Bahía Blanca | Domingo, 03 de marzo

Bahía Blanca | Domingo, 03 de marzo

Bahía Blanca | Domingo, 03 de marzo

Villa Mitre, que perdía por 16 en el último cuarto, le ganó a Rocamora en suplementario

El tricolor reaccionó a tiempo y sumó su tercer triunfo en fila en el Dow: 112-108. Chervo fue clave con 34 puntos (6-10 en triples) y Jano con 21 asistencias. Vuelve a jugar recién el lunes 19 ante Pergamino Básquet.

Chervo, clave esta noche, avanza ante la marca de Cavallin. Fotos: Samanta Marco-La Nueva.

Un triunfo trabajado y que por gran parte de la noche pareció lejano consiguió hoy Villa Mitre al vencer a Tomás de Rocamora, en el Dow Center, en la continuidad de la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol.

El tricolor se impuso en suplementario (98-98), por 112 a 108, luego de tener que remar de atrás durante todo el juego y pese a que perdía por 16 en el último cuarto.

La Villa consiguió así su 10° éxito en 13 presentaciones, de la mano de Álvaro Chervo con 34 puntos y un Jano Martínez que repartió 21 asistencias, ante un rival que aún no ganó de visitante en el torneo (0-9) pero vaya que estuvo cerca de romper esa racha hoy en el Dow.

Mirá las estadísticas oficiales

Es cierto que para terminar festejando, primero el equipo bahiense debió lidiar con algo que ya es recurrente cuando juega de local: un mal comienzo, que lo obliga a remar los primeros minutos desde atrás.

Es que siendo muy endeble en defensa y sin encontrar fluidez en ataque, la Villa sufrió el arranque de Rocomora que, por el contrario, se mostró mucho mejor buscando el aro y lo plasmó rápidamente en el marcador, encontrando diferentes vías de gol y sumando con facilidad, con tiros cómodos.

Ese panorama le permitió a la visita tomar luz de 7 (11-4) en menos de tres minutos y obligó a Gastón Fernández a parar el juego rápidamente y llamar a los suyos al banco.

Pese a que la diferencia se mantuvo un par de minutos más (17-10), fiel a su característica, a Villa Mitre le alcanzó con una ráfaga para ponerse rápidamente a tiro. Comandado por Jano Martínez (6 asistencias en el primer parcial) y un buen pasaje de Harina (quien aprovechó la mayoría de esos pases del base), estampó un parcial de 10-4 y achicó a uno.

Un muy buen ingreso de Bollo (7 puntos en el cuarto) fue la estocada final para que el bahiense pasara al frente (20-19) y empezará a comandar –al menos- el tanteador.

Es que aunque escapó a cinco en el cierre del parcial, nunca logró tomar definitivamente las riendas del juego y volvió a sufrir a un Rocamora incómodo y que lo lastimó de distintas formas en ataque.

La visita se mantuvo activa con el ingreso de Labata (10 puntos en el primer tiempo) y su atlética e imponente presencia física (reemplazó de gran manera a Repetti) mientras que la Villa dependió casi con exclusividad de un par de corridas de Chervo y el buen presente de Bollo.

Con Pennacchiotti en el banco con una molestia física (fue atendido en el gemelo y la rodilla derecha y no vio acción en el segundo cuarto), la segunda unidad de la visita fue superior al recambio de Villa Mitre y volvió a quebrar el juego.

Al tricolor le costó leer la defensa zonal (2-3) propuesta por Rocamora y encima vivió un primer tiempo fatídico desde tres puntos: falló las 10 veces que intentó desde larga distancia (4 en el primer cuarto y 6 en el segundo).

Encima, no pudo hacerse fuerte atrás donde Rocamora lastimó con ofensivas rápidas y dos bombas del bahiense Santiago Candia para tomar la máxima hasta el momento (44-36) e irse al descanso largo ganando 46-39.

Al regreso de los vestuarios la mala noche de Villa Mitre seguía ahí, lejos de esfumarse o de recuperar un poco de terreno, siguió sufriendo un partido en el que siempre estuvo incómodo.

Con Harina totalmente anulado por la marca de Cavallín, la Villa tuvo que cargar la fase ofensiva en Pennacchiotti que volvió a la cancha errático (1-2 en t3 y 2-10 en t2 hasta ahí) y no pudo ser solución. De momento…

Encima de estar poco certero en la línea, atrás se volvió a mostrar descoordinado y la visita tiró cómodo y, también, ligó en alguna jugada aislada.

Con Occhi anotando todo lo que le pasaba cerca, dos triples seguidos de Candia en el cierre del tercero cuarto y otro de Caire en el inicio del último le dieron la máxima de 16 a Rocamora: 79-63, con 8m 40s en el reloj.

Pero las rachas no son eternas y luego de cortar el mal momento con un triple y un doble largo, Pennacchiotti confirmó su levantada con un doble y foul en el arranque del último cuarto.

A ese doble le siguieron dos más, también dos libres, un par de rebotes ofensivos y un recupero para sumarse al empuje de Jano e ilusionar a la gente, que volvió a llegar en buen número al Dow, con la remontada.

En un clima que fue subiendo de temperatura dentro de la cancha, Villa Mitre se puso rápidamente en juego con 7 minutos en el reloj se puso a cinco (74-79) y empezó a edificar lentamente la remontada.

O, al menos, mandando un mensaje de que vendería cara la derrota y mostrando tozudez y fortaleza mental para nunca terminar de irse del juego.

No obstante, Rocamora acusó el golpe y con Frontera y Caire iluminados reaccionó rápidamente y puso a resguardo de 9 puntos la ventaja (78-86). Ataques rápidos y con diferentes vías de gol despertaron al visitante que otra vez desnudó algunas falencias defensivas del elenco bahiense.

Pese a que debió remar de atrás en todo momento, el local nunca bajó los brazos pero todo lo que le costaba adelante conseguir la visita lo encontraba con más facilidad en ataque.

La Villa llegó a achicar a cuatro (89-85) con menos de tres minutos por jugar y Catalín respondió con un gran triple (sus primeros puntos) y luego se puso a tres, de la mano de Chervo y su aporte en toda la noche.

Rocamora respondió rápido con una buena jugada colectiva redondeada por Repetti en soledad bajo el aro: 95-90.

Luego de un par de ofensivas erráticas por lado, Villa Mitre respondió con un ataque rápido comandado por Jano que encontró a Bollo para el 92-95, con 1m 09 por jugar.

 

Solo quedaba tiempo para saber si la remontada finalmente se concretaría o no.

¿La respuesta? Triple de Caire de un lado y de Chervo del otro: 95-98, con 39 segundos por jugar.

Luego, Jano le extirpó de las manos la pelota a Repetti cuando jugaba ante la marca de Pennachiotti y Chervo clavó otra bomba (3-4 en el parcial) en el contrataque: 98-98 con 19 segundos para que termine el partido.

La última bola la tuvo Rocamora en las manos de Frontera, marcado muy bien por Jano, quien terminó tirando desde lejos e incómodo y el juego se fue a suplementario.

Un buen arranque en la prórroga con Jano sumando en la línea y ¡otro triple! de Chervo le dieron aire a Villa Mitre que supo aguantarlo y terminar redondeando un trabajado triunfo, que por gran parte de la noche pareció lejano.

La próxima localía de Villa Mitre será recién el lunes 19 ante Pergamino Básquet, el largo descanso será con otra victoria en el bolso.