Se suman nubarrones

Como si no le faltaran problemas, a la economía de Bahía le llegó el coronavirus

15/3/2020 | 08:00 |

Los principales efectos se verán en el comercio por la caída del consumo. Piden reprogramar vencimientos fiscales para enfrentar un duro escenario. 

Francisco Rinaldi

frinaldi@lanueva.com

   La economía bahiense se enfrenta a un escenario impensable hasta en sus peores pesadillas: a la prolongada recesión, se suman los efectos negativos del coronavirus, que, caída de ventas mediante,  amenaza con profundizar complicaciones que se venían arrastrando de meses anteriores. 

   Es que en momentos como el actual, no son pocos los comerciantes que se preguntan que será del futuro de sus negocios, toda vez que el mix menos ventas, vencimientos impositivos que se acumulan y costos fijos hace rato que dejaron de ser una mera amenaza. 

   Mientras tanto, la pandemia avanza a pasos agigantados, casi a la par del temor de los bahienses, que en la mañana del viernes, arrasaban con el alcohol en gel de las góndolas de farmacias y supermercados. 

    “Nuestro compromiso en este contexto con el consumidor es que cualquier producto que entre al depósito se pone en góndola para la venta". 

   "Obviamente que, por la situación, la demanda se dispara, pero nosotros estamos haciendo gestiones ante los proveedores para asegurar el abastecimiento de alcohol en gel, toallas higiénicas y lavandina”, destacó el gerente de supermercados de la Cooperativa Obrera, el licenciado Mariano Glas. 

    El directivo explicó que desde las sucursales de la cadena regional también se están tomando medidas preventivas -en línea con las recomendaciones del Ministerio de Salud- tanto para los asociados como a los empleados. 

    Para evitar el acaparamiento innecesario, teniendo en cuenta que el alcohol en gel es un producto de gran duración, se estableció el límite de dos unidades por asociado. 

   “Hay que llevar tranquilidad. Vamos a respetar las promociones y los precios para esos productos”, aclaró Glas. 

   Los principales proveedores de alcohol en gel son las firmas Algabo y Porta, que están trabajando a capacidad, dando prioridad para la entrega a los organismos públicos y destinando el remanente a las empresas del sector privado. 

   “Uno de los principales empleadores y actores de la economía bahiense es el comercio, con lo cual, la caída del consumo sin dudas va a generar daños colaterales”, alertó el economista jefe del Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca-Argentina (CREEBBA), Gonzalo Semilla. 

   Para el titular de la Cámara de Comercio de Bahía Blanca, Martín Garmendia, el contexto no podría ser peor. 

    “Aquellos que tenemos algunos años nunca hemos vivido una situación donde lo económico se junta con un problema de salud global, cuya resolución se desconoce por completo”, se sinceró Garmendia. 

   Agregó que la entidad que preside se puso a disposición del Municipio para ofrecer colaboración, pero pidió que “todos, bancos, recaudadores, sector público, trabajemos en conjunto". 

   "A diferencia de la gripe A, el coronavirus nos agarra con una economía muy debilitada y vulnerable, por eso creo que la situación hoy es peor que en  aquel episodio”, recordó. 

    Es que por allá por finales de 2009, la Gripe A también impuso un desafío para nuestra economía, aunque los estímulos fiscales y monetarios de un Gobierno que tenía margen para hacerlo, permitieron una pronta recuperación: el PBI pasó de caer el 5,9% en 2009 a crecer vigorosamente el 10% un año después. 

    Pero ahora, la cuestión es bien distinta: con déficit y el fantasma del default a la vuelta de la esquina, todos descuentan una recuperación muchísimo menos importante,  pero si más lenta.

Restaurantes y hoteles

    Desde la Municipalidad  declararon la emergencia sanitaria y recomendaron a restaurantes reducir su factor de ocupación en el orden del 50 por ciento para prevenir el contagio por cercanía. 

   También se pidió el cierre de locales bailables y se sugirió que los responsables de cines, teatros, salas de juego y centros culturales funcionen con algunas restricciones, por ejemplo, que se ocupen butacas y filas de por medio.

   La emergencia sanitaria quedará efectiva por el periodo de tiempo en el cual se mantenga la declaración de pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud.

   “Nuestros establecimientos asociados están totalmente dispuestos a colaborar. El problema es que necesitamos que todos los sectores actuemos en conjunto, porque el contagio por cercanía no es algo exclusivo de un restaurante, también puede ocurrir en la cola de un banco, oficina pública o un colectivo". 

    "Creemos que no se trata solamente de pedir, sino de actuar todos juntos”, expresó el doctor Francisco Costa, presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares y Afines de Bahía Blanca y Región. 

    Acotó que la reducción del 50% “impacta de lleno en la facturación, y nosotros tenemos que seguir afrontando sueldos, cargas fiscales...por eso, necesitamos del esfuerzo compartido para paliar este contexto adverso”. 

    En la misma tesitura, el reconocido tributarista César Litvin alertó que la baja de ingresos en este sector en particular, al que se suma el turismo emisivo y el transporte entre otros, les impedirán afrontar el flujo de vencimientos impositivos propios de esta época, por lo cual, se pronunció en favor de su inmediata reprogramación.  

   “Pensemos que en estas fechas, normalmente, hay que pagar anticipos y vencimientos de planes de cuotas". 

    "De hecho, las empresas que liquidan Ganancias en diciembre, que son muchísimas, tienen que presentar las declaraciones juradas, de allí que es importante que el Estado acompañe ante un escenario como el actual, donde no se sabe que va a pasar, porque de otra forma, no van a poder pagar ”, advirtió Litvin. 

Otros afectados

    Una de las grandes oportunidades para la economía de nuestra ciudad era el yacimiento de Vaca Muerta. 

   De hecho, varias pymes locales ya estaban haciendo pie en tierras neuquinas para aprovechar el crecimiento de esa zona, que, hasta no hace muchos meses, presumía de "imparable". 

Pero el desplome de la cotización internacional del petróleo, que en los últimos doce meses,  para el precio del barril de la OPEP descendió un 33,78%, asestó a Vaca Muerta un durísimo golpe. 

    "Vaca Muerta es totalmnente inviable con un barril de menos de 50 dólares, por eso, el freno de las inversiones en el yacimiento también tendrá su correlato negativo para las pymes de nuestra ciudad", advirtió Semilla. 

    Adelantó que las previsiones económicas descuentan una retracción del 2 % en el Producto. 

    Ante este panorama, entre resignados y acostumbrados, los argentinos nos conformamos con padecer lo menos posible una economía tan volátil que siempre se contagia todo, pero que nunca se inmuniza ante nada. 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias