Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Pablo Arana: "Lo más importante es tener los tres autos en pista y no perder trabajo"

A pesar de la salida del riverense Germán Todino, el equipo bahiense logró mantener completa la plantilla de pilotos.

Foto: Archivo.

   El Arana Ingeniería Sport vive tiempos de cambios en la conformación de su estructura mecánica, con vistas a un nuevo desafío en la competitiva Clase 3 del Turismo Nacional.

   La abrupta e inesperada salida del riverense Germán Todino del equipo bahiense obligó a su
titular, el constructor Pablo Arana, a reaccionar y tomar rápidas decisiones para matener su plantilla de pilotos completa, y con el potencial pretendido.

   “Por suerte se revolvió al otro día. Si bien no estaban las cosas sencillas, porque los resultados no se están dando, no pensé que todo iba a precipitarse de esa manera. Pero se pudo resolver a la brevedad”, celebró Arana, cuyo equipo lleva casi 20 años compitiendo en la Clase 3 del TN.

   He allí una grata sorpresa en busca de soluciones, la vuelta del “hijo pródigo” del team, el bahiense Juan Pipkin, tentado por la oportunidad de tripular uno de los vehículos vacantes dentro del taller.

   “Roby (Luna) quiso pasar al Toyota, para seguir aprendiendo y poder trabajar junto a Johnnito (De Benedictis). Consideró estar en un buen momento para cambiar de auto y subirse al Corolla que dejó libre Germán. Automáticamente le ofrecí el (Chevrolet) Cruze a Juan, un auto que originalmente se construyó para él”, detalló Arana.

   “Era una cuota pendiente para Juan poder subirse al nuevo Chevrolet, y gracias a todo esto finalmente se le dará. Es una marca que conoce mucho de tantos años compitiendo”, agregó.

   La desvinculación de Todino conllevó la pérdida para el team bahiense del principal sponsor que ostentaban entonces; empresa con sede en la ciudad vinculada la marca Toyota.

   —¿Complicó eso la situación presupuestaria del equipo?

   —No mucho. Juan (Pipkin) viene con su presupuesto y auspiciantes. Si bien le hubiese sido útil algo más de apoyo, se sabe que avanzada la temporada, y más cerrando su vuelta en una semana, es difícil conseguir patrocinadores. Pero está bastante acomodado, al igual que Luna, que tiene bien armado su presupuesto de principio de temporada.

   “Al desmembrarse el vínculo con el principal patrocinador que teníamos, el equipo pasa relacionarse directamente con los pilotos, perdiendo identidad en ese sentido. Pero eso no cambia ni modifica mucho nuestra situación, lo más importante es tener los tres autos en pista”, remarcó.

   —¿Golpeó anímicamente la decisión de Germán?

   —Y es difícil de aceptar que el piloto que viene de ganar en Turismo Carrtera de golpe te llame para decirte que no sigue en tu equipo en el Turismo Nacional. Eso duele, naturalmente. Pero lo más importante es seguir teniendo trabajo, el tiempo todo lo cura.

   “Quise manejarme rápido, porque tengo gente y sponsors que dependen de mí, y ninguna de las partes merecía terminar mal de un día para el otro. Por eso se accionó tan rápido. Son cosas que han pasado y volverán a pasar; no dejan de doler, pero con los años uno aprende a digerirlo”, puntualizó.