Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Fentanilo: ¿es tan cercana como advierten la amenaza de la “droga zombie”?

Un especialista considera que el problema es incipiente, pero aconseja mantener las “defensas altas” en zonas con puertos.

Fotos: Archivo LN.

A principios de este mes, la general Laura Richardson, jefa del Comando Sur de los Estados Unidos, llegó al país y se entrevistó con el presidente Javier Milei en Ushuaia.

Entre otras cuestiones, la militar expresó su preocupación por la creciente presencia de fentanilo en países latinoamericanos.

La denominada “droga zombie” se convirtió en los últimos años en una epidemia en América del Norte.

“Estamos en una etapa incipiente. No se puede comparar la gravedad que tiene el fenómeno en Estados Unidos, donde según cifras oficiales en 2022 hubo 100 mil muertos por sobredosis”, dijo a La Nueva. el Defensor del Pueblo Adjunto bonaerense, y responsable del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, Walter Martello.

Se trata de un opioide que resulta hasta 50 veces más fuerte que la heroína y 100 veces superior a la morfina.

Respecto de nuestro país, el especialista sostuvo que “se han realizado hallazgos de fentanilo, pero con la particularidad de que se lo utiliza para estirar otras sustancias, como la cocaína, habida cuenta del enorme poder adictivo que tiene. La industria farmacéutica no tiene el desarrollo de la de Estados Unidos, pero es cierto que está presente en muchos países latinos”.

Martello también se refirió al hecho que en febrero del año pasado provocó el fallecimiento de 24 personas tras consumir cocaína adulterada vendida en la villa Puerta 8, del partido de Tres de Febrero.

“Se comprobó que la cocaína que habían ingerido tenía algún componente de opioides vinculados al fentanilo. El verano hubo un caso en Mar del Plata de una joven que apareció fallecida en la playa tras haber consumido drogas sintéticas con algún componente vinculado a esta sustancia”.

Región comprometida

Martello aclaró que “lo importante es levantar la guardia para no llegar a los problemas que tiene Estados Unidos u otros países de la región como Perú, México o Chile, donde empieza a haber inconvenientes serios”.

“En la última cumbre de la CICAD, que es un organismo de la OEA que recoge la experiencia de los países en cuanto a sustancias, el fentanilo tomó la agenda de esa sesión y una de las cuestiones que más llamó la atención fue el crecimiento de la ingesta en Chile”, dijo.

En este sentido, opinó que esta situación podría haber motivado las consideraciones vertidas por la militar estadounidense.

El especialista describió que “el fentanilo nace como un producto fármaco para calmar dolores extremos en etapa de cuidados paliativos o que tienen que ver con situaciones traumáticas. La propia industria farmacéutica, de alguna forma, propendió a su utilización masiva frente a estos dolores, provocando un mercado ilegal y otro con recetas entregadas sin control, lo que generó la adicción”.

Indicó que el tránsito de esta droga se puede dar a partir de la desviación desde un centro de salud o a través del mercado ilegal.

“Hay que poner en conocimiento a la gente de lo que significa, sino por ahí solo nos quedamos con el título de un funcionario extranjero que dijo algo. La difusión sirve para que los padres sepan que la adicción no solo tiene que ver con la cocaína, la marihuana o el éxtasis, sino que va mutando año tras año”.

Especial atención

Desde la fiscalía local informaron  que no tuvieron procedimientos o causas con secuestro de fentanilo.

De todas maneras, Martello indicó que en zonas como la nuestra no solo se debe poner atención particularmente en esta sustancia.

“Se debe atender  todo lo que tiene que ver con las drogas sintéticas, porque están muy vinculadas a las ciudades con puertos, ya que provienen  del exterior, generalmente de Asia, léase éxtasis o todos los nombres comerciales que tienen este tipo de sustancias o los componentes para fabricarlas”.

Resaltó el crecimiento experimentado en el consumo de drogas de diseño.

“Es uno de los que mas creció, porque se puede desarrollar sin cultivo y se pueden establecer laboratorios en lugares reducidos, lo que hace difícil la persecución en términos policiales”.

“Tienen la particularidad de la alta letalidad, porque hay casi 40 nombres que manejan los jóvenes de drogas sintéticas pero ninguno de ellos sabe en realidad qué está consumiendo. Muchas veces puede llevar a situaciones que desembocan en la propia muerte”, detalló el abogado Martello.

Problemas y crisis

“El fentanilo es una droga que está generando serios problemas en Estados Unidos y Canadá y que también se inscribe dentro de una mirada geocultural con respecto al uso de drogas, porque se trata de una sustancia elaborada en laboratorios, a diferencias de otras drogas ilegales, y fundamentalmente se inscribe también dentro de un conflicto con China, es decir, hay algo de política internacional en este problema”, dijo el licenciado Hugo Kern, jefe del Departamento de Salud Mental y Adicciones del municipio.

Agregó que “es un analgésico y una sustancia que se relaciona íntimamente con los estados de dolor, psíquico y físico, y su función es muy potente en ese ámbito. Es una droga que implica a una población con un alto monto de sufrimiento y con una cantidad de efectos físicos muy graves para la salud”.

Kern consideró también que “el uso y abuso de este tipo de drogas aumenta en los períodos de crisis”.

"En 2001 encontramos una proliferación de las cocinas de paco y de otros tipos de drogas de producción en laboratorio en distintos lugares. La aparición del fentanilo y estas sustancias es una preocupación en estos momentos por el impacto que tiene en los sectores populares y en los más vulnerables”.

El profesional señaló que “la estrategia preventiva tiene que ver con condiciones de vida favorables y apuntar a las edades más tempranas para una gestión adecuada de la vida emocional y la posibilidad de tener comportamientos de autocuidado frente a estas amenazas y muchas otras que les toca vivir”.