Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Liniers empató 3-3 en casa, pero le quedó la sensación de que un “Camión” lo pasó por encima

Al Chivo, que ganaba por tres goles, le empardaron un partido increíble. Y eso que, sobre el final, el árbitro no cobró un claro penal para el visitante. Se cerró la primera rueda del Federal A.

Fotos: Tomás Bernabé-La Nueva.

Por Sergio Daniel Peyssé / peche1503@hotmail.com

   Me pregunto: ¿la inexperiencia en la categoría, la falta de oficio, el cansancio psicológico, los vaivenes en el rendimiento, los errores tácticos, la desconfianza de ciertos jugadores, la falta de apatía en determinados pasajes donde la concentración tiene que dominar a la ambición…?

   Creo que de todo un poco, aunque no todo en un mismo combo porque si no estaríamos apoyando el lápiz en una derrota que no fue, más allá de que Liniers haya recibido un palazo en la nuca con el 3-3 de Camioneros, después de ir ganando 3-0 y tener durante un buen tiempo el partido en la puerta del horno.

   En el primer tiempo, el Chivo le hizo morder la banquina a un Camión sin gasoil, con un 4-4-2 que empezó a gravitar cuando Bulgarelli se paró bien abierto sobre las puntas aprovechando una línea de tres visitante con poca colaboración de los laterales-volantes (Ferreira de un lado y Musarella del otro).

   Lo tengo que decir: el esquema del conjunto de Esteban Echeverría, el 3-1-3-3 es inusual en esta divisional; ser moderno no te garantiza seguridad y equilibrio de abajo hacia arriba o de arriba hacia abajo.

   El 5, Alan Olinick entendió todo y con balances en zonas del campo (en algunos sectores tuvo mucha arena y el balón no picaba bien) donde sus compañeros eran superados con el 2x1, mantuvo a su equipo dentro de un trámite que iba a empezar a perder porque de tres cuartos hacia delante sus dudas eran tan grandes como las del gobierno nacional a la hora de buscar al  nuevo ministro de economía.

   Dicen los que saben que los mejores goles de cabeza se dan cuando un centro viene con potencia y el receptor solo tiene que acomodarse para el golpe final. Eso hizo Cerato, que peinó un tiro libre picante de Lastra para embocar la de cuero en el segundo palo, lejos de Chiarini.

   El camión perdió el acoplado y también el rumbo. El cuarto árbitro (José Luis Orellana) vio a un metro como Musarella le daba una trompada en la boca del estómago a Lastra pero no le informó nada al principal Jontahan Correa, de flojo cometido en acciones determinantes del juego.

   Pero el dueño de casa se olvidó rápidamente de ese golpe artero y en dos minutos (38 y 40) se fue 3-0 arriba, ya en pijama, pantuflas y el control remoto en el bolsillo de la bata, pensando en el descanso y en poco por corregir más allá del descuento de Vivanco en un descuido originado en una segunda jugada.

   En la reanudación, el albinegro descansó con la pelota en su poder, se movió en bloques lejos de Partal y fue directo cuando vio huecos donde podía sacar algún provecho.

   Sin embargo, la desgracia interrumpió de golpe. El ex Independiente y Olimpo, Marcelo Vidal, no hizo más que entrar y, en una barrera parada adentro de área, tocó con la mano una pelota que no tuvo el rebote (casi se pincha en la arena) que el recién ingresado hubiese esperado.

   Gonzalo Vivanco cambió el penal por gol y a Liniers le empezó a temblar el pulso. Aturdido, sin lectura de juego y con ritmo cansino, se fue refugiando en su campo con un 4-1-3-2 y con la firme intención de aguantar a un rival que cambiaba mediocampistas de contención por extremos y delanteros.

   El 3-3 llegó a los 37 minutos, por una descompensación táctica del local, que no tuvo nada que ver con el 4-1-3-2 pero si con el carrilero por izquierda, por donde llegó la acción del gol forastero.

   Le explico: con el ingreso de Vidal a la zona neurálgica, los de Nico Ballestero quedaron con un 4-1-3-2, pero en la línea de volantes, Diego Romero fue por derecha y Lefiñir, quien había hecho un gran desgaste como doble 5, se abrió hacia la izquierda. El pelotazo para Chamorro llegó a espalda de “Lefi”, que lo corrió 30 metros pero sin suerte, porque el centro fue largo para que Brian Chavez conecte de cabeza por encima de Partal. ¿Y Benavídez? Había pasado innecesariamente al ataque.

   Otra vez Liniers tomó las riendas del cotejo --Cerato lo erró mano a mano con Chiarini--, pero pasó algún que otro sofocón frente a un adversario con más frescura, como el penal que Partal le cometió al dorreguense Patricio Moyano (el referí amonestó al pibe de 18 años por supuesta simulación) en una contra rápida.

   “Sí, mirá el raspón que tengo, me dio con el botín”, declaró Moyano en zona de vestuarios, sin entender que dos penales para el visitante en un partido de Federal A es un pecado capital.

 

La síntesis

 

Liniers 3 (4-4-2)

 

Partal 4

 

Taverna 5

M. Martínez 5

Leguiza 6

Benavídez 4

 

Lastra 5

Barez (c) 6

Lefiñir 5

Cerato 6

 

Bulgarelli 7

C. Herrera 6

 

DT: Nicolás Ballestero

 

Camioneros 3 (3-1-3-3)

 

Chiarini 6

 

L. Sánchez (c) 6

Centurión 3

Medina 5

 

Olinick 7

 

 

Ferreira 5

N. Ramírez 4

Musarella 5

 

 

F. Moyano 4

VIVANCO 8

M. González 5

 

DT: Santiago Galván.

 

PT. Goles de Cerato (L), a los 26m.; C. Herrera (L), de penal, a los 38m.; Bulgarelli (L), a los 40m. y Vivanco (C), a los 43m.

ST. Goles de Vivanco (C), de penal, a los 26m. y B. Chávez (C), a los 37m.

Cambios. 62m. D. Romero (5) por Lastra, 69m. M. Vidal (3) por Bulgarelli y Pedraza (6) por C. Herrera y 84m. Onorio por Lefiñir, en Liniers; 56m. Baglivo (5) por N. Olinick y G. Méndez (6) por N. Ramírez, 63m. P. Moyano (5) por M. González y E. Chamorro (6) por Ferreira y 71m. B. Chavez (6) por F. Moyano, en Camioneros.

Amonestados. Lefiñir (43m.) y Pedraza (89m.), en Liniers; Ferreira (36m.), L. Sánchez (77m.), Musarella (82m.), P. Moyano (86m.) y Chamorro (87m.), en Camioneros.

Arbitro. Jonathan Córdoba (4).

Cancha. Liniers (6).