Bahía Blanca | Lunes, 27 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 27 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 27 de mayo

Un deporte de exhibición en los Juegos Olímpicos tendrá presencia nacional

El beach handball está en pleno desarrollo, explotó en Buenos Aires 2018 y aspira a ser parte del escenario olímpico adulto en próximas ediciones.

Gisela Bonomi. Fotos: CAH

Cuando uno asiste a un evento del calendario olímpico, ya sea los Juegos propiamente dichos, o un Panamericano o un Suramericano, sabe en mayor o menor medida con qué se va a encontrar. Deportes convencionales e históricos, otros menos populares pero con una gran tradición y, finalmente, un puñado de especialidades que en la previa generan intriga.

De Río 2016 recuerdo que me atrajo sobremanera el canotaje slalom, una competencia que nunca había visto in situ y que está llena de adrenalina. En los últimos Juegos Panamericanos, por ejemplo, fueron hipnóticas las definiciones en clavados, aún sin presencia nacional. De Buenos Aires 2018 y Rosario 2022 lo que más me llamó la atención fue el beach handball.

El balonmano de playa —en español— es una actividad que nació en Italia allá por fines de los ochenta y que explotó en el escenario mundial en los últimos Juegos Olímpicos de la Juventud, cuando la selección argentina femenina se alzó con la medalla de oro.

Se trata de un deporte muy atractivo, ágil, cambiante, que pegó fuerte en los jóvenes —uno de los puntos claves para hacerse fuerte en el horizonte olímpico—, ya confirmado para Dakar 2026 y que, bienvenido sea, como la mayoría de los colectivos embolsa buenos resultados para la Argentina.

A propósito, la Federación Internacional de Balonmano (IHF) anunció que llevará adelante una exhibición durante los Juegos Olímpicos de París.

Allí, seis equipos "All-Star", además de las selecciones francesas de cada rama, disputarán partidos durante tres días (sábado 27, domingo 28 y lunes 29 de julio) en la sede de la FFHB, la "Maison du Handball", con sede en Créteil, a unos 20 kilómetros al sur de París.

Al frente de los equipos estelares estarán seis entrenadores de renombre mundial y cargados de medallas, incluida la ganadora del oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, Leticia Brunati.

En total, participarán 64 de los mejores jugadores de balonmano playa del mundo (32 hombres y 32 mujeres) procedentes de 18 países, incluida la Argentina, que estará representada dentro de la cancha por la neuquina Gisella Bonomi, la quilmeña Fiorella Corimberto y el viedmense Nahuel Baptista.

"Llevar la camiseta argentina siempre es un orgullo pero representarla en un Juego Olímpico no tiene explicación. Qué hermoso ser de este país y de este deporte", expresó Corimberto.

"¡Qué inmensa alegría poder representar a Argentina en esta histórica demostración!", agregó Brunati.

Leticia Brunati

El IHF Beach Handball Showcase será parte de una serie más amplia de celebraciones en Créteil, en el marco de una variedad de eventos gratuitos, incluida una zona de fans con transmisiones en vivo, exhibiciones, comida, bebida y conciertos.

Todas las citadas entre las mujeres:

Magdalini Kepesidou (Grecia)

Elisabeth Hammerstad (Noruega)

Line Kristensen (Dinamarca)

Patricia Scheppa (Brasil)

Gisella Bonomi (Argentina)

Renata Csiki (Hungría)

Rianne Mol (Países Bajos)

Jimena Laguna (España)

Patricia Encinas (España)

Ji Juan Du (República Dominicana)

Fiorella Corimberto (Argentina)

Fiorella Corimberto

Meike Kruijer (Países Bajos)

Isabel Kattner (Alemania)

Carolina Pires Militao (Brasil)

Renata Da Silva Santiago (Brasil)

Cristiana Morgado (Portugal)

Ana Maria Ursu (Portugal)

Lucie Marie Kretzchmar (Alemania)

Nathalie Souza Guedes De Sena (Brasil)

Christine Mansour (Estados Unidos)

Asunción Batista (España)

Lina Larsen (Dinamarca)

Emese Toth (Hungría)

Isabel Barnard (Países Bajos)

Los caballeros:

Mohsen Al Yafaei (Catar)

Peter Hajdu (Hungría)

Mohammed Zaky Hassan (Catar)

Jesus Luiz Domingo (España)

Gil Vicente De Paes Pires (Brasil)

Santiago Rodríguez (Uruguay)

Severin Henrich (Alemania)

Ivan Dumencic (Croacia)

Moritz Ebert (Alemania)

Ivan Juric (Croacia)

Ebiye Udo-Udoma (Estados Unidos)

Hani Kakhi (Catar)

Attila Kun (Hungría)

Bruno Carlos De Oliveira (Brasil)

Elhji Touré Jabby (España)

Nahuel Baptista (Argentina)

Nahuel Baptista

Laszlo Nahaj (Hungría)

Lukasz Niedzielak (Polonia)

Diogo Ferreira (Portugal)

Lucian Bura (Croacia)

Andrew Donlin (Estados Unidos)

Martin Vilstrup Andersen (Dinamarca)

Thiago De Oliveira Barcelos (Brasil)

Ali Heidarian (Irán)

Cómo se juega

Los equipos están compuestos por cuatro jugadores, incluido el arquero. El partido se divide en dos sets de 10 minutos y el árbitro inicia cada uno con un saque al aire en medio del terreno de juego. Si hay empate, el partido se resuelve en jugadas de 6 metros, también conocidas como “shoot-out”. 

En esta variación del balonmano tradicional se debe jugar descalzo y como la arena impide picar la pelota, los jugadores deben lanzar, pasar la pelota o dejarla en la arena y hacerla rodar ligeramente.

Todos los tantos suelen valer un punto, pero valen doble si lo marca el arquero en el área contraria, es un penal desde la línea de 6 metros y si se hace de forma creativa y/o manera espectacular como son los giros de 360º o de aire tras un pas (fly).

Requisitos para que un deporte sea olímpico

De acuerdo a lo que expresa el Comité Olímpico Internacional, para que un deporte pueda considerarse para ingresar oficialmente a los Juegos Olímpicos debe seguir una serie de requisitos.

A saber:

-Debe estar respaldada por al menos una federación internacional.

-Debe ser ampliamente practicado en un mínimo de 75 países y 4 continentes por hombres, y en un mínimo de 40 países y 3 continentes por mujeres.

-Deberá haber adoptado y aplicado de la forma correcta el código mundial antidopaje.

-Deberá de ser aceptado al menos 7 años antes de que comiencen esos Juegos Olímpicos.