Fue un día raro, fue un día normal

13/12/2015 | 00:14 |

Por
Fernando Monacelli

Ya está. Llegó, juró, habló un poco, saludó, recibió los atributos de mando, salió al balcón, volvió a saludar, agradeció, bailó mal, todos se rieron y lo festejaron, entró, otra vez saludó, les tomó juramento a sus ministros, cenó y, así, atravesado por un clima de moderada festividad, se terminó el día sobre el que se había hablado muchísimo más de lo necesario.

Y nadie salió herido. Por supuesto, algunos estarán más conformes y otros más desilusionados con el nuevo presidente de los argentinos, pero este jueves, cuando Macri fue el protagonista de la vida política del país después de doce años de un mismo unipersonal desaforado, nadie recibió un puntazo verbal en el medio del pecho ni un insulto gratuito en el medio del alma.

No hubo malos y buenos, justos y pecadores, vendepatrias y patriotas, propios y ajenas. Fue un día raro, fue un día normal.

Hoy, mientras escribo, es jueves y todo está ocurriendo y aún así da la sensación de que no está pasando nada, seguramente por esto de que lo habitual desde hacía mucho era la adrenalina egocéntrica de una pelea en ebullición permanente. Supongo que hoy domingo se tendrá la sensación de que la cosa cambió hace mucho más que dos o tres días.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Es que, así como las mejores técnicas son las que no se notan, es posible que la mejor vida institucional de un país tampoco deba notarse, salvo en sus efectos. Un gran gobierno es un gobierno en el que después de un tiempo, nadie piensa.

Un buen indicador podría ser que de ahora en más no se hable más de nombres sino de causas y efectos, de políticas y resultados, de medidas, de visiones.

Si las personas aparecen como demasiado importantes, las instituciones se desdibujan y ese es el camino del todo vale.

El otro día, en un buen video que se viralizó, hablaban de que los grandes hombres son los que iluminan a otros.

Ojalá está sea la etapa que comienza en el país. Una etapa sin héroes, pero con inspiradores de gente que simplemente cumpla con su trabajo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias