Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

A Liniers se le cayó otro punto y otra vez se fue masticando bronca

Con mucha polémica, el chivo perdió como local en tiempo de descuento ante el sólido Estudiantes de San Luis por 2 a 1.

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Fabián O. Rodríguez / Farodriguez@lanueva.

      A Liniers se le siguen cayendo puntos sobre el filo del partido en la Avenida Alem. Ya le había pasado anteriormente y esta tarde volvió a sufrir en el final cuando parecía que al menos rescataba una unidad sobre el compacto Estudiantes de San Luis. La derrota 2 a 1 en casa --donde apenas ganó 2 de 9 partidos-- dejó mucha bronca en el chivo, sobre todo por la jugada que derivó en el primer gol del visitante, con un penal muy polémico.

   De cualquier manera, y más allá de algún yerro arbitral, el ahora escolta del puntero Olimpo jugó mejor que el chivo y fue mucho más prolijo, aunque el tramo final mostró a un conjunto albinegro más ambicioso.

De menos a más

   Los primeros 25 minutos fueron del conjunto puntano. Muy dinámico en la mitad de la cancha, impuso condiciones y se plantó el terreno ajeno. Con un Briñone --la figura excluyente del cotejo-- muy activo, los de Arzubialde impusieron su idea.

   Al dueño de casa le costó hacer pie en el fondo, abusó demasiado del pelotazo y sólo encontró un poco de oxígeno cuando la pelota le llegó a Bulgarelli.

   Las divididas fueron todas de Estudiantes, que estuvo cerca de concretar, pero que no pudo estar fino en la estocada final. Hubo varias aproximaciones, aunque la más clara la tuvo Pablo López, quien --tras un centro de Briñone-- enganchó y le dio de zurda por arriba del horizontal casi en el punto penal.

   Con el correr de los minutos, el dueño de casa comenzó a dividir más el balón y su rival ya no tuvo amplitud para desarrollar su estrategia. Barez y Lefiñir empujaron más, Cerato buscó desde la izquierda, aunque Bulgarelli fue el más incisivo.

   Claro que no alcanzó para comprometer a un tranquilo Peralman, pero el juego se hizo mucho más tenso y trabado.

Bronca y sentencia

   Ya en el complemento, fue la visita el que avisó que Liniers tendría que estar atento a las pelotas filtradas. Tras un centro de Gorgerino, el centrodelantero Quiroga se devoró el primero con un cabezazo a boca de jarro.

   El local respondió con un remate de Lefiñir a la salida de un balón detenido, pero encontró un cierre justo de Brayam Sosa. Y en la contra Pablo López no pudo romper el cero.

   El juego se hizo de ida y vuelta y más abierto que en el tramo de la primera fracción.

   Pero llegó la jugada que destrabó el partido y que desenfocó por completo al chivo. Benavídez le dio demasiado tiempo de maniobra al bueno de Casa, quien enganchó y sacó un zurdazo que dio Leguiza. Mientras Lucas Cavallero le daba continuidad al juego, el asistente número 1 Mauro Ramos Errasti le informó sobre una supuesta mano del zaguero albinegro.

   Tras largas deliberaciones y con 6 minutos de discusiones, Casa canjeó por gol la pena máxima con un derechazo al ángulo superior derecho de Partal, que acertó el palo, pero que poco pudo hacer ante tan buena ejecución.

   Liniers perdió la brújula, sintió el impacto y quedó muy partido. De hecho, Quiroga le perdonó la vida con un remate muy débil en una buena posición para sentenciar.

   Ballestero movió el banco con varias modificaciones, pero el ingreso de Diego Romero fue el más determinante.

   Sin un patrón de juego, pero con mucho corazón y voluntad, el chivo lo empujó a su adversario.

   Y tal vez en la mejor maniobra colectiva de todo el encuentro, Liniers basculó de derecha a izquierda y un centro con derecha de Benavídez encontró a Cerato filtrándose por derecha (tras la salida de Lefiñir jugó como interno por izquierda) para establecer la paridad con un derechazo en el mano a mano con Perelman.

   Era el momento del local, que no claudicó y fue por más.

   Sin embargo, en ese ímpetu por buscar el desnivel, quedó expuesto y en el descuento pagó las consecuencias.

   Briñone le puso un pase exquisito a Diego Medina, quien se filtró entre los centrales del chivo y tocó al gol.

   Ya no hubo tiempo para muchos más, algún centro desesperado al área y un final caliente con reprimendas para Briñone, quien con el 1 a 0 a favor metió una rabona.

   Liniers se fue masticando bronca, entró en otra mini racha negativa (tres partidos sin ganar) y ahora irá a Carminatti a jugar contra el mejor. ¿Se podrá sacar la bronca acumulada?

La síntesis

LINIERS 1

Partal 5

Taverna 5

M. Martínez 5

Leguiza 5

Benavídez 5

Lastra 5

Barez (c) 6

Lefiñir 5

Cerato 7

Bulgarelli 6

C. Herrera 5

DT: N. Ballestero

ESTUDIANTES SL 2

Perelman 5

Valdeón 5

B. Sosa (c) 5

I. González 6

Gorgerino 5

BRIÑONE 8

Stancatto 6

Ojeda 6

P. López 6

Casa 7

Quiroga 5

DT: H. Arzubialde

PT. No hubo goles.

ST. Goles de Casa (ESL), de penal, a los 11m.; Cerato (L), a los 34m. y D. Medina (ESL), a los 48m.

CAMBIOS. 64m. Pedraza (5) por Lefiñir, 70m. Romero (7) por Lastra y Mc Coubrey (5) por Herrera y 86m. Sarraute por Bulgarelli, en Liniers; 74m. D. Medina (7) por Quiroga, 85m. Ruiz Sosa por Ojeda y 92m. Ruiz Martínez por Casa, en Estudiantes.

ARBITRO. Lucas Cavallero (5).

CANCHA. Liniers (buena).