Todos tienen una excusa razonable

17/9/2016 | 08:03 |

Por
Maximiliano Allica

Un carnicero de Zárate persiguió a un ladrón, lo atropelló con el auto y lo mató. Detenido por homicidio simple, luego de dos días recuperó la libertad a la espera del juicio. Antes de que lo suelten, Macri dijo: "Debería estar con su familia". Más aún: nunca debió verse en la necesidad de responder ningún ataque. Señor presidente, para comentaristas estamos nosotros.

Desde el tiroteo del médico Villar Cataldo sobrevino una ola de hechos de justicia por mano propia. Las opiniones a favor y en contra de los justicieros van en aumento. El clima es grave. La violencia genera violencia.

Cerri salió a la calle para pedir justicia por el robo con golpiza a una mujer de 77 años. Marta Chiaradía rogó al intendente que su localidad no se convierta en zona de riesgo. Para que eso no ocurra tienen que pasar dos cosas: prevención y sanción. Hagan sus apuestas.

¿En quién confían más ustedes? ¿En su Policía, en los funcionarios judiciales, en los dirigentes políticos? ¿Ustedes creen que en general son buena gente y solo algunos, demasiado dañinos, pudren la situación? ¿Es un problema de leyes o de su aplicación? ¿El delito es un problema de desigualdad, drogas, falta de oportunidades de estudio y trabajo? ¿Los medios agigantamos todo y generamos una percepción exagerada, una "sensación"? ¿Por qué somos tan violentos como sociedad? No miren para otro lado.

Esta semana robaron por tercera vez la casa del rector de una universidad. "Hay que apostar a que haya más trabajo y educación", dijo Hernán Vigier. El camino largo, el único camino.

La Policía dice que actúa y detiene pero acusa a la Justicia de puerta giratoria. También sostiene que las órdenes de allanamiento son demasiado lentas. La Justicia afirma que la Policía trabaja de manera desprolija y ensucia el normal desarrollo de las causas. También, por lo bajo, hablan de connivencia con los delincuentes. El poder político dice que más allá de si las leyes deberían cambiar o son buenas, ni la Policía ni la Justicia trabajan de manera eficaz y que ante eso es muy poco lo que pueden hacer. Policía, Justicia y poder político (en esto son unánimes) se escudan detrás de una alarmante falta de recursos. Estamos en el peor de los problemas. Todos tienen una excusa razonable.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias