Bahía Blanca | Martes, 04 de octubre

Bahía Blanca | Martes, 04 de octubre

Bahía Blanca | Martes, 04 de octubre

Johana egresó de la UNS y lo festejó con su mejor amigo Chucho: "No compren perros, adopten"

Tiene 27 años, es bahiense, se recibió de Técnica Universitaria en Operaciones Industriales y llevó a su caniche a la Colación de Grado. Lo rescató de la calle hace 6 años luego de que un criadero lo abandonara. "Fue parte de la carrera. No puede faltar en ningún momento importante de mi vida", dijo.

 

Por Anahí González Pau / agonzalez@lanueva.com

 

   La mayoría de quienes egresan de nuestra prestigiosa Universidad Nacional del Sur lo hacen en compañía de sus familiares y amigos.

   Por su parte, la bahiense Johana Mancini, de 27 años, flamante egresada como Técnica Universitaria en Operaciones Industriales, decidió extender la invitación a la Colación de Grado a su querido perro Chucho, un caniche que rescató hace 6 años de un criadero y que se convirtió en un amigo incondicional.

   Si bien Chucho no pudo estar en el salón central, fue el primero en saludarla a la salida y juntos celebraron un título más: el de mejores amigos. 

   Así como tantos perros ayudan a personas con movilidad reducida o realizan salvatajes en el agua, también hay cientos de perros abandonados que pueden ser una fuente inagotable de amor y apoyar a sus "humanos" en el logro de sus objetivos más nobles. Sólo hay que estar atentos y abrir el corazón a la adopción.

    Esta fue la historia entre Johana y Chucho.

   “Él fue parte de mi carrera, sin duda. No puede faltar en ningún momento importante de mi vida, sencillamente porque él es importante”, dijo.

   Johana, quien viene de una familia “bichera” y “perruna” está feliz por haber transitado esta etapa con la compañía de este particular amigo -es todo un personaje- y hoy proyecta su futuro en base a este mérito ya que recientemente fue contratada por la empresa Dow.


Johana conserva la foto del día en que se conocieron.

   “Amo a la UNS. Quienes vivimos en Bahía Blanca somos muy afortunados de tener semejante institución en nuestra ciudad. Disfruté cada día el paso por la universidad, con los nervios que pasé y todo”, dijo.

   La flamante egresada había comenzado a estudiar la Licenciatura en Química pero luego conoció la tecnicatura y decidió cambiar de carrera.

   “La descubrí por mi sobrina, leí el plan de estudios y me fascinó. El horario era vespertino, de 17 a 22, y eso me permitía trabajar y estudiar al mismo tiempo. Hoy puedo hablar dese el lado del fanatismo. Es una carrera hermosa”, dijo.

   Chucho fue parte de todo el proceso porque vive con ella desde hace 6 años. 

   “Hacemos todo juntos. Andamos en moto, vamos a ver a los midgets y también ama las carreras de karting”, dijo la joven.

    “Trato de compartir el mayor tiempo con él. Hemos ido a la Patagonia, ama la Patagonia y escalar. Su presencia es motivacional, por ahí yo ya estoy con la lengua afuera y él está mirándome, como diciendo: ‘Dale, dale, que falta todavía para la cima’”, contó.


Un personaje y el mejor del mundo para su "humana".

   Lo adoptó ni bien se enteró de que un criadero de caniches lo había abandonado porque como su tamaño era mayor al de un Mini Toy no lo podían vender. 

   “En ese momento se llamaba Pelos o Patitas, o algo así”, dijo.

   -¿Estás segura de que no va a crecer mucho? -le preguntó a su hermana, quien le había comentado de la existencia del perrito. -Mirá que el departamento es muy chiquito. Si entra él tengo que salir yo. 

   “Desde la primera noche durmió en la cama conmigo e hizo vida de rey. Trato de darle un poquito de todo lo que él me da”, expresó.

   

   Johana y su hermana, con el apoyo de sus padres, siempre tuvieron mascotas. 

   “Mi mamá tiene a la hijita de chucho, que es su hija preferida. Y mi papá tiene cuatro perros rescatados. Uno de ellos se escondió debajo de su auto, me lo trajo, lo bañé, le acomodé los pelos y actualmente es su nene malcriado”, señaló.

   “¿Mi mensaje para la gente que quiere tener una mascota? No compren perros, adopten: el amor de ellos es gratuito. Y que lo hagan a conciencia. Ellos son increíbles, hay mucho para aprender de ellos, como el amor genuino. Hay que ser conscientes de que necesitan atención tanto como nosotros”, dijo.


Uno de los momentos de tanto amor, en estos seis años.

   “No duden en adoptar porque van a encontrar en los animales el amor más puro que puedan conocer”, destacó.

   También aseguró que, muchas veces, hay una mirada peyorativa sobre los perros de la calle que habría que modificar.

   “Estoy mil por mil con la adopción de perros callejeros. Hay que cambiar la mirada que tenemos sobre ellos. Solo pasar por su lado y acariciarlos sin juzgarlos y te das cuenta de que ellos mueven la cola y son felices”, dijo.

   Johana se pronunció en contra de a compra y venta de animales y a favor del Bahía Pet Friendly. 

   "Ojalá esta modalidad se replique en muchas ciudades", dijo.

   “La compañía de un animal es lo mejor que alguien puede tener. Si un día llegás a tu casa cansada se va a sentar a tu lado, te va a observar y va compartir con vos ese momento. Si estás alegre, va a estar efusivo con vos. Y cuando estés triste, se va a apoyar en tu regazo o en tu pecho y va a pasar esa tristeza con vos. Ellos se dan cuenta de todo, vibran la misma energía y curan el alma desde un lugar único”, concluyó.