Es real que se necesita mayor cautela. Pero si la noticia es verdadera, lo es.

“Los medios tratan con liviandad la discusión sobre la edad de imputabilidad”, afirman especialistas, en otro ejemplo típico. En parte es cierto. Pero solo en parte. Muchos de esos especialistas luego esquivan a los medios, con lo cual es difícil difundir su ilustrado saber.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

“Los medios no aportan nada para lograr una mejor sociedad”. En los medios, al menos en este, es profusa la información sobre actividades solidarias o de personas que son ejemplos de vida. También abundan los artículos para dar respaldo a entidades que promueven una vida mejor. Más aún: si se fijan en las redes sociales, esas noticias suelen tener más “likes” y compartidos que las policiales comunes y corrientes.

“A los medios solo les interesa vender”. Efectivamente, este es el negocio de vender noticias. Pero así como el verdulero del barrio puede vender manzanas deliciosas o de mala calidad, los medios pueden vender información podrida o veraz, chequeada, respaldada por datos y testimonios. Cada uno elige qué ofrece y qué consume.

“La televisión es basura”. Si tenés cable podés elegir entre 900 canales. Este planteo tampoco dura un round.

“Los medios mienten”. Algunos medios pueden dedicarse a mentir, pero la mayoría solo comete errores. De todos modos, una autocrítica: a veces los periodistas estamos muy poco capacitados para dar ciertos mensajes. El afán de protagonismo nos traiciona.

Los medios, por sobre todas las cosas, son lo que ustedes decidan. La palabra lo dice.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias