Se la conoce como Solución Mineral Milagrosa

El peligroso químico que se promociona como cura del Covid

8/8/2020 | 07:00 |

Autoridades sanitarias alertaron sobre los problemas de salud que puede traer el uso del dióxido de cloro. Ya hubo casos de intoxicaciones en otras ciudades.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Por Pablo Andrés Alvarez / palvarez@lanueva.com

   Aunque aún no se registraron casos en nuestra ciudad, el uso del desinfectante dióxido de cloro como un “remedio casero” para curar dolores, infecciones, alergias e incluso, últimamente, como solución al Covid-19, ya genera preocupación en el sistema de salud. 

   “No hemos tomado conocimientos de sucesos, pero estamos en alerta porque ya ha habido en otras partes del país y sabemos que se está difundiendo su uso en las redes sociales”, señaló el doctor Pablo Fernández Keller, jefe de guardia del Hospital Municipal. 

   Precisamente, en redes sociales se detectaron artículos, sin ningún sustento científico, en los que se lo promociona como “una panacea”, cuando en realidad es un químico peligroso para la salud humana.

   “La gente piensa que como ese material mata todo, la puede ayudar para matar bacterias o virus. Y no es así. Es muy peligroso el consumo humano”, agregó Fernández Keller. 

   En realidad, el dióxido de cloro o el clorito de sodio es un desinfectante dentro de la familia de hipoclorito de sodio (la lavandina). Se utiliza en la industria del papel para blanquearlo, como potabilizador de agua y también en procedimientos de desinfección de objetos inertes.

   “Es real que se emplea mucho para desinfección en hospitales, como quirófanos y material quirúrgico, pero no para uso humano como se está publicitando en redes sociales. Sin ir más lejos, en Chile, Perú y Bolivia ya ha habido muchos casos graves”, afirmó el facultativo. 

   Y agregó: “No hay que caer en esta trampa que a veces genera la esperanza de encontrar la solución a una enfermedad en donde no solo no produce ningún beneficio a esta patología que quieren tratar, sino que generan cuadros tóxicos a nivel intestinal, sanguíneo y hepático”.

   En redes sociales algunos la promocionan por vía endovenosa y otros hasta para nebulizar. 

   “Se le dan un montón de propiedades curativas que está demostrado que no las tiene. Y su uso puede terminar en cuadros graves de intoxicación, que en muchos casos puede derivar en la muerte”. 

   El dióxido de cloro es un producto que se consigue en cualquier casa de limpieza.

   “Internet democratizó todos los conocimientos, lo cual es muy bueno, porque se puede estar informado al instante de todos los avances de la medicina. Pero también produce desinformación, como en este caso. Encontramos artículos que no sabemos quién los escribe y que habla de las “bondades” de este producto, cuando el único fin suele ser comercial. Por eso es importante que la gente no le dé la misma validez a todo lo que lee o le recomiendan”, opinó Fernández Keller. 

   Al promocionar el producto (en varios grupos se lo encuentra como MMS o Solución Mineral Milagrosa) se anuncia que con él "se han reportado casos de remisión espontánea de artrosis, soriasis, eczemas, diabetes de tipo 1 y 2, colon irritable, resistencia a la insulina, fibromialgia, esclerosis múltiple, úlceras, cáncer, osteoporosis, artritis reumatoide, migrañas, varices, pie diabético, infecciones, asma, sinusitis, alergias, gripes, hepatitis, leucemia, sida y muchos otros".

   El Jefe de Guardia diferenció el dióxido de cloro con la cloroquina, que se hizo conocida al ser utilizada por el presidente de Brasil (Jair Bolsonaro) al contraer coronavirus.

   “No creo que se haya puesto de moda asociándolo a la cloroquina. Esto ya viene de hace bastante tiempo, ya que se promociona como una solución barata para distintas enfermedades, como el autismo, el HIV, cáncer y resfríos y ahora para matar el Covid-19. Es una especie de medicina popular, que cura todo, y en realidad ocasiona más problemas que soluciones”. 

La diferencia con la cloroquina

   Especialistas bahienses aclaran que el dióxido de cloro no tiene relación alguna con la hidroxicloroquina (más conocida como cloroquina), que sí es un fármaco del grupo de las 4-Aminoquinolinas que se utiliza en el tratamiento o prevención de la malaria, así como en el de determinadas enfermedades autoinmunitarias, como la artritis reumatoideo el lupus eritematoso sistémico, pero que tampoco está recomendado contra el Covid-19.

   “Hay mucha bibliografía al respecto. La cloroquina tiene un efecto antioxidante en el cuerpo, lo que hace cambiar el PH del medio interno del cuerpo, que colaboraría con algunos procesos, sobre todo inflamatorios”, señaló la doctora María Soledad Pascual.

   “La toxicidad depende mucho de la concentración y dosis con la que se utiliza, pero no sería un riesgo para las personas, siempre y cuando esté indicado y controlado por un profesional médico”.

   Pese a la fama que le hizo el presidente de Brasil, Pascual explicó que falta muchísima evidencia para decir que puede ser una cura para el Covid-19. 

   “De hecho, uno no se lo indica al paciente con esta enfermedad, salvo que consulte puntualmente por ésto y se consensúe la utilización. En lo personal, les explico que no hay evidencia sustentable que demuestre que lo puede curar”, cerró.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias