Importante suba de la exportación de trigo por el puerto de Bahía Blanca

22/1/2022 | 06:30 |

Los embarques al exterior de trigo por las terminales locales crecieron un 70 por ciento durante 2021, llegando casi a 3 millones de toneladas.

Foto Emmanuel Briane - La Nueva

Adrián Luciani
aluciani@lanueva.com

   Aunque por volumen el maíz volvió a ser el grano estrella en materia de embarques por el puerto de Bahía Blanca, el trigo obtuvo excelentes números durante 2021.

   Si se comparan las cifras entre 2020 y el año pasado el trigo logró una suba interanual del 70 por ciento, con 2,93 millones de toneladas embarcadas.

   Estos números no hicieron más que relegar al complejo soja al tercer lugar.

   Obviamente, como se vino informando, el maíz fortaleció su liderazgo, con más de 7,12 M Tn embarcadas en 2021, es decir, un 36,7% más que en 2020 y todo parece indicar que durante este año el podio general de los granos seguirá sin demasiadas variaciones en cuanto a las posiciones, aunque sí con cierta merma en los tonelajes por menor cosecha.

   Cabe recordar que pese al impacto de la pandemia, las terminales de Ingeniero White y Galván exportaron en 2021 casi un 40 por ciento más de cereales que en 2020.

   En tal sentido, el total embarcado en 2021 (cereales, oleaginosos y subproductos), llegó a 13,15 millones de toneladas, mostrando una importante suba interanual del 36,9%.

   Pero volviendo al trigo, según un relevamiento realizado por la Bolsa de Cereales y Productos (BCP) bahiense, Brasil mantuvo su liderazgo en cuanto a los destinos e incrementó su participación con el 62% de los envíos, incrementando incluso su volumen en un 92% respecto a 2020. 

   El segundo lugar lo ocupó Chile con el 13% --el año pasado solo representaba el 2,3% --, desplazando de esta posición a Indonesia.

   En su informe, el departamento de Estudios Económicos de la BCP aludió a la campaña argentina 2021/22 y destacó dos hechos fundamentales: producción récord y precios atractivos.

   Con un mayor rinde, la producción se aproximó a las 22 M Tn y en la región de la BCP, a pesar de la menor área implantada, los buenos rindes permitieron alcanzar una producción de 5,3 M Tn.

   En cuanto a la situación internacional, el relevamiento indicó que a nivel mundial la campaña 2021/22 de trigo deja un balance ajustado, dado que el incremento en la producción resultó menor que el del consumo y las importaciones. 

   Con este panorama, el stock final se contrae más de un 3% interanual (i.a.) 

   A nivel productivo, se cierra una campaña con fuertes adversidades para Canadá, Rusia y EE.UU., con caídas de 13,5; 9,9 y 5,0 M Tn, respectivamente.

   En sentido opuesto, la U.E., Ucrania, Australia y Argentina incrementaron anualmente su volumen producido en 12,0; 7,6; 0,7 y 2,9 M Tn, respectivamente.En el caso de los últimos 3 países, alcanzaron valores récord.

   Respecto a las exportaciones, las mismas mostraron la misma tendencia que la producción en los países mencionados, destacándose la fuerte caída de Canadá (-43,2% i.a).

   “En 2021, la cotización del cereal en Chicago registró una suba del 25%, alcanzando el valor más alto de los últimos años en noviembre, con 314,5 U$S/Tn”, consignó el relevamiento de la BCP.
Panorama argentino

   Para el ciclo 2021/22, el USDA proyectó para Argentina una producción récord de 20,5 M Tn, con una suba interanual del 16,1%.

   Sin embargo, con la cosecha finalizada, esta estimación quedó por debajo de las aproximadamente 22 M Tn proyectadas por organismos nacionales.

   En cuanto a las exportaciones, la misma fuente estimó 13,5 M Tn (+17,1% i.a), con una participación en los envíos globales del 6,6%. Sin variaciones significativas, el consumo se mantendría en 6,5 M Tn (+1,6% i.a), mientras que los stocks alcanzarían las 2,7 M Tn (+25,5% i.a).

   ¿Un 2022 con menos toneladas?

   En cuanto al movimiento de cereales para este año, si bien cada región presenta particularidades, podrían llegar menos granos desde el norte.

    Esto sería consecuencia directa del estrés hídrico de verano, que hizo caer la proyección de cosecha de soja y maíz 9 y 8 millones de toneladas, respectivamente.

    En total, el impacto sobre la economía argentina se estima en US$4.800 millones, o un 1% de su PBI potencial.

   Incluso con la recuperación de los precios, la pérdida de ingresos netos del sector productor ya asciende a US$ 2.930 millones, lo que redundará en menos fletes, menos servicios financieros y de intermediación, menos consumo.

   En total, el impacto sobre la economía argentina se estima en US$ 4.800 millones, o un 1% de su PBI potencial.

   “En el frente externo, las exportaciones de los principales productos de los complejos soja y maíz caerán en 13 millones de toneladas”, señaló un relevamiento de la Bolsa de Comercio de Rosario.

   Podio del girasol

   También durante los últimos días se conoció un informe de esa entidad  donde posicionó en tercer lugar  a los puertos de Bahía en lo que hace a la captación de girasol en el país.
Quequén (23%), Rosario (18%) y Bahía Blanca (6%) constituyen las principales regiones portuarias para la oleaginosa.

   En el caso de Quequén, el principal centro de demanda, en la última campaña recibió un total de 740 mil toneladas.

   Tras ese principal nodo de recepción de granos de girasol se ubica Rosario, con 590.000 toneladas, de las cuales la mayor parte corresponden a San Jerónimo Sud.

   “En tercer lugar se ubica Bahía Blanca, con 178.000 toneladas recibidas en la última campaña o un 6% de todo el girasol comercializado”, precisó el trabajo de la BCR.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias