Bahía Blanca | Domingo, 03 de julio

Bahía Blanca | Domingo, 03 de julio

Bahía Blanca | Domingo, 03 de julio

Primera: Liniers y Bahía Basket dieron un paso adelante y Pacífico evitó el descenso directo

Bahía Basket quebró la localía de Napostá (97-96). El Chivo no lo dejó escapar como local ante Estudiantes (87-81). Descenso directo de 9 de Julio, tras perder la final por la Permanencia 3-0.

Ezequiel Paz (Bahía Basket) entra de bandeja a la zona pintada local. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

   Liniers y Bahía Basket se adelantaron en sus respectivas series semifinales por el campeonato del torneo de básquetbol de Primera.

   Al disputarse este lunes los terceros partidos de las series al mejor de cinco, ambos quedaron en ventaja por 2 a 1.

   La nota de la fecha fue que Bahía Basket logró quebrar la localía de Napostá y lo venció 97 a 96 en el Antonio Palma.

   Allí, con una progresión de 30-31, 59-43 y 81-72 para el local en primer término, la visita dio una muestra de su poderío al levantar un partido que llegó a perder por 20. Fue cuando el base local Gustavo Gentili (Napostá) metió un tiro de 3 que dejó el marcador 72-52 a 5m para el final del tercero.

Dos por uno le hacen entre Santiago Quiroga y Jorge García a Iván Catani.

 

   Desde ese momento la visita comenzó a descontar con el goleo de Valentín Simondi (en cancha para reemplazar a Iván Catani, atendido por un corte a la altura del tabique nasal) y un total de 6-7 en triples combinados por el resto, Bahía recortó con parcial de 14-4 (81-72) y proyectó su remontada al último parcial.

   La visita no modificó su receta: se cerró en bloque zonal atrás y adelante aprovechó la oportunidad y espacios para el tiro de 3 (4-6 en el último), logrando pasar al frente 90-89 con triple de Manuel Fernández. Tras lo cual, se distanció 96-91 con 2-3 de Joaquín Sánchez a 1m53s. (goleador del ganador, con 27 puntos (5-7 en triples).

   De todos modos Napostá recuperó la iniciativa y con triple de Mauro Zalguizuri más doble de Jorge García lo empató en 96 a 1m06s.

Jorge García quedó atrapado y busca la salida ante Aranda, Novaes y Simondi.

 

   Ambos erraron sus siguientes ofensivas (Paz de 3 y Jorge García penetración), hasta que a 9s Paz jugó un buen pick and roll con Gabriel Novaes, quien jugó a la caída y le sacó falta abajo a Nicolás Quiroga. El centro brasileño hizo 1-2 y le puso cifras definitivas, porque en la siguiente García no pudo meter su intento doble.

   El cuarto punto se definirá este martes si va el sábado (en lugar de jueves) por un pedido de Bahía, que tiene el Dow Center ocupado este jueves.

Liniers, en el complemento

   En el Hernán Sagasti, Liniers venció a Estudiantes por 87 a 81 y volvió a liderar la serie.

   El albinegro, que contó nuevamente con Agustín Dottori (ausente en el segundo partido), jugó un gran primer cuarto (25 a 12), que le permitió no sufrir tanto el bache del segundo parcial, que lo ganó la visita por 25 a 13 (38 a 37).

Diomedi le gana por abajo al Colo Martínez.

 

   En el segundo tiempo, el dueño de casa fue más sólido y aprovechando sus variantes ofensivas, quebró al Albo y mantuvo la localía.

   El goleador del ganador fue Gastón Diomedi, con 27 puntos, 18 en el último parcial. Mientras que en Estudiantes la principal vía de gol fue José Luis Martínez, con 28 unidades.

   El cuarto partido se jugará en Estudiantes el jueves, a las 20.45.

Pacífico, otra chance

   En la serie por la permanencia y en un final que se guardará por mucho tiempo, finalmente el clásico de barrio quedó en manos de Pacífico, que venció a 9 de Julio por 71 a 70, cerró 3-0 y lo condenó a jugar en Segunda la próxima temporada.

Rodrigo Blanco ataca a Matías Ponzoni.

 

   No obstante, para el verde la historia continúa, porque deberá enfrentar en un repechaje al perdedor de la final de Segunda, que están disputando Sportivo (1) y San Lorenzo (1), quienes vuelven a medirse este martes, en serie al mejor de cinco.

   Pacífico se desahogó recién en el final, más precisamente con un triple de Pomar Garbarino a falta de 22 segundos, para pasar al frente 71 a 70.

   En la reposición, el local alcanzó a tirar, pero Emmanuel Paredes (una de las figuras) falló, tomó el rebote y se consumió el tiempo.

   El juego tuvo un trámite bien de final por evitar el descenso, cargado de nervios, dientes apretados, pelotas que quemaban y un 9 de Julio que no se rindió nunca. Al punto que lo tuvo contra las cuerdas a la visita, tras un parcial de 14-4 para empatar en 65 restando 2m50 y luego de estar abajo por 13. Inclusive, ganaba 70-68 con 1m11 por delante, hasta que llegó el tiro decisivo.