Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Estudiantes debutó con una derrota

Estudiantes de La Plata no empezó de la mejor manera su intervención en la 49ª edición de la Copa Libertadores de América, al ser vencido anoche por el local Deportivo Cuenca, de Ecuador, por 1-0, en partido válido por la Zona 2. A más de 2.500 metros de altura sobre el nivel del mar y en un terreno del estadio Alejandro Serrano Aguilar resbaladizo por la continua lluvia caída, el elenco platense hizo los méritos como para no irse derrotado pero su falta de puntería le jugó "una mala pasada".

 Estudiantes de La Plata no empezó de la mejor manera su intervención en la 49ª edición de la Copa Libertadores de América, al ser vencido anoche por el local Deportivo Cuenca, de Ecuador, por 1-0, en partido válido por la Zona 2.


 A más de 2.500 metros de altura sobre el nivel del mar y en un terreno del estadio Alejandro Serrano Aguilar resbaladizo por la continua lluvia caída, el elenco platense hizo los méritos como para no irse derrotado pero su falta de puntería le jugó "una mala pasada".


 Deportivo Cuenca, un ordenado conjunto dirigido por el argentino Gabriel Perrone, sacó renta máxima de una buena jugada colectiva definida muy bien por su compatriota Mauricio Ferradas, ex Sarmiento de Junín y Platense, a los 45 minutos del primer período.


 Estudiantes mostró, al principio, cierta cautela, tal vez por el "estigma" de la altura. Sin embargo, con el correr de los minutos y con una mejor disposición en el campo mojado, al "Pincha" se le fueron facilitando las cosas y así comenzó a adelantarse en la cancha.


 Cuando el primer tiempo terminaba, una doble pared entre Castillo y Ferradas le permitió al atacante meter una media vuelta que se tornó inatajable para Andújar.


 En la segunda parte, Estudiantes tuvo la chance del empate apenas iniciada, con un tacazo de Ezequiel Maggiolo, que pegó en el poste. El conjunto ecuatoriano ya había regalado la iniciativa a un Estudiantes que buscó ganar profundidad con los progresivos ingresos de Leandro Lázzaro y Pablo Lugüercio.