Bahía Blanca | Lunes, 15 de agosto

Bahía Blanca | Lunes, 15 de agosto

Bahía Blanca | Lunes, 15 de agosto

Twitter demandó a Elon Musk y logró que fijaran el juicio para octubre

Luego de la compra inconclusa, la red social acusa al magnate de causar daños a sus intereses de manera "calculada". Solicitó que el procedimiento legal se realizara en septiembre; mientras que el empresario, en 2023.

   Una jueza del estado de Delawere, Estados Unidos, dio lugar al pedido de Twitter y fijó el juicio contra Elon Musk para octubre de este año. En el mismo se tratará la decisión del empresario multimillonario de bajarse del acuerdo para comprar la red social.

   La magistrada del Tribunal de la Cancillería de Delawere, Jude McCormick, argumentó su decisión a raíz de que la acción del fundador de Tesla y Space X generó una “nube de incertidumbre” sobre la empresa.

   “Cuanto más se retrase, mayor será el riesgo”, aseguró McCormick, quien se especializa en este tipo de disputas legales de grandes compañías del mundo.

   El conflicto entre Twitter y Elon Musk comenzó cuando el multimillonario decidió echar atrás su promesa de compra de la red social por U$S 44 mil millones.

   Ante esto, Twitter solicitó que se realice un juicio acelerado para septiembre. A pesar de que Musk propuso que se estire al 2023, el tribunal impuso que sea durante el mes de octubre.

   “Es un intento de sabotaje. Está haciendo todo lo posible para hundir a Twitter”, lanzó el abogado de la red social, William Savitt, tras la marcha atrás de Musk. Y agregó que su acción y los tuits contra Twitter le generaron daños a la empresa.

   En la documentación presentada, desde la empresa sostienen que Musk usa tácticas "calculadas para complicar y ofuscar el proceso”. Ante ello manifestaron la necesidad de que el juicio entre ambas partes se realice "lo antes posible" para evitar daños mayores.

   "Después de haber montado un espectáculo público para poner a Twitter en juego, y de haber propuesto y luego firmado un acuerdo de fusión favorable al vendedor, Musk aparentemente cree que él, a diferencia de cualquier otra parte sujeta a la ley de contratos de Delaware, es libre de cambiar de opinión, destrozar la empresa, interrumpir sus operaciones, destruir el valor de los accionistas e irse", señalaron en el documento presentado. 

   Musk tomó la decisión de no comprar la red social porque consideró que la compañía no le dio la información necesaria sobre la cantidad de cuentas falsas que hay en Twitter. También explicó que se debió a que no despidieron a altos directivos y a un amplio grupo de desempleados, según habían acordado.

   Sus abogados aseguraron que su defendido no tiene intenciones de causarle problemas a la red social. Además, explicaron que el pedido para postergar el juicio fue porque necesita más tiempo. (NA)