Coronavirus

Las curiosas historias de las únicas cuatro ligas del mundo que continúan jugando

9/4/2020 | 09:46 |

La pelota sigue rodando en Nicaragua, Bielorrusia, Burundi y Tayikistán, aunque no todos están de acuerdo.

A la espera de salir a la cancha, en un contexto que genera temor.

   El coronavirus solamente no ingresó, hasta el momento, en cuatro países, el resto, está luchando contra este asesino invisible que obligó a modificar hábitos, conductas, estructuras y el ritmo del mundo, del cual el fútbol no está exento.

   Una actividad que tanto mueve en la mayoría de los países, está siendo afectada con un parate generalizado, del cual quedan excluidas cuatro ligas que tomaron la decisión de continuar: Nicaragua, Bielorrusia, Burundi y Tayikistán.

   De todos modos, esto no significa que todos sus jugadores e hinchas avalen la decisión

   En Nicaragua, a diferencia de lo que ocurre en el resto del continente americano, los colegios y las universidades siguen dando clases, no hay restricciones para entrar y salir del país ni cuarentena, y las principales ligas deportivas siguen en marcha.

   Así la Liga Primera, como se conoce a la máxima categoría del fútbol local, que incluye a 10 equipos, se convertió en la única en todo el continente americano que sigue funcionando.

  Aunque los partidos se juegan a puertas cerradas desde el 20 de marzo, el torneo Clausura 2020 se transmite por televisión y en vivo a través de Facebook.

   "Nos basamos en la comunicación oficial y cumplimos con el protocolo de higiene. No hay ningún tipo de alerta ni cuarentena", aclaró José María Bermúdez, secretario general de la Federación, sobre las medidas que se están tomando para proteger a los jugadores.

   Sin embargo, distintas figuras del mundo futbolístico expresaron su temor por seguir jugando en medio de la pandemia.

   "El miedo a lo que está sucediendo en el mundo siempre está presente", confesó Carlos Mosquera, arquero del Deportivo Las Sabanas.

   "Mentalmente no estás enfocado en el juego, siempre estás pensando que los oponentes pueden tener la enfermedad", agregó.

   En Europa la atención únicamente se centra en la desconocida liga de Bielorrusia.

   Es que el presidente de ese país, Aleksandr Lukashenko, cree que los temores ante el covid-19 son infundados.

   Y hay tanta necesidad de mostrar fútbol que 11 países compraron a la BBC derechos para retransmitir los partidos.

   En este contexto, si bien los jugadores de esta liga pueden lucirse ante una audiencia mucho mayor, también sienten temor al contagio.

   "Esto es bueno para los que juegan acá, que ahora son famosos. Creo que Ronaldo y Messi ahora están celosos de que solo acá se puede jugar al fútbol", bromeó Brest Elis Bakaj, mediocamista de Dinamo.

   Aunque admitió sus temores.

   "Cada vez que termino de entrenar trato de volver a casa y quedarme porque, por supuesto, es peligroso estar afuera", dijo.

   En el continente africano también hay un país que se distingue del resto por su negativa a imponer medidas de distanciamiento social: Burundi, la pequeñísima república enclavada en el corazón de África Oriental.

   La FFB ordenó que los jugadores se laven las manos antes de los partidos, que no le den la mano a sus rivales o a los árbitros y que mantengan su distancia al celebrar los goles.

   Pero salvo eso, podrán seguir como siempre, incluso, teniendo público.

   Tayikistán, en Asia Central, es uno de solo un puñado de naciones que aún no tienen un solo caso de covid-19 (a pesar de compartir una frontera con China, donde comenzó la pandemia).

   En ese contexto, el país inauguró su campeonato local 2020 el 4 de abril con un partido que definió al campeón de la Supercopa tayija, disputado entre el Istiklol, el ganador de la última edición de la liga, y Khujand FC, el subcampeón. (Fuente: BBC News Mundo y La Nueva.).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias