Bahía Blanca | Viernes, 09 de diciembre

Bahía Blanca | Viernes, 09 de diciembre

Bahía Blanca | Viernes, 09 de diciembre

Central perdió más que un partido

Rosario Central perdió anoche 1-0 ante Internacional de Porto Alegre, Brasil, y con ello el invicto histórico en torneos continentales frente a equipos extranjeros, además de buena chance para continuar en la Copa Sudamericana. El conjunto brasileño lo derrotó con gol del delantero Rafael Sobis a los 23 minutos del segundo tiempo, mediante un remate cruzado, algo débil, frente al cual el arquero Juan Ojeda reaccionó muy tarde.
Elder Da Silva Granja trata de escapar a la marca de Román Díaz, de Central. (Reuters)


 ROSARIO (DyN) -- Rosario Central perdió anoche 1-0 ante Internacional de Porto Alegre, Brasil, y con ello el invicto histórico en torneos continentales frente a equipos extranjeros, además de buena chance para continuar en la Copa Sudamericana.


 El conjunto brasileño lo derrotó con gol del delantero Rafael Sobis a los 23 minutos del segundo tiempo, mediante un remate cruzado, algo débil, frente al cual el arquero Juan Ojeda reaccionó muy tarde.


 La caída obliga a ganar a Central en la ciudad de Porto Alegre en la revancha del jueves 29 de este mes, para seguir compitiendo.


 El primer tiempo mostró a un equipo brasileño más ordenado tácticamente, ocupando mejor los espacios e imponiéndose en el centro del campo a partir de la predisposición de Elber Granja, Diego Gavilán y Paulo Tinga.


 En tanto, Central solamente contó con Diego Calgaro para la contención en el mediojuego, ya que el entrenador Ariel Cuffaro Russo incluyó en la formación a tres volantes ofensivos: Andrés Díaz, Emiliano Papa y Germán Alemanno.


 De este modo, Central se transformó en un equipo "largo" y se reiteró en los pelotazos como única arma ofensiva.


 El único que se diferenció y destacó fue el atacante Román Díaz, pues procuró acercar peligro al área visitante con el balón a ras del césped.


 La impotencia fue más evidente en la etapa complementaria, además de que tampoco tuvo ambición para quedarse con el triunfo.


 Con muy poca audacia y conformándose con el empate, una media vuelta Sobis en la puerta del área se introdujo junto al palo derecho de Ojeda, cuya tardía reacción impidió evitar el gol y el invicto.