QUIERE LLEGAR AL MASTERS DE FIN AÑO

Eyheraguibel: “La motivación y la ilusión mueven montañas”

3/8/2015 | 00:30 | A los 41 años, Paula se mantiene en la elite del pádel mundial. Esta semana y junto a la española Gemma Triay Pons, se coló entre las cuatro mejores parejas en el Masters de Málaga.

Eyheraguibel: “La motivación y la ilusión mueven montañas”. Deportes. La Nueva. Bahía Blanca

Por Javier Quintero / fquintero@lanueva.com

¿Alguien puede dudar que Paula Eyheraguibel es una competidora de pura raza? Con 41 años y un palmarés difícil de igualar, la ocho veces campeona del mundo mantiene las ganas y la motivación necesaria para mantenerse en el máximo nivel.

Sus últimos años no han sido sencillos. Los cambios de pareja y las lesiones la hicieron dudar de futuro en el World Padel Tour. Pero su pasión pudo más y haber encontrado la compañía correcta en la española Gemma Triay Pons le devolvieron la energía. Esta semana, Eyheraguibel consiguió el resultado más resonante de la temporada al colarse en las semifinales del Masters de Málaga, con un triunfo sobre una pareja ubicada en el top ten.

Y ahora, el sueño en colarse entre las seis duplas que disputarán el Masters

"Habíamos ganado cuatro torneos en el Circuito catalán. Además, en otro certamen de este tour, habíamos perdido 6-4 y 6-4 en las semifinales contra Salazar (Alejandra) y Marrero (Marta), que son las Nº 2 del mundo. Eso nos brindó confianza para encarar lo que venía y nos permitió sumar rodaje como pareja".

-¿Cuánto vale haberle ganado a una pareja top ten como Reiter-Navarro?

-Mucho. Ya le habíamos ganado en Córdoba, pero habíamos perdido en Valladolid. Pero este partido era por un Masters y en la tierra donde Carolina es local, por lo cual es diferente. Fue un partido durísimo en el que para colmo perdimos el primer parcial en tie break (11-9) y después de tener un set point. Lo importante fue que nos mantuvimos firmes de la cabeza y pudimos triunfar en el segundo por 6-4. El último fue el más equilibrado, porque llegamos 5-5 a la definición y logramos quebrar después de estar 40-15 abajo.

-¿Les pesó el cansancio en las semifinales?

-Pesó lo físico y también lo mental. Las semifinales duraron más de tres horas y bajo una temperatura de 33 grados. Para colmo, en semifinales jugamos por primera vez en la pista central y no fue fácil para ninguna. Yo porque ya perdí la costumbre y para Gemma era la primera vez. Jugar ante tanta gente, con las cámaras presentes y ante una dupla que está en un gran momento, no fue fácil. Los nervios nos jugaron una mala pasada.

-¿Cómo ves la evolución de Gemma?

-La vi jugando pre-previa en un torneo y dije esta chica tiene que ser mi compañera. No me equivoqué, porque está creciendo torneo tras torneo. Sabía que mis tiempos no eran los mismos que los de ella, porque Gemma tiene 23 años y yo estoy terminando mi carrera, pero su evolución ha sido formidable.

-¿Cuál es el objetivo que se plantearon hasta fin de año?

-En septiembre van a descontar todos los puntos del año pasado y teniendo en cuenta que este año ya llegamos dos veces a cuartos de final y otras dos a semifinales, creo que podemos meternos entre las seis mejores parejas. Nuestro objetivo es clasificarnos al Masters de fin de año y si nos acompaña un poco la suerte, creo que podemos.

-¿Te dan más ganas de seguir cuando te das cuenta que todavía es posible pelear en grande?

-La motivación y la ilusión mueven montañas y tener buenos resultados te permite mantener las ganas de levantarte todos los días con ánimo para entrenar. Plantearme objetivos es fundamental para seguir vigente.

“Yo armo y ella es la que define”

   Su compañera."Gemma es una jugadora muy agresiva, que le pega muy bien de arriba y que también volea de gran manera. Además, ha empezado a defender muy bien, lo que la vuelve muy completa. Antes cada una jugaba a lo suyo y de a poco estamos conectando mejor. Yo armo la jugada y ella es la que define", explicó.

   Sin roces. "Hemos trabajado bastante en la relación. Al principio no fue fácil y hubo algunos cruces, pero también es lógico porque ella viene de un deporte muy individualista como el tenis y yo siempre jugué en pareja, con alguien que me alentaba todo el tiempo. Pero fue cuestión de tiempo, porque con el correr de los torneos, empezamos a conectar y a jugar en equipo", acotó Pau.

   Cambios. "El circuito ha evolucionado mucho en los últimos tiempos. Todo se ha profesionalizado y la nueva camada viene con todo. Además, ahora todas las jugadoras trabajan con psicólogos y tienen una tremenda preparación física, por lo cuál se hace difícil competir. De todos modos, y con paciencia, las que ya llevamos más años, la seguimos peleando", dijo.

Le quedan cinco torneos y el Mundial

   Calendario. "Restan cinco torneos en el World Padel Tour y el Mundial que lo organiza la gente del Pro Padel Tour y la Federación Internacional en Málaga. Lo voy a jugar con Gemma, así que intentaremos cumplir un buen papel", mencionó Eyheraguibel sobre su futuro.

   Dubai como destino. En el calendario del World Padel Tour 2015 se agregó un torneo en Dubai (Emiratos Árabes, tanto para varones como para mujeres. "Es una motivación extra. No conozco, así que va a ser emocionante poder jugar ahí", contó.

Su ranking
13
Creciendo. Antes del Masters de Málaga, la bahiense Paula Eyheraguibel ocupaba el puesto Nº 13 en el ranking mundial femenino. En tanto, su compañera Gemma Triay Pons aparecía 16º.
Con visitas. Entre torneo y torneo, Paula aprovecha para descansar y recibir visitas. Ahora y mientras llega el certamen de La Nucia, viajará a Londres, Niza y Mónaco con su hermana y una amiga.

Creciendo

   Antes del Masters de Málaga, la bahiense Paula Eyheraguibel ocupaba el puesto Nº 13 en el ranking mundial femenino. En tanto, su compañera Gemma Triay Pons aparecía 16º.Con visitas. Entre torneo y torneo, Paula aprovecha para descansar y recibir visitas. Ahora y mientras llega el certamen de La Nucia, viajará a Londres, Niza y Mónaco con su hermana y una amiga.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias