Hoteles y restaurantes piden la reapertura tras el retroceso a fase 3

24/9/2020 | 12:13 |

Solicitaron al Gobierno nacional que autorice el funcionamiento de los establecimientos en las condiciones en que regía la habilitación hasta el domingo último. 

Fotos: Archivo La Nueva.

   La Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Bahía Blanca y el sudoeste bonaerense solicitó al Gobierno nacional que autorice el funcionamiento de los establecimientos en las condiciones en que regía la habilitación hasta el domingo último, antes de que el distrito pasara de la fase 4 a la 3 por el aumento de casos de coronavirus.

   En este sentido, la entidad afirmó que la restricción que pesa ahora sobre la actividad del sector "afecta sagrados derechos constitucionales como el de trabajar".

   "La Asociación pone de manifiesto que, en defensa de los constitucionales y legítimos derechos de sus representados, expresa su censura a la genérica declaración del DNU por afectar sagrados derechos constitucionales como el trabajar y el de ejercer toda industria lícita de sus asociados", indicó un comunicado firmado por el vicepresidente de la entidad, Horacio Levantesi.

   En este sentido, la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines remarcó que sus asociados habían hecho "un gran esfuerzo" para adecuar sus establecimientos a los protocolos sanitarios exigidos por la provincia de Buenos Aires".

   Además, señalaron que esas adaptaciones realizadas habían dejado ya demostrado el "fuerte compromiso" del sector para con la no proliferación del coronavirus.

   "Reiteramos nuestra disconformidad con la genérica resolución dictada que a nuestro entender no ha analizado previamente cómo ha funcionado durante este último y escaso tiempo las actividades desarrolladas por los establecimientos gastronómicos de las que surge claramente que no han sido las generadoras del incremento de contagio alguno", agregó el documento.

   En el marco de la fase 3 implementada en Bahía Blanca se encuentran suspendidas las ventas presenciales en comercios minoristas de productos textiles, de vestir, calzado y juguetes.

   En el caso de la gastronomía, está prohibido el servicio de comidas para consumo en locales; mientras que la modalidad autorizada es la de la venta online y el "take away". (Télam)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias