Bahía Blanca | Martes, 04 de octubre

Bahía Blanca | Martes, 04 de octubre

Bahía Blanca | Martes, 04 de octubre

Segmentación: cómo será la quita de subsidios en las boletas de luz y gas

Proyectan ahorrar más de 500 mil millones de pesos a fin del año que viene.

Fotos: NA y Archivo La Nueva.

   Con una proyección de ahorro superior a los 500 mil millones de pesos a fin del año que viene, que sería de poco más de 47 mil millones al 31 de diciembre de 2022, el Gobierno nacional dio a conocer cómo se implementará el sistema de subsidios energéticos a partir de la segmentación de las tarifas.

   Durante el anuncio, la secretaria de Energía, Flavia Royón, aseguró que la medida tomada “no es un aumento de tarifas, sino una redistribución de subsidios”, y aclaró que la guerra entre Ucrania y Rusia ha generado impacto en nuestro país, sobre todo en aquello vinculado a los valores de la energía, destacó también que en estos meses “Argentina no ha tenido restricciones a la industria ni ha faltado gas”.

   “Queremos hablar de soberanía energética y autoabastecimiento. En este tiempo, hay un crecimiento en la demanda del 3,1%, que se traslada a un 7% respecto de la época prepandemia -dijo-. Argentina gastó 3.600 millones de dólares de más para garantizar el abastecimiento y funcionamiento normal de nuestro país”.

   En lo que se refiere a las boletas de gas natural que comenzarán a llegar en un par de meses, se indicó que actualmente hay 269.725 usuarios de Nivel 1, 2.880.090 de Nivel 2 y 2.599.550 de Nivel 3.

   En este marco, el titular del Enargas, Federico Bernal, aclaró que se dará un aumento del 167% para los usuarios del Nivel 1, mientras que para el Nivel 3 se subsidiará un 70% del promedio entre los umbrales mínimo y máximo de cada categoría para cada subzona tarifaria.

   “Lo que esté por encima de ese porcentaje, se le va a retirar el subsidio y pagará el gas pleno. En tanto, en Nivel 2 se les mantendrá la tarifa vigente”, manifestó.

   En ese sentido, el funcionario aclaró que “la cantidad de gas demandada por los hogares no se encuentra relacionada con el nivel de ingresos, sino que se vincula directamente con condiciones climáticas, cantidad de participantes del hogar, características constructivas de la vivienda y la eficiencia de los equipos domésticos”.

   “El consumo de gas por redes en los hogares ubicados las regiones más frías del país duplica al de regiones templadas pero también vemos que, en casos más extremos, como una comparativa entre la provincia de Santa Cruz y la Ciudad de Buenos Aires, la diferencia es de 11 a 1”, sostuvo.

   Además, manifestó que los aumentos para los Niveles 1 y 3 se aplicarán gradualmente en tres bimestres, a partir de los consumos del 31 de agosto, octubre y diciembre.
Para el N1 se estima un aumento promedio cercano a los 500 pesos por mes y unos 1.500 acumulados en los tres bimestres. En N3 también se plantean tres incrementos, con un promedio cercano a los 165 pesos por mes y 500 acumulado después de los tres bimestres.

   En cuanto a la quita de subsidios que se harán en el servicio de energía eléctrica, el vicepresidente de Cammesa, Santiago Yanotti, recordó que 8.890.998 personas se anotaron en el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía, de los cuales 399.156 corresponden al Nivel 1, 5.040.120 a N2 y 3.451.722 a N3.

   En este caso, recordó que se implementó un tope de consumo de 400 kW/h mensual por hogar -en localidades que no tienen gas natural por red, el tope será de 550- a subsidiar en N3.

   “Es decir, sin consume 450 en N3, el subsidio se mantendrá hasta 400 y se pagarán los 50 restantes a valor pleno. Con esta medida nos acercamos al orden fiscal que necesitamos en materia de subsidios. Se trata de un incentivo tarifario para que las familias cuiden la energía”, aclaró.

 

Se recordó que "el registro está abierto y continuará abierto para la actualización de datos". También se está trabajando para llegar a aquellas personas que no se han podido inscribir por no contar con internet.


   Durante la presentación, Royón aseguró que la segmentación de tarifas fue pensada con un criterio de distribución basado en la justicia social.

   “Hoy, el 50% de la población de mayores ingresos recibe el 60% de los subsidios. Lo que tratamos de plantear es que llegue el subsidio a quien más lo necesita y que, con el ahorro fiscal, desarrollemos las obras que necesita el país”, sostuvo.