Una ciudad que no tiene techo

4/9/2016 | 08:09 |

Por
Maximiliano Allica

El problema de las garitas para esperar el colectivo no es que se vuele el techo sino que el asiento es demasiado duro, casi tanto como la cara de quien trató de ocultar los gastos de semejante papelón. Hace ya un par de años que no nos ponemos de acuerdo para proveer a la ciudad de 15 (¡15! no 1.500 ni 150) refugios para esperar el bondi sin que te pegue tanto el pampero. "Finalmente los bahienses van a entender para qué era el viento", dijo el presidente Macri en su última visita a la ciudad. Un visionario.

En Brasil el tipo que encabezó la destitución a Dilma Rousseff se apellida Temer. A la ahora expresidenta la denunciaron por manejo irresponsable de las cuentas públicas. Más de la mitad de los legisladores que votaron por echarla son investigados por corrupción. La política es el arte de ahuyentar a la gente de bien.

En Argentina, el año que viene podrán votar por primera vez los millennials, chicos nacidos a partir del año 2000. Según un estudio tomado al azar en Internet, esta generación "tiende a confiar menos en las personas que las generaciones anteriores y ya forman el grupo con mayor descontento político y religioso de los últimos tiempos". Nosotros nos burlamos porque cazan pokemones, pero no nos preguntamos por qué lo hacen, si lo que están buscando son muñequitos en los celulares o están forjando vínculos de un modo que nuestra genial capacidad de adultos no termina de entender. El mundo del futuro es de ellos, quizás los tontos seamos nosotros.

Mientras Bahía Blanca se acostumbra a la conurbanización, el ministro bonaerense de Seguridad Cristian Ritondo va de panelista al programa de Fantino. Entre maquillaje, programa y sobremesa, permaneció más tiempo ahí que en su reciente paso de 2 horas por la ciudad. Vuelva cuando quiera.

Cuatro cortitas:

Un médico mató a su asaltante y se discute si fue legítima defensa, abuso de la legítima defensa o si el médico era el chorro. Qué pueblo hermoso somos, mamita.

Definición de paradoja: A un preso que vendía drogas desde la cárcel de Villa Floresta lo sentenciaron a 9 años de prisión. Dulce condena.

Messi volvió a la Selección. Patón 2019.

Intendencia y Concejo se pusieron firmes y harán cumplir a un empresario su promesa de construir un Centro Integrador Comunitario en el Noroeste, sector que lo necesita mucho. Ojalá ciertas promesas no se vuelen. Y Bahía no tenga techo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias