CON LAS FORMAS DEL AYER

Moto Tehuelche

29/6/2014 | 00:13 | Por Mario Minervino

Hace 55 años, en junio de 1959, la casa de motociclismo “Pingüino”, de Julio Flamono e Hijo, promocionaba la moto Tehuelche, “la potranquita mecánica argentina”.

Máquina de 75 cm3, 4,75 HP y árbol de levas a la cabeza, Tehuelche fue una motocicleta de diseño argentino, verdadero orgullo nacional, presentada en marzo de 1957 y fabricada hasta 1964.

Si bien hubo en el país varios intentos de fabricar una moto propia, la Tehuelche fue la única que tuvo continuidad en sus siete años de producción. De diseño propio, competía con otras motos “argentinas” fabricadas bajo licencia europea y se distinguía por su característico sonido de la cascada de engranajes de distribución.

Sus ideólogos fueron Juan Rafaldi y Roberto Fattorini, llegados de Italia en 1949, quienes traían dinero para invertir en la incipiente “Industria Argentina”, en especial en el campo motociclístico.

En 1955, Rafaldi creó un motor de cuatro tiempos de 50 cc, inusual para la época, con distribución por árbol de levas a la cabeza, sin bomba de aceite, totalmente de aluminio. Un año después comenzó a fabricar una moto en serie, aumentando la cilindrada a 75cc.

Hasta el momento del cierre definitivo, en 1964, cansados de los vaivenes económicos del país, vendieron unas 5 mil motos, de las cuales sobreviven unas cien.

La moto apareció en sus modelos Sport y Súper Sport, este último con velocímetro. Podía alcanzar los 74 km/h, tenía tanque de 10 litros y pesaba 96 kilos.

La casa Pingüino, de Chiclana 921, aseguraba a los compradores repuestos y accesorios “en forma permanente”.

Las competidoras de la época: Alpino (Arrigoni y Pucci SA), ISO (Régoli SA); Vicentia (Proverbio motos), Puma (Corbatta Hnos) y Dunky (Juan Carlos Haurie).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias